Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogbiometrico escriba una noticia?

Tesoros del Registro Civil: Caricaturistas

03/08/2010 10:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El estudio de la caricatura en México ha sido del interés tanto de escritores, historiadores, como de los propios caricaturistas contemporáneos; su objetivo se centra en recuperar el legado de sus antecesores y darle sentido a esa actividad periodística.

Tenemos, por ejemplo, los diarios de la primera mitad del siglo XIX, que se fundaron a la par del Movimiento de Independencia de 1810, con viñetas que cuestionaban la hegemonía de la Corona española, esto dará inicio a la producción de las primeras imágenes que con los años se convertirían en obras maestras del periodismo gráfico.

La impronta independentista y liberal en el periodismo, teniendo como artífices a José Joaquín Fernández de Lizardi, Francisco Zarco, Guillermo Prieto o Andrés Quintana Roo, tuvo siempre la visión de hacer de esta actividad el recuento histórico en el momento que ocurrían los acontecimientos ya sea, tanto en los pronunciamientos, escritos, noticias o crónicas, como en los dibujos y cartones de la época.

La mayoría de los dibujantes crecieron al día, como autodidactas o con formación generacional del oficio. En la plenitud del Porfiriato y con la fundación de la Academia de San Carlos de la Universidad Nacional, muchos caricaturistas adquirieron las diversas técnicas. Es visible en sus trabajos, la educación formal en el uso del color, la composición, la perspectiva, el cuadro académico proveniente de la pintura del renacimiento, las técnicas de producción gráfica como la litografía o cromolitografía, pero lo más importante fue su formación social a partir del movimiento pre-revolucionario y de la misma Revolución de 1910.

La generación de caricaturistas de principios de siglo XX fue, sin duda, el referente con el que cuentan ahora los moneros para continuar con la interpretación de nuestra sociedad. La caricatura es sutileza, es síntesis, es sensibilidad inaudita, es percepción analítica, es crítica feroz pero, sobre todo, es talento sin cuestión.

Es por ello que en el marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia, Centenario de la Revolución y 150 aniversario del Registro Civil, el Gobierno del Distrito Federal, a través de la Consejería Jurídica del Distrito Federal, decidió dar a conocer el trabajo histórico de la institución pública que otorga identidad a los habitantes de la Ciudad de México y a través de un serial de publicaciones denominadas Tesoros del Registro Civil, recuperar la trayectoria histórica tanto del Registro Civil como de los no anónimos, de nombre y apellido, entre ellos, los caricaturistas.

Se había contemplado en un primer momento hacer un libro de periodistas, pero la idea no cristalizaba. La tarea era titánica y justamente en medio de la celebración, a casi ya un año, tuvimos un encuentro producto del azar y, valga la pena mencionar, se hizo de manera virtual –como se hacen ahora las relaciones sociales– y, posteriormente, cara a cara, con Agustín Sánchez González.

Con el platicamos mucho y de muchos temas. Al final de la conversación propuso realizar una investigación para hacer un libro en el contexto de los festejos. Como especialista en el tema, Agustín tiene relación con "Trizas" y de manera coordinada con el Museo de la Caricatura, y de algunos medios de comunicación como El Universal y El Economista emprendimos la tarea; contamos con el aporte desinteresado del monero "Patricio" y del hijo de Don Ernesto García Cabral, –gran caricaturista de mediados del Siglo XX–.

El resultado fue un libro de 104 páginas, todas a color con papel couché semi mate y una textura que semeja al terciopelo; suave y delicioso. Tesoros del Registro Civil: Caricaturistas, es una vuelta al pasado, es además, la coincidencia con el tiempo que por generaciones vimos pasar a un país, nuestro México, en diversos procesos políticos y sociales no concluidos; pero también es un guiño a nuestra infancia a través de la historieta, las tiras cómicas o los pequeños gags que nos hacían reír en nuestro tiempo libre.

Con una secuencia cronológica, de acuerdo con la inscripción del acta de nacimiento, matrimonio y defunción, Tesoros del Registro Civil: Caricaturistas, en el diseño de cada uno de los caricaturistas se incluye el documento original para ver de cerca los datos de su identidad; el nombre de sus padres o de sus abuelos; los testigos del acto civil; las enfermedades de la defunción; la actividad de la pareja en el caso del matrimonio o en algunos casos la inscripción del divorcio deseado por las partes: triste final de una relación que consigue otro futuro.

En el libro, encontramos a 48 moneros de tres generaciones. Los del siglo XIX, los del siglo XX y los que viven en el siglo XXI. No son todos los caricaturistas del país, faltaron muchos y lamentamos no haberlos incluido, algunos porque su inscripción civil no estaba en el Distrito Federal y otros por razones personales prefirieron no hacerlo. El viaje a la memoria inicia con un acta de defunción del pionero de la caricatura en México, Napoleón Constantino Escalante y Riego, quien muere el 21 de octubre de 1868 dejando su creación en los periódicos El Sombrero y El Impolítico; asimismo, fue fundador del periódico La Orquesta, en 1861. El redactor del periódico El Siglo XIX, Hilarión Frías y Soto, lo consideraba como"... el detalle de lo sublime".

Fuente|Etcétera.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Blogbiometrico (395 noticias)
Fuente:
blogbiometrico.com
Visitas:
1895
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.