Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Sube a 59 los muertos en la operación de rescate de un centro comercial en Kenia

23/09/2013 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Agencias/ AP / Grupo Crónicas Revista

El ejército y la policía de Kenia mantenían sitiado el domingo un lujoso centro comercial y sostenían tiroteos esporádicos con los extremistas islámicos que lo mantienen tomado y donde tienen un número indeterminado de rehenes. La cifra de muertos por el ataque a granados y disparos de la víspera se elevó a 59, entre ellos un médico peruano.

Los atacantes pasaron la noche dentro del centro comercial. Desde el interior del edificio, los milicianos hacían disparos hacia las fuerzas de seguridad la mañana del domingo.

Citando a fuentes de la policía, la Cruz Roja de Kenia informó en un comunicado que 49 personas estaban desaparecidas. Las autoridades no informaron si ese es el número de rehenes. Entre los muertos hubo niños y también hubo 175 heridos, informó un ministro keniano.

‘La prioridad es salvar tantas vidas como sea posible’, dijo Joseph Lenku, ministro del Interior de Kenia, con la intención de tranquilizar a las familias de los rehenes. Las fuerzas de seguridad ya han rescatado a unas mil personas.

Entre las víctimas había varios extranjeros, entre ellos estadounidenses, franceses, un chino y varios canadienses. La cancillería peruana confirmó la muerte un médico especializado en enfermedades tropicales y funcionario jubilado de la Unicef.

Ricardo Ortiz, hijo del doctor Juan Ortiz-Iruri, de 63 años, declaró a la radio limeña RPP que su padre ingresaba al centro comercial con su hermana de 13 años, nacida en Estados Unidos, cuando se desató el tiroteo.

‘La versión de mi hermana es que lamentablemente mi papá cayó al piso y no daba señales de vida’, dijo Ricardo Ortiz. ‘Mi hermana está fuera de peligro, pero tiene lesiones en una mano… la operaron y estará en observación hasta el lunes’, añadió.

El peruano fallecido había trabajado para la Unicef, además de Kenia, en Malawi, Zimbabue y Liberia. Vivía en África desde hace 25 años.

Entre 10 y 15 atacantes aún se encontraban el domingo dentro del centro comercial y las fuerzas de seguridad kenianas controlan las cámaras de seguridad del sitio, dijo Lenku.

Una fuerza de policías y soldados rodeó el centro comercial Westgate, que es frecuentado por extranjeros y kenianos adinerados. Un fotógrafo de The Associated Press vio que los efectivos militares llevaban un lanzacohetes al centro comercial, un arma muy pesada para usarse en una crisis de rehenes.

El antiguo primer ministro Raila Odinga dijo a la prensa que fuentes oficiales le contaron que era imposible saber con exactitud el número de personas retenidas. ‘Hay muchos rehenes en el tercer piso y el sótano, ahí los terroristas siguen a cargo de la situación’, dijo.

Al-Shabab, un grupo islámico somalí vinculado con al-Qaeda asumió la responsabilidad del ataque, en el que se usaron granadas y fusiles de asalto, en un atentado dirigido contra no musulmanes. Los rebeldes dijeron que el hecho fue una represalia por la incursión del ejército keniano a Somalia en 2011 y amenazaron con lanzar nuevos ataques.

La acción de rescate se produce en el segundo día de la masacre del centro comercial Westgate de Nairobi . La Policía y el Ejército keniano siguen en el interior del recinto intentando dar con el grupo de entre 10 y 15 terroristas de Al Shabab que mantiene a una trentena de rehenes, atrincherados en las plantas bajas. Al fuerte dispositivo que lleva un día en marcha se han unido esta mañana tres vehículos acorazados y tres camiones militares, según ha podido comprobar la agencia EFE.

Además, agentes del servicio de inteligencia israelí y estadounidenses han entrado en el interior para reforzar la ofensiva en lo que se supone tiene que ser el ataque final. En el exterior, numerosos militares vigilan el edificio armados.

Según la agencia Reuters, varios extranjeros -tres británicos y dos diplomáticos, uno de Canadá y otro de Ghana- se encuentran entre las víctimas mortales del asalto.

Según el Centro Nacional de Kenia para Operaciones en Desastres (NDOCK, en su acrónimo inglés), las fuerzas de seguridad ha conseguido "contener" a los terroristas y localizar a algunos de los rehenes, aunque no pueden garantizar su seguridad porque se encuentran en plantas aún no controladas y no tienen acceso a las salidas. "Nuestra prioridad es salvar a las personas que continúan en el interior y tranquilizar a su familia", insiste el ministro.

Han pasado más de 24 horas desde que los terroristas irrumpieron en el centro disparando indiscriminadamente y durante la mañana se hayan oído disparos. Durante la noche se ha conseguido sacar a diversas personas que se habían escondido del ataque tras los mostradores así como a dos cadáveres, según Cruz Roja.

El ataque comenzó alrededor de las 13.00 hora local (12.00 en España) de ayer sábado. El Gobierno estima que alrededor de una decena de miembros de Al Shabab irrumpieron en Westgate, visitado por kenianos ricos y extranjeros, detonando una granada. Compradores y trabajadores de los locales comerciales que han conseguido escapar han explicado que con los primeros disparos la gente intentó escapar pero que los atacantes avanzaban disparando al azar, dejando a su paso muchos cuerpos en charcos de sangre.

Padres intentando proteger con su propio cuerpo a sus hijos, personas corriendo o escondiéndose en cualquier sitio, a la espera de una oportunidad para salir. Testigos han calificado las escenas allí vividas de "gran masacre" o "de guerra". Una mujer que ha sido rescatada esta mañana ha explicado que estuvo todo el tiempo escondida debajo de un coche en el aparcamiento del recinto. Entre los fallecidos se encuentra el conocido poeta ghanés Kofi Awoonor.

El ataque responde a las amenazas lanzadas por la milicia islamista Al Shabab, que ayer por la noche reivindicó el atentado a través de su cuenta de Twitter que fue clausurada posteriormente. La milicia aseguró haber matado a "más de 100 infieles" y explicó que el atentado era una represalia por la presencia de tropas kenianas en la vecina Somalia. "La batalla continúa", dijo la milicia para añadir que la acción responde a "un acto de justicia por los crímenes de sus militares [kenianos]". Según la policía, uno de los terroristas fue arrestado pero murió poco después en el hospital por las heridas que tenía.

Sin embargo, Eloi Yao, un portavoz de la Unión Africana ha asegurado a la BBC que Kenia mantendrá su misión en Somalia y no tiene intención de retirar sus tropas.

Por su parte, el vicepresidente keniano, William Ruto, ha pedido al Tribunal Internacional de La Haya que aplace su juicio para que pueda hacer frente a los ataques terroristas. Ruto y el presidente, Uhuru Kenyatta, están acusados de crímenes contra la humanidad en la ola de violencia tras las elecciones de hace seis años en la que murieron más de un centenar de personas.

El Consejo de Seguridad de la ONU acaba de condenar el ataque a través de un comunicado.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
142
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.