Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Sur, sangras por una verdadera libertad de tus hombres guerreros y patriótas

11/06/2018 19:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya no habrá más fiestas por el festejo de la revolución sandinista, a los defensores de la revolución o guerrilleros leales al pensamiento de Los Libertadores, se les sometió a un ultraje progresivo

La Tecla Fértil

 

Las manifestaciones en Nicaragua se iniciaron en la barriada más populosa y estandarte del sandinismo, Monimbo lleva marcada en su historia lo más sentido de su sangre, la lucha por sacar del poder político a Los Somoza. Ahora, Ortega, le responde con tropas paramilitares y grupos de bandoleros que izan la bandera de Sandino en una especie de burla, los pobladores de Nicaragua solo exigen un poco de trabajo, pan y comida para sus hijos. La injerencia de Cuba ha sido negativa desde hace cuatro o cinco años, donde Fidel Alejandro Castro Ruz empezó su declive por enfermedad y le paso el mando a su hermano Raúl, que solo ve la historia del poder a través de las balas y el fuego.

La lucha en Masaya, también es fuerte, su sangre es sandinista, pero, ya aborrecen las instigaciones del comandante Ortega. La represión ha sido tal que los pobladores han decidido levantar cada vez más barricadas para evitar el avance y los ataques armados de los paramilitares orteguistas, que han contado con el permiso y acompañamiento de la Policía para matar. “Por cada uno que muere, diez decidimos salir a luchar”, sentencia Miguel, habitante del barrio San Carlos. Evita dar su apellido por temor a represalias. “Nunca se sabe qué pasará”, se excusa.

Bastión del Frente Sandinista cuando la contra quería controlar sus estamentos, ahora es atacada por los foráneos del Hezbola, grupos colectivos de venezolanos y cuanto núcleo de poder se hace llamar de izquierda para tener puerta libre para pasar sus mercancías de frontera a frontera. Adoquines, sacos con arena o tierra, enormes ramas de árboles, trozos de piedras canteras, alambres de púas o letreros de metal son usados para levantar las barricadas de los tranques, que impiden el acceso desde Managua, Catarina y Granada. Caminar es la forma más segura de superar los bloqueos, ya que en el pavimento están regados los llamados “miguelitos”.

Hay una realidad continental, las campanas ya anuncian que Los Ortegas deben irse y, en vez de fortalecer las ideas de los hombres progresistas, se dedicaron a fortalecer sus propios negocios y, ya solo se ve correr de un lado a otro, las ambulancias y socorristas con sus camisetas azul y casco blanco.

Ya no habrá más fiestas por el festejo de la revolución sandinista, a los defensores de la revolución o guerrilleros leales al pensamiento de Los Libertadores, se les sometió a un ultraje progresivo y el hambre arropó a las naciones liderizadas por presidentes progresistas que, al día de hoy, se ha conocido la verdad, eran mantenido bajo la orientación del comandante Hugo Chávez Frías por las riquezas de nuestra nación, pero el populismo acabó con las riquezas de estas naciones.

Hace menos de un año esas mismas calles se llenaron de simpatizantes sandinistas que celebraban el 38 aniversario del Repliegue Táctico, una estrategia realizada por los guerrilleros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) el 27 de junio de 1979, para vencer a la Guardia Nacional del entonces presidente Anastasio Somoza Debayle. Por casi cuatro décadas, Ortega visitó sin falta Masaya. Era su cita anual con esa ciudad. Ya fuera a pie, en su camioneta Mercedes Benz o en autobús —como en los últimos dos años—, el líder sandinista no fallaba. Solo movía la fecha, antes o después del 27 de junio, dependiendo de sus gustos.

El 19 de julio en Managua y el Repliegue en Masaya son las citas a las que Ortega no falta. Puede pasar semanas o meses sin apariciones públicas, pero esas fechas las respeta. Y Masaya le correspondía. Siempre abierta a recibirle, en el poder o sin él. Los pobladores le perdonaron todo: sus derrotas electorales, su pacto con el expresidente liberal Arnoldo Alemán (1997-2002), las denuncias de enriquecimiento de su familia y allegados, y hasta la imposición a dedo —a pesar de los reclamos— del actual alcalde Orlando Noguera Vega, quien ha estado al frente de la comuna por tres periodos (2004-2008; 2012-2021), aunque muchos sandinistas lo critican por sus inicios con el liberalismo. Desde 2004, los masayas siempre han votado rojinegro.

Las primeras barricadas de Monimbó no las asimiló bien el presidente designado por el poder electoral. La respuesta de Ortega ha sido la de un macho herido y despechado: dolor y desprecio a la pareja, en este caso, gases lacrimógenos y balas para el pueblo. Y Masaya ha respondido como el sandinismo le enseñó: barricadas, morteros y resistencia.

El error de Ortega es enviar una tropa extraña al pueblo sandinista para que la sangre fuese derramada en sus calles, ya es imposible guardar silencio, las escuelas de ideología no abrieron sus puertas a la enseñanza del marxismo y de los pensadores, no basta tener coraje para disparar balas, se necesita un conocimiento táctico de nuestra realidad geopolítica

Pero como en los grandes amores hay algo que nunca se perdona

Pero como en los grandes amores hay algo que nunca se perdona.

En cada barricada se repite lo mismo: “De que se van, se van; aunque nos cueste más vidas”. Es ya un asunto personal. Los gobernantes deben recordar la sabiduría y sentir de los pueblos, estos no reaccionan de inmediato, pero, cuando lo hacen: aplastan al opresor. La historia está llena de esta expresión: los zares de Rusia, reyes de Francia Luis XIV y María Antonieta, los Ceacescu de Rumania, Gadafi de Libia, etc. Eliminados y ajusticiados, por la furia del pueblo, sus palacios tomados en forma violenta.

La pregunta necesaria: ¿será que no aprenden de la historia? Aparentemente, no.. Estamos cansados de tanta demagogia, de la lucha de clases, del Socialismo del Siglo XXI, del espectro político, de lo que el pueblo desea y las políticas públicas, ya no podemos vivir con la idea que oponerse a las injusticias y al abuso de poder es ser oligarca, yanqui. La aurora dijo basta e irguiese la frente del grande Caupolicán, hoy del pueblo nicaragüense (rememorando a Darío). Al Generalísimo Sebastián Francisco de Miranda, necesitamos cambios substanciales más allá del dialogo.

Latinoamérica es un solo territorio aborigen, Los Incas, Mayas, Aztecas y un sinfín de tribus poblaron nuestras tierras, hay, un Estado de Derecho que debe ser respetado, los grupos de bachaqueros que controlan el mercado de alimentos, no pueden quebrantar la paz de un país o de un conjunto de Estado- Nación que parieron sangre para ver florecer un nuevo ideal republicano para forjar ese hombre que diviso, Ernesto Guevara de La Serna, cuyas teorías fueron reformuladas por Hugo Chávez Frías para hacernos despertar de un sueño y amanecer en libertad. Con una América libre del yugo de los Imperios Europeos y del Norte, sin olvidar el asiático.

Hay que democratizar la justicia y el sentimiento cristiano, no el religioso. Cristo levanta la bandera junto a los caídos en batalla. Necesitamos hombres limpios y de corazón guerrero para que no fracasen los proyectos. Dios bendiga a los estudiantes y al pueblo de Nicaragua y Venezuela.

Daniel Ortega, recuerde el día en que dio este discurso: “Piensan que estar en el Gobierno les da el derecho de hacer lo que les da la gana, pero para eso están las leyes, para eso está la Constitución y si ellos violan las leyes, como las han estado violando, si ellos violan la Constitución, como la han estado violando, entonces, están delinquiendo y el que delinque se convierte en delincuente y el que se convierte en delincuente se pone fuera de la Ley y el pueblo perfectamente está en su derecho de hacer justicia…”.

Han pasado décadas desde que Ortega dio este discurso ante miles de nicaragüenses. Pero se ha dado en la boca con la misma piedra, ahora Ortega y su cúpula son los responsables del asesinato de hermanos nicaragüenses, por el simple hecho de reclamar justicia ante la violación de las leyes y de la Constitución, a manos de los caprichos de su gobierno en los últimos 12 años.

Al final se convirtió en un delincuente que solo ha caminado por fuera de la Ley a través de todo su mandato, así que ahora, el pueblo, está en todo el derecho de hacer justicia, tal y como Ortega lo remarcó en el eufórico fragmento anteriormente mencionado.

¿Diálogo? Al parecer en su mente retorcida y cínica, Ortega piensa que los asesinados dialogan y que con una diversidad muertos en su palmarés está en el derecho de exigir un diálogo, cuando en realidad el único diálogo que merece, no es más ni menos, que estar en el banquillo de los acusados y de frente a un juez.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (615 noticias)
Visitas:
3504
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.