Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Supo Yukio Mishima combinar estética moderna y mito antiguo

24/11/2010 03:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Considerado el novelista más importante del siglo XX en su país, Yukio Mishima, también llamado el "Hemingway japonés", se suicidó hace 40 años, el 25 de noviembre de 1970, tras haber dejado un importante legado, sobre todo, como iniciador de la danza butoh. Nominado tres veces al Premio Nobel de Literatura, Mishima manifestaba en sus obras su profundo pesar por la esterilidad espiritual de la sociedad japonesa de la segunda mitad del siglo XX. Según la crítica, aunque siempre cultivó una estética moderna, ésta no hacía otra cosa que sugerir el mito antiguo. Mishima, cuyo nombre real era Kimitake Hiraoka, nació en Tokio, Japón, el 14 de enero de 1925. Desde pequeño estuvo obsesionado por el espíritu del samurai, tradición a la que su familia pertenecía, y, más tarde, por la muerte. En 1947 se graduó en derecho por la Universidad Imperial de su ciudad natal y durante un tiempo trabajó en la administración pública, pero pronto la abandonó para dedicarse de lleno a las letras. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) intentó enlistarse en el ejército, pero al ser rechazado trabajó en una fábrica. En 1944 publicó su primer libro, un volumen de cuentos, poco antes de ser requerido para una misión suicida en la que, finalmente, tampoco fue admitido. Su primera novela, "Confesiones de una máscara", apareció en 1949, es una pieza autobiográfica centrada en el despertar de su homosexualidad. Su obra analiza los problemas de la generación de posguerra, además de que narra las variaciones que puede tomar el instinto de autodestrucción, entre ellas el horror por la vejez, la fascinación por la muerte y el deseo de alcanzarla con el ser amado. Los datos biográficos mencionan que tenía una forma de ser casi desagradable y que desde su adolescencia estuvo obsesionado por violentas fantasías que narró con gran detalle en sus obras. Algunas de ellas tienen un profundo tono autobiográfico y reflejan su pasión por el masoquismo y la preocupación por el físico. Fue un experto en las artes marciales, entre ellas el karate y el kendo, y en 1968 fundó un club privado, en el que reclutó a más de 100 jóvenes dedicados a la recuperación del "Bushido", el antiguo código de honor de los samuráis. Mishima defendió siempre el retorno a las ancestrales virtudes de sus antepasados, además de que la fascinación por la sangre, la muerte y el ritual es una constante en toda su obra. En 1952 emprendió un largo viaje por América y Europa, y seis años más tarde contrajo matrimonio. Para 1959 se estrenó “Kinjuki” (Colores prohibidos), primera pieza butoh, que exploraba el tema de la homosexualidad y terminaba con la muerte por asfixia de un pollo vivo entre las piernas del actor Yoshito Ohno, y Hijikata persiguiéndole en la oscuridad. Se trataba de un trabajo no nacido de una investigación corporal ni de una técnica, sino del dolor y de la tristeza más profunda. No física, sino emocional. La obra indignó a la audiencia y provocó la expulsión de Hijikata del festival en que la obra se estrenó. No obstante, la producción literaria de Mishima llegó a ser tan conocida en el extranjero que en 1968 estuvo a punto de obtener el Premio Nobel de la especialidad. Ya en la cumbre de su carrera, intentó llamar la atención de la opinión pública japonesa con sus ideas heroicas y patrióticas pero no tuvo éxito. Fue en este marco que, hace 40 años, el 25 de noviembre de 1970, decidió acabar con su vida sometiéndose al ritual samurai del "seppuku", que consiste en hacer un corte profundo en el estómago. Ese mismo día, el autor entregó su última novela: "El mar de la fertilidad". Entre sus principales obras destacan "Caballos desbocados", "La corrupción de un ángel", "Nieve de primavera", "Lecciones espirituales para jóvenes samuráis", "Confesiones de una máscara", "El rumor del oleaje" y "El marino que perdió la gracia del mar". Además de "Sed de amor", "Seis piezas no", "El pabellón de oro", "Después del banquete", "Madame de Sade", "El templo del alba", "Mi amigo Hitler", "Música", "La perla y otros cuentos" y "El mar de la fertilidad".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
50
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.