Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

¿Sufres trastornos de coagulación? Qué hacer para cuidar tus dientes

15/04/2013 11:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Sufres trastornos de coagulación? Qué hacer para cuidar tus dientes SyM – Josefina Guerrero

Cuando tienes un problema en tu boca y/o dientes y sufres de algún trastorno de coagulación como la hemofilia, te enfrentas al riesgo de padecer una hemorragia y ante este temor, retrasas la consulta con el odontólogo, sin embargo, con esto puedes comprometer tu salud bucodental y enfrentar serias complicaciones.

10 consejos para preservar boca y dientes sanos

Para tener sonrisa envidiable y disminuir el riesgo de intervenciones odontológicas complicadas, toma en cuenta lo siguiente:

1. No hay por qué temer al dentista

Evita posponer la consulta al dentista por miedo, pues como parte del tratamiento integral que deben tener las personas con trastornos de coagulación se encuentra el cuidado de dientes y boca en general. Informa al odontólogo acerca de tu condición, así como los medicamentos que tomas y juntos elaboren el plan de higiene bucodental más adecuado para ti.

2. La prevención, cuanto más pronto mejor

De acuerdo con especialistas en el caso de niños con trastornos hemorrágicos las citas con el dentista y la instrucción sobre higiene bucodental preventiva, tanto para los pequeños como para quienes los cuidan, deberían iniciar tan pronto como comience la erupción de los dientes del bebé.

3. Especialistas haciendo equipo por tu salud bucodental

Como paciente con trastorno de coagulación necesitas que entre tu médico y tu dentista haya estrecha colaboración a fin de que recibas cuidados dentales seguros e integrales. De hecho, hematólogo y dentista deben estar en constante comunicación antes de realizar cualquier procedimiento odontológico.

4. La gingivitis es la principal causa de hemorragias de las encías ¡Prevenla!

Tus encías pueden inflamarse por la acumulación de placa, condición que se conoce como gingivitis, la cual generalmente provoca sangrado de encías. Evita esta situación con el uso de agentes antiplaca y cepillado adecuado. Seguir un buen programa de higiene dental te ayudará a prevenir la gingivitis o permitirá que el dentista la detecte en sus etapas tempranas, cuando es más curable.

5. La piorrea pone en peligro tu vida, no solo a tus dientes

Sin higiene bucodental adecuada la gingivitis puede evolucionar a periodontitis crónica (piorrea), afección comúnmente indolora, pero que puede causar hemorragia, mal aliento (halitosis) y un sabor desagradable en la boca, además de que podrían aflojarse los dientes. Asimismo, especialistas consideran que podría estar relacionada con padecimientos como ateroesclerosis, hipertensión, enfermedad coronaria o cerebrovascular, diabetes y nacer con bajo peso si la madre la tiene.

6. Dieta con bajo contenido de azúcares, mejor salud bucodental

Para reducir el desarrollo de placa y caries dental, es importante limitar la cantidad y frecuencia de consumo de alimentos con alto contenido de azúcares, por ejemplo reservándolos solo para la hora de la comida, pues la ingesta frecuente de alimentos azucarados pegajosos entre comidas ocasiona un incremento de la caries dental.

7. Cepillo de dientes e hilo dental, armas para prevenir sangrados bucales

Para quienes sufren de hemofilia o algún otro trastorno de coagulación es imprescindible el uso de estos instrumentos que ayudan a prevenir la gingivitis, el sangrado ocasionado por ésta y cualquier infección que pudiera presentarse, además de acudir periódicamente al dentista, pues como estas personas suelen sangrar por más tiempo que la mayoría, la gingivitis puede ser más difícil de manejar y es importante prevenirla.

8. Elegir el cepillo adecuado para tener dientes y encías sanas

Los expertos recomiendan evitar los de cerdas duras, ya que pueden desgastar los dientes y encías, ocasionar sangrado e hipersensibilidad dental. Asimismo, tampoco son idóneos aquellos demasiado suaves porque no eliminan eficazmente la placa y los restos de alimentos y sólo se recomiendan en casos de hipersensibilidad dental extrema. El cepillo ideal debe tener cerdas sintéticas de longitud similar (aproximadamente entre0.15 a0.20 mm de diámetro) y dureza media.

9. En caso de extracción, mucho cuidado con el sangrado

La extracción de las llamadas muelas del juicio es común, sin embargo, este procedimiento implica sangrado abundante y aún más en las personas con trastornos de coagulación. En estos casos además de seguir las recomendaciones del dentista para cuidar la herida, ayudará comer alimentos blandos y fríos, así como no usar popotes para beber, ya que la succión puede reiniciar el sangrado. Cabe señalar que este procedimiento debe ser planeado en conjunto por dentista, cirujano dentista y hematólogo, ya que las extracciones podrían requerir de tratamiento con fármacos.

10. Prótesis dentales bien ajustadas, menor riesgo de lesiones

En caso de que la solución al problema de alguna de las piezas dentales sea el uso de prótesis (dentaduras artificiales), es importante que éstas ajusten perfectamente. De lo contrario, pueden causar fricción sobre las encías y problemas al comer, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones y sangrados.

Consulta al dentista oportunamente, él te indicará la técnica de cepillado para una limpieza adecuada de tu boca y dientes, así como las medidas de higiene bucodental correspondientes si padeces algún trastorno de coagulación, como hemofilia.

SyM

Última actualización: 04-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
83
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.