Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Tras título en el Clausura 2011, Pumas terminó el año con frustración

10/12/2011 03:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En lo que parecía un buen año para Pumas de la UNAM, al final terminó en frustración ya que cuando pensaba en repetir un bicampeonato, la salida de jugadores importantes, cuatro goleadas recibidas y un empate final con Tijuana le impidieron ir a buscarlo. En el Torneo Clausura 2011 todo le salió bien al equipo auriazul e incluso jugadores como Francisco Palencia jugaron como en sus inicios y en su mejor momento, lo que contribuyó a que se lograra el campeonato contra Morelia (global 3-2). Todo fue alegría en el seno del representativo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que se volvió a vestir de fiesta con el recorrido del equipo por las instalaciones universitarias. Ahí, el rector José Narro Robles demandó la renovación de contrato de Palencia para ir por el bicampeonato. Bajo esa perspectiva, el equipo inició el Apertura 2011 pero con la ilusión de repetir lo realizado en el 2004 bajo el mando de Hugo Sánchez que lo llevó a conseguir los dos torneos cortos para coronar así un gran año. Sin embargo, la directiva dejó ir jugadores importantes como el volante brasileño naturalizado mexicano, Leandro Augusto, quien de la noche a la mañana pasó a formar parte del recién ascendido Xolos de Tijuana, una gran pérdida para el equipo auriazul. De la misma forma salieron Israel Castro, quien fue contratado por Cruz Azul, así como Jehu Chiapas y Fernando Morales, traspasados al San Luis, además la directiva no logró retener al paraguayo Dante López, que al no llegar a un arreglo con Pumas regresó a su país. Todas estas situaciones dieron al traste con lo que se pretendía en el conjunto universitario, aunado a la lesión que alejó de las canchas a uno de sus mejores hombres del Clausura 2011, Juan Carlos Cacho, quien prácticamente se perdió todo el torneo. A lo anterior se sumó los altibajos que a lo largo del Apertura 2011 sufrió el equipo que lo llevó a recibir goleadas históricas que de alguna manera influyeron para que Pumas quedara eliminado de la liguilla. En este sentido influyó también la indisciplina de algunos jugadores que con sus expulsiones llevaron al equipo a tener malas actuaciones y de alguna manera provocar que se dieran esos escandalosos resultados. A pesar de todo, el inicio del Apertura 2011 fue prometedor para los dirigidos por Guillermo Vázquez con una seguidilla de triunfos que se vio detenida de manera brusca por Gallos Blancos de Querétaro, que lo goleó 4-0 de manera increíble en la fecha ocho. Al siguiente partido parecía que el equipo se sobrepondría a ese revés al dar cuenta de Toluca por idéntico marcador y vencer a Estudiantes 2-1 y al América 1-0, lo que motivo a los jugadores a pensar en el repunte e ir en busca del segundo bicampeonato para la institución. Sin embargo, en las dos fechas siguientes, la 12 y la 13, Pumas volvió a las andadas al caer por goleadas de 4-1 con Tigres y Atlas, esta última en casa que pudo costar la eliminación definitiva del equipo. La escuadra auriazul intentó recomponer el camino y tras un empate sin goles con Pachuca y un triunfo 1-0 sobre Atlante, volvió a sufrir otra humillación ahora en manos de Jaguares de Chiapas que terminó por golearlo 4-0. Con el cambio en el formato del torneo, ahora con clasificación general y ya no por grupos, Pumas buscó su pase a la liguilla en la fecha 17 y última del torneo ante un rival que en el papel se antojaba como presa fácil, Xolos de Tijuana, pero salió bravo. En ese encuentro Pumas salió con todo y el gol de Javier Cortés a los 10 minutos de juego hizo soñar al equipo y a su afición en entrar a la liguilla e ir de nueva cuenta por el bicampeonato, pero el gol de Juan Pablo Santiago en los minutos finales, los volvió a su realidad. Por fortuna, el conjunto universitario no salió con la derrota pero como necesitaba del triunfo, la igualada no le servía de nada y con el 1-1 en el marcador, el resultado fue quedar fuera de la liguilla y por ende perder el sueño de otro "Bi", la frustración fue general. Mientras en el seno de la escuadra auriazul se culpaban por no haber dado un buen partido para sacar el triunfo y el pase, el ex jugador de Pumas, Leandro Augusto, hizo ver que la eliminación no se había dado en ese cotejo, sino en las cuatro goleadas que había recibido en el torneo.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
37
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.