Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Tocar es estar en constante renovación: Luis Herrera

08/11/2010 06:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pianista Luis Herrera, integrante del grupo zacatecano Saudade & Jazz, afirmó que "cuando toco estoy siempre en constante renovación, es llegar a un punto para pasar al siguiente y al siguiente, buscando lo nuevo". En entrevista, Herrera consideró que el jazz es un género que, basado en una estructura, permite la creación espontánea al momento de ser interpretado. Expresó que está consciente de la trascendencia y lo efímero del suceso musical. "La sensación siempre es de existir en ese instante a sabiendas de que no se repite, por ello la entrega es total, aunque suene a cliché, vives en ese momento y para ese momento". Los integrantes del conjunto Saudade & Jazz unieron a la ciudad de Orizaba donde ofrecieron un concierto en el teatro “Ignacio de la Llave”. Por su parte, el baterista Elton Arellano afirmó que el diálogo musical "se da a través del conocimiento mutuo, nosotros ya tenemos más de cuatro años juntos; se da a través de los ensayos y los conciertos”. “Pero aquí no sólo se trata de lo musical, entre nosotros hay un vínculo muy fuerte de amistad, de hermandad, yo pienso que eso, al final de cuentas, es lo que permite de alguna manera lograr esa comunicación, precisó”. El bajista Samuel Rodríguez subrayó que no es el tiempo que llevan juntos, es la confianza, la disposición para proponer, para darse en el escenario, “eso fue evidente durante el concierto”. El jazz lo permite. "Al menos, a nosotros nos lo ha permitido, no sé si otros géneros lo permitan, yo lo dudaría, en tanto que la amistad no se puede volver monótona, ni del todo predecible." "Con tus amigos te llega la ocurrencia de lanzarte a una aventura y como es tu amigo, no sabes lo que pasará con certeza, pero confías. El jazz lo permite por su gran margen de improvisación; es como la vida, estamos abiertos a que nos sorprenda", explicó Rodríguez. "La estructura es una base, es como la tierra de donde agarrarnos, sin embargo nos da esa flexibilidad que yo analogaría con la amistad: te alejas de los amigos, dejas de verlos y luego los reencuentras”, comentó, “Como pasa en el jazz con la estructura, te alejas, pero ahí está, permitiéndote aterrizar. Otros géneros exigen que las piezas se toquen tal cual están estructuradas, sin la mínima flexibilidad", indicó. El saxofonista Alberto Sánchez Esparza comentó que ellos juegan a recrear, dado que continuamente están juntos en el escenario, buscan que cada ocasión y cada lugar en el que tocan sea distinto. En particular mencionó la experiencia de estar en una ciudad, en un estado de la República Mexicana diferente al lugar de donde procede. "Y ese cúmulo de experiencias contribuye también al juego recreativo. En este caso, la calidez de la gente de la región, la energía del público es lo que más influyó para que este concierto fuera tan especial", declaró. Por su parte, Luis Herrera dijo que suelen jugar con las palabras, que inventan neologismos o que le dan nuevas acepciones a los términos conocidos. Luego, Samuel Rodríguez aclaró: "Jugamos a tocar. Como el verbo inglés to play: to play an instrument, to play the game. No dejamos de jugar, pero por jugar tampoco dejamos de ser profesionales. A diferencia de ciertas piezas de música clásica, el jazz nos permite desarrollar el sentido lúdico de la música" Luis Herrera retomó la palabra para abundar: "Los payasos juegan. Un payaso del Circo del Sol, con el que tuve la oportunidad de estar en un taller, nos dijo: 'la gente está casada con un cliché”. Como propuesta evocó el juego dentro del jazz. Luego contó una anécdota que le ocurrió en Barcelona, donde en algún momento al payaso se le ocurrió mostrar la panza. Nosotros aquí, en muchas ocasiones 'mostramos la panza', por decirlo de alguna forma". "Por primera vez 'mostramos la panza' y nos gustó, y como nos gustó a nosotros, creo que también le gustó al público. Los comentarios fueron en ese sentido, que el grupo fue 'lejos' musicalmente hablando", recordó. En medio de un mundo que cada día se vuelve más visual, los músicos de Saudade & Jazz se escuchan y proponen que la gente recupere la capacidad auditiva. En ese sentido Herrera comentó: "En ocasiones me ha pasado que la gente me ve y juzga -porque no voy de traje como hoy-, porque llevo tenis o porque uso un arete la gente me mira extraño; sin embargo su actitud hacia mí cambia cuando les pido algo de un modo diferente a como se lo pediría un patán -que puede ir vestido de traje o también de tenis y arete, como yo-“. Elton Arellano dijo: "En mi caso, es muy común que un fin de semana trabaje en un "tamborazo", que es muy regional, muy zacatecano; para mí es común escuchar esta música al ir caminando y creo que de alguna forma al escuchar esos sonidos voy coloreando mi música, mi sonido personal, en mi caso sí influye". Samuel Rodríguez difirió: "En algunos puntos estoy de acuerdo, sin embargo creo que la música tiene la gracia de ser intangible y por tanto trasciende a los límites, a las etiquetas regionalistas -determinados géneros sí son regionales-, pero si pensamos en la música de manera más abstracta, a lo que apelamos es a romper con esas barreras." Los músicos recibieron al finalizar el concierto muestras de reconocimiento por su significativa trayectoria, mismas que fueron entregadas por la promotora Araceli Pérez Medellín, Luis Bautista Luna y Alejandro López Macip.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
472
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.