Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fiscalitomx escriba una noticia?

TLCAN, el recuento a 20 años: ¿Llave o candado para México? (Primera Parte)

15/04/2014 14:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

México ha crecido en las últimas dos décadas, como uno de los países más globalizados del mundo, no obstante, seguimos buscando acuerdos y tratados, como con Panamá, Turquía o Jordania.

Si revisamos las cifras oficiales del Departamento de Comercio Estadounidense, solamente Estados Unidos de América y México lograron un nuevo récord en 2013, dentro de su comercio bilateral con más de 506 mil MDD (millones de dólares); esto significa que las exportaciones mexicanas ascendieron a 280, 450 MDD en el mismo periodo, un 1% más altas que 2012, lo que permitió al país un superávit comercial de 54, 303 MDD sobre Estados Unidos. Las exportaciones de Estados Unidos a México por su lado ascendieron a 226, 153 MDD el año pasado, un 4.7% más altas que en 2012, es decir, la balanza comercial ascendió a 506, 609 MDD el año pasado.

Mientras la propaganda en los tres países, pero principalmente en México es a favor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y refiere sus beneficios a nivel macroeconómico, los resultados para algunos sectores, como ejemplo, el agro mexicano, ha resultado muy desfavorable, sobre todo para los campesinos y agricultores, denominándolo como la principal causa de la postración que vive hoy en campo nacional.

Hace dos años, diversos catedráticos y especialistas de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) exhibieron una realidad arrebatadora: 72% de los productores están en quiebra; 29% del total de tierras (ejidales y comunales) se encontraban en proceso de cambio de dominio para ser propiedad de empresas transnacionales; más de 29 millones de agricultores no pueden adquirir la canasta básica, y sólo 3.9 millones de personas tienen acceso a algunos productos que la integran.

En la última década, el costo del agotamiento y la degradación ambiental provocados por el acuerdo trilateral equivalía al 10% del PIB (Producto Interno Bruto); las comunidades indígenas organizadas bajo la modalidad de tierra colectiva estaban desmanteladas y la participación del sector primario en el PIB nacional se redujo, lo que se traduce en un despoblamiento gradual y constante del campo.

Algo muy real es que, de acuerdo con cifras gubernamentales, en la zona del libre comercio del TLCAN residen cerca de 450 millones de personas, y la región alcanza una producción combinada de 17 billones de dólares, lo que refleja el enorme potencial que tienen los mercados de los tres países.

Quienes tienen voces a favor, desde que el TLCAN entró en vigor, los niveles de comercio e inversión de las tres naciones se han incrementado, generando un crecimiento económico sólido y constante, la creación de nuevos puestos de trabajo y una mayor variedad de servicios y bienes de consumo a mejores precios beneficiando a empresas, consumidores, familias y trabajadores del bloque; la zona de libre creada representa un mercado potencial que produce más de 11 billones de dólares en bienes y servicios.

Cara opuesta, la apertura comercial significó que México dependiera de las importaciones de maíz proveniente de Estados Unidos, mismas que se multiplicaron por 15 desde 1994.

Como muestra, durante el segundo y tercer trimestre de 2011, el mercado nacional hubo de recurrir a importaciones del maíz internacional para solventar la demanda que en otros años fuera atendida con maíz cultivado en el ciclo otoño-invierno, misma que en esta ocasión fue limitada por heladas al inicio de 2011, de esta manera, los precios del mercado internacional influyeron para que el maíz alcanzara precios máximos históricos en México; del otro lado de la frontera, el maíz es el cereal forrajero con mayor producción, con el 90% de toda la producción, mientras en nuestro país, la superficie ocupada por cultivos de maíz, no es ni la mitad.

La liberalización comercial beneficia a empresas productoras, favoreciendo su competitividad frente al resto del mundo, gozando de una oferta mayor de insumos a mejores precios. Durante los primeros siete años del TLCAN la producción en América del Norte creció más de 30%, comparado con el incremento de casi 20% en siete años previos a la entrada en vigor del mismo.

El TLCAN ha disminuido costos e incrementado las opciones de los consumidores. Desde 2003, prácticamente todo el comercio trilateral está libre de aranceles, expandiendo aún más los beneficios de este acuerdo.

Continuara ...


Sobre esta noticia

Autor:
Fiscalitomx (527 noticias)
Fuente:
fiscalito.com
Visitas:
176
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.