Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Los tigres también lloran

22/11/2014 19:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Situaciones extrañas ocurren en el Ministerio de la Verdad de la Dictadura Perfecta, mejor conocido como Grupo Televisa, ya que durante el segundo semestre del 2014, Emilio Azcárraga ha recibido importantes y sutiles golpes

Situaciones extrañas ocurren en el Ministerio de la Verdad de la Dictadura Perfecta, mejor conocido como Grupo Televisa, ya que durante el segundo semestre del 2014, Emilio Azcárraga ha recibido importantes y sutiles golpes contra sus finanzas, contra la coraza dictatorial con la que el gigante televisivo se protege y protege al PRI y, sobre todo, contra su ego manipulador.

De entrada, en semanas pasadas, el Jefe de jefes del Canal de las Estrellas, recibió dos malas noticias: una que afectó su capacidad para arrebatarle algún día a Carlos Slim Helú, su Némesis empresarial, el título de Hombre Más Rico del Mundo; y otra que le recuerda que puede amordazar a sus empleados, con el objetivo de que no hablen de temas sensibles, pero que ello no va a ocurrir con todos los artistas ni va a ocurrir siempre.

En la carrera de Emilio Azcárraga para convertirse en el Number One de la Lista de Forbes, se atravesó el actor y cantante de música ranchera, conocido como Pedrito Fernández, quien de un día para otro le renunció a Grupo Televisa como estrella principal de la telenovela Hasta el Fin del Mundo, acción que si bien fue menospreciada en redes sociales, bajo la tesis de que eso no es una noticia importante, la verdad es que esto seguramente le provocó tremendo coraje al heredero de Emilio Azcárraga Milmo.

Y la razón es muy simple: Una de las estrategias de Grupo Televisa para obtener recursos a manos llenas, es la venta de sus proyectos de entretenimiento, en este caso, las telenovelas, a empresas televisoras de todo el planeta, modelo de negocio que se le cayó a Azcárraga cuando a media carrera se le cansó o se le enfermó el caballo y los productores de vieron en la obligación de meter uno de reemplazo, el actor David Zepeda.

A simple vista el tema no daba para más. Es un chisme más del mundo del espectáculo, pero ya leyendo entre líneas, toca afirmar que esta información bien puede sintetizarse en dos palabras: “Emilio sufre...”, y es que si hay algo que no soporta Emilio Azcárraga, eso es perder un dólar y aquí las pérdidas son vastas, tanto en dinero como en imagen empresarial, ya que hasta de cantante cambiaron, contratando a Alejandro Fernández El Potrillo, quien no es precisamente barato a la hora de cobrar.

Más sobre

Es por eso que Emilio Azcárraga ha estado que se lo comen los pingos. De este nivel es la tragedia para el líder de Grupo Televisa, quien el pasado 14 de noviembre, cambió de actor en uno de sus principales productos, lo cual incluirá pérdidas para la empresa, en el entendido de que una telenovela que cambia de protagonista es una inversión fallida, además de que le da una pésima imagen a la empresa.

Para acabar de redondear el panorama adverso a Grupo Televisa, Eugenio Derbez se les salió del huacal, expresando su apoyo mediático para los familiares de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, situación que no cayó muy bien al interior de la televisora, hasta el punto de que mediante un video distribuido en redes sociales, intentaron menoscabar la credibilidad del popular comediante mexicano.

Es en medio este escenario de pérdidas monetarias y de escasa credibilidad, que el emporio de El Tigre Azcárraga recibió el último gran golpe de noviembre, cuando Angélica Rivera, su ex estrella de las telenovelas y esposa del presidente Enrique Peña Nieto, anunció a voz en cuello que en un solo año, el de 2010, ganó solamente 132 millones de pesos, con cargo a las finanzas del Canal de las Estrellas.

Si después de esta argumentación, en Grupo Televisa no hay una revuelta con tintes de huelga prolongada, exigiendo mejoras salariales sustanciales para el común de los actores, muchos de ellos con mejores tablas actorales que La Dueña de la Casa Blanca, Emilio Azcárraga Jean puede darse por bien servido. Mientras eso pasa en torno a los pesos y los centavos que perderá Grupo Televisa, Emilio sufre. Sí, su papá lo sabía: Los Ricos también lloran.

Lo malo es que, en su caso, a Azcárraga Jean le queda de consuelo que, para tapar el desastre que se vive a nivel nacional, tanto a nivel económico como en materia de seguridad pública y sobre todo, por el caso de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, la campaña mediática del Gobierno Federal no va a ser precisamente barata, pese a que la credibilidad de la empresa anda por los suelos.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
568
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.