Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Supo Francisco Zúñiga mezclar estética europea y prehispánica

08/08/2010 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Reconocido por incorporar los principios estéticos del muralismo y ubicar las raíces prehispánicas en el contexto latinoamericano del siglo XX, el pintor mexicano Francisco Zúñiga será recordado este lunes que se cumplen 12 años de su deceso, ocurrido el 9 de agosto de 1998. Para los estudiosos de su vida y obra, la técnica de Zúñiga se distinguió básicamente por la mezcla que logró entre el Occidente europeo y las antiguas raíces indígenas; la cultura popular y el urbanismo contemporáneo, que siempre caracterizaron sus obras. Costa Rica lo vio nacer el 27 de diciembre de 1912, pero fue en México donde desarrolló todo su potencial artístico. Su primer aprendizaje plástico fue a lado su padre Manuel María Zúñiga, escultor de obras religiosas. Luego ingresó a la escuela de Bellas Artes de San José, Costa Rica, donde comenzó a pintar cuadros al óleo; entre 1930 y 1935, participó en diversos certámenes, entre ellos la Exposición Centroamericana de Artes Plásticas, en la que obtuvo el primer lugar con la pieza "Maternidad". Tiempo después viajó a México, donde asistió a la Escuela de Talla Directa y fue alumno de Manuel Rodríguez Lozano, quien le dio a conocer los planteamientos cubistas. Colaboró con varios maestros de la escultura como Oliverio Martínez, en las esculturas del Monumento a la Revolución (1937), y con Guillermo Ruiz en sus obras monumentales de bronce (1938-1942). Fue profesor de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda y de la Escuela de Diseño y Artesanías; llevó a cabo diversas obras públicas en México y el extranjero, entre las que destacan "El minero" (1949), en Angangueo, Michoacán; el monumento a Ramón López Velarde (1952), en Zacatecas; "La pesca y la cosecha" (1952), entre otras. Zúñiga viajó a San Francisco, California, en 1973, para participar en el proyecto Mexican Masters Suite, y ahí efectuó sus primeras litografías, entre las que destacan "Soledad acostada", "Monumento al agricultor" (1976), "La familia"(1978) y "Tres mujeres caminando" (1981). Con su pieza "Grupo frente al mar" (1984) obtuvo el Premio Cotarro Takamura, en la Tercera Bienal de Escultura de Japón y dos años más tarde presentó una exhibición en el Museo de la Orangerie, de París. La nacionalidad mexicana le fue concedida en 1986, al siguiente año ingreso a la Academia Mexicana de las Artes. Tras esta brillante trayectoria perdió la vista en 1990, sin embargo esto no le impidió que continuara trabajando en piezas de terracota hasta 1993, en que decidió abandonar su labor artística. Tiempo después, el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México le organizó un homenaje nacional que incluyó una exposición retrospectiva conformada por más de 200 obras, entre dibujos, óleos, litografías y esculturas en bronce, madera y mármol. Francisco Zúñiga falleció en la Ciudad de México el 9 de agosto de 1998, a los 86 años de edad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
316
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.