Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Soren Aabye Kierkegaard un incansable renovador de la fe cristiana

04/05/2012 03:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Escritor profundo de filosofía, teología, psicología, crítica literaria, literatura devocional y ficción. fue Soren Aabye Kierkegaard, quien nació el 5 de mayo de 1813 en Copenhague, Dinamarca, y es conocido como el Padre del Existencialismo. Trató de renovar la fe cristiana y al mismo tiempo realizó muchas contribuciones originales a cada una de las disciplinas en las que se desempeñó. Kierkegaard creció en un ambiente paterno y rara vez salió de su ciudad natal, salvo por cinco ocasiones, cuatro a Berlín y una a Suecia. Gustaba de ir al teatro, caminar por las calles de su ciudad natal para platicar con la gente y tomar breves paseos en carruaje. Estudió Filosofía y Teología en la Universidad de Copenhague, teniendo como gran influencia a su maestro Poul Martin Møller. Sufrió la muerte de 5 de sus hermanos, su madre y luego la de su padre, siendo estos acontecimientos, junto con su carácter melancólico y reflexivo, los que lo llevaron a una conversión más plena a la vida religiosa. En 1841 se recibió en Filosofía con su tesis “Sobre el concepto de la ironía”, en la que comparó la ironía socrática con el auge romántico de su época y la posición hegeliana que se tenía al respecto. Kierkegaard conoció a Regina Olsen, una joven de 15 años de la que se enamoró de inmediato y que tardó tres años en cortejar, sin saber que esa relación no llegaría a buen término, ya que nunca fue capaz de desprenderse de sus melancolías pasadas y nunca pudo concebir una vida marital. Pensaba que había una desproporción entre su cuerpo delgado y frágil y su espíritu incansable, que terminaría por destruir a su amada Regina. Por ello rompió su compromiso, sufriendo un gran dolor que se vio reflejado en toda su obra, a partir de dicho acontecimiento, de acuerdo con información del sitio uia.mx. En Berlín asistió a un curso del filósofo Friedrich Schelling y posteriormente escribió su primer gran obra, “La alternativa”. De regreso a Copenhague se dedicó por completo a su labor como escritor y en menos de año y medio, redactó alrededor de mil páginas que se publicaron en tres obras seudónimas y nueve discursos, entre los que se encuentran “Temor y temblor” y “La repetición”. Su intensa labor como escritor continuó hasta 1845, donde elaboró un basto número de seudónimos, formas literarias, textos acerca de temas filosóficos, estéticos y religiosos, así como las obras “Etapas en el camino de la vida”, “Post scripttum definitivo y no científico a las migajas filosóficas”. Para 1846 sucedió uno de los acontecimientos más dolorosos para Kierkegaard, ya que el escritor Peder Ludvig Moller publicó un artículo titulado “Una vista a Soren”, donde criticó despectivamente los seudónimos publicados por el danés en “Etapas en el camino de la vida”. Dicho texto, mezclaba aspectos del contenido de la obra de Kierkegaard con comentarios acerca de su persona, al punto de satirizarlo y lograr que la gente se burlara de él. Este hecho le llevó a pensar que su etapa como escritor había terminado y que debía dedicarse a ser pastor rural y dejar de escribir. Durante ese tiempo solo escribió una reseña literaria y trabajó en un texto sobre el psiquiatra Alfred Adler. Mientras tanto, las obras de los siguientes años se vieron cargadas de referencias religiosas y, en algunas, trató aun los temas estéticos. De esta época son los “Discursos edificantes con diversos puntos de vista”, “La obras del amor” y “Discursos cristianos”. Entre 1849 y 1850 publicó “La enfermedad mortal” y “Ejercitación del Cristianismo”, bajo el seudónimo de Anti-Climacus. Aquí trató las formas desesperadas en las que los individuos intentan acomodar su vida rechazando a Dios, lo que se consideraba pecado. En “Los lirios del campo” y “Las aves del cielo” se refiere a la esperanza cristiana ante los sinsabores y dificultades que la vida presenta. La mayoría de sus obras se basaron en fundamentos del Cristianismo, fe, esperanza y caridad. Analizó de manera retrospectiva su vocación de escritor e incluyó invariablemente el recuerdo de Regina Olsen y su padre fallecido, como si lo acompañaran durante esos años. Señaló a la iglesia oficial de ese momento y criticó que hubiera mitigado las exigencias del Cristianismo, proclamándose triunfante sin haber vencido el mal en la vida de sus fieles. El 2 de octubre de 1855 fue atacado por una parálisis y cayó inconsciente en plena calle, falleciendo unas semanas después, el 11 de noviembre, a la edad de 42 años. A lo largo de su quehacer como escritor, realizó importantes contribuciones al desarrollo de la modernidad y la experimentación literaria, así mismo, representó a los personajes bíblicos para llevarlos a una relevancia moderna. Su invención de conceptos clave, los cuales se han estudiado y vuelto a implementar por los pensadores, sus intervenciones en la política contemporánea y sus intentos por analizar y revitalizar la fe cristiana, lo convierten en una pieza fundamental de la literatura y filosofía de su tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
170
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.