Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Tabaco: estimulante que roba la memoria

27/05/2013 13:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tabaco: estimulante que roba la memoria SyM – Cecilia Jiménez

Aunque la nicotina puede ser un antidepresivo, la verdad es que los fumadores pagan un costo muy alto por este efecto, pues además de las conocidas enfermedades respiratorias y cáncer que provoca, hoy se sabe que también afecta la memoria. Conoce más razones para decidirte de una vez a dejar el cigarro.

Tabaco: reduce el oxígeno que llega al cerebro

Recientemente se dieron a conocer los resultados de un estudio que realizaron investigadores ingleses durante más de cuatro años, el cual los llevó a concluir que los fumadores y las personas que regularmente respiran humo de cigarrillos tienen más dificultades para recordar que quienes no están expuestos al humo del tabaco.

La explicación es, a grandes rasgos, que el humo del tabaco tiene monóxido de carbono, el cual se une a la hemoglobina (molécula que transporta el oxígeno en la sangre), por lo que en los fumadores la llegada de oxígeno al cerebro es deficiente, situación que afecta la actividad de este órgano.

¿Antes del desayuno? ¡Muy peligroso!

En época de exámenes, con el estrés al tope y los nervios por conseguir buenas calificaciones, muchos jóvenes fuman el primer cigarro del día ¡antes de desayunar! Aunque algunos aseguran que es el que mejor sabe, ignoran que también es el más peligroso. Los científicos aseguran que cuanto más pronto enciende una persona un cigarrillo tras despertarse, mayores probabilidades tiene de desarrollar cáncer oral o de pulmón, según reveló una investigación de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos.

Al parecer, la razón es que la gente que fuma al despertar inhala más profundamente, lo que podría explicar los altos niveles de cierto elemento (metabolito carcinógeno específico) que se registran en la sangre, así como su mayor riesgo de desarrollar cáncer oral o de pulmón.

El cigarro debilita tus músculos

Además de dañar el corazón, pulmones y cada una de las células del cuerpo, el tabaco puede destruir los músculos progresivamente.

Un estudio (realizado por la Universidad de Notiingham) demostró que el consumo habitual de cigarros deteriora el mantenimiento diario del músculos y acelera el desarrollo de sarcopenia, es decir, de la pérdida de masa muscular que frecuentemente se asocia al proceso natural de envejecimiento.

El organismo de adictos a la nicotina presenta lenta síntesis de proteínas musculares, además de que registra niveles aumentados de miostatina, que es un inhibidor del crecimiento muscular.

Asimsimo, una investigación de la Universidad de Yale reveló que los fumadores jóvenes presentan trastornos en la recuperación de glucógeno muscular tras el esfuerzo debido a que el cigarrillo altera la función normal de la insulina. Esto significa que sus músculos se fatigan más rápido que en individuos sin el hábito del cigarro.

El ejercicio no compensa sus efectos

¿Buscas contrarrestar los daños del cigarrillo en tu salud, aferrándote a la actividad física? ¡Grave error! Se ha comprobado que el ejercicio físico no reduce los daños del tabaco mientras la adicción no haya desaparecido, además de que esta mala costumbre arruina los beneficios que el ejercicio pueda brindarte.

De hecho, hoy se sabe que la adicción al tabaco suele ser la responsable del fin prematuro de muchas carreras deportivas. Se ha observado en corredores que por cada cigarrillo diario que fumaban, el tiempo que les tomaba recorrer determinada distancia se retrasó en 40 segundos comparados con atletas no fumadores.

La explicación es que su adicción a la nicotina reduce la capacidad pulmonar e incrementa el tiempo necesario para la recuperación, lo cual disminuye el rendimiento deportivo y estropea por completo las bondades de la actividad física sobre la salud.

Renunciar al tabaco no es fácil, pero puede lograrse

Después de 20 minutos sin fumar la presión arterial, ritmo cardiaco y temperatura de pies y manos llegan a su nivel normal; luego de ocho horas se incrementa la concentración de oxígeno en la sangre, y cuando transcurre un día disminuye el riesgo de sufrir infarto. Además, muy pronto empezarás a recuperar la agudeza del olfato y gusto, y al cabo de tres semanas mejorará tu circulación sanguínea y la función pulmonar aumentará.

Cuando hayan transcurrido entre 1 y 9 meses verás que disminuyen la tos, congestión nasal, fatiga y falta de aliento, al tiempo que se fortalece la estructura de tus pulmones, lo cual te ayudará a expulsar flemas y a que tu organismo tenga mayor resistencia a infecciones. Lo mejor de todo es que, un año después, el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca se reducirá 50%.

Liberarse de la adicción a la nicotina no es un proceso simple y mucho menos sencillo, sin embargo, puede lograrse si se cuenta con orientación adecuada. Una vez que reconozcas tu adicción al cigarro y luego el deseo de liberarte de ella, lo mejor será hablar con tu médico y pedirle consejos para lograr el éxito en esta difícil tarea.

SyM

Última actualización: 05-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
61
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.