Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

Todavía existen los tesoros

23/04/2012 12:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageHace mucho no visitaba a la abuela. Por diversos motivos se me hacía difícil verla, pero el fin de semana pude hacerlo. Fui a su casa motivado por una llamada especial que me hizo la noche anterior. Contrario a otras ocasiones ahora no fue para acusar a uno de mis primos o para criticar al esposo de mi tía. "Hijo, tengo que contarte algo. ¡Me subí a un avión! ¡Por primera vez viajé en avión", me dijo la viejita con voz alegre; habló una niña contenta.

Una vez que me narró con lujo de detalle su viaje, la anciana querida pidió que cerrara los ojos, tenía una sorpresa que darme. Puso sobre mis manos un viejo luchador de plástico, un muñeco de gran significado para mí. En ese instante retrocedí a la infancia, a mis años felices en casa de la abuela. Creí haber perdido ese enmascarado de plata, sin embargo ella lo guardó durante muchísimo tiempo. "Lo conservo como un tesoro. Siempre andabas con tu Santo para todos lados. Pero creciste, así que...me lo quedé", expresó con la sonrisa traviesa de una mujer que fue cómplice de mis aventuras cuando me cuidaba.

Actualmente juego a ser yo, a comportarme como adulto. Con mi luchador en la mano me pregunto qué habrá sentido Misaki Murakami cuando supo que su balón, su tesoro que perdió durante el tsunami que arrasó a Japón en 2011, apareció al otro lado del mundo. Con 16 años de edad, un adolescente que ya sabe lo que es la supervivencia, Murakami ha recuperado algo más que un objeto redondo, se trata de una joya preciada que representó su último instante de felicidad antes del desastre. La felicidad volvió a él.

Más sobre

Tras perderlo todo, sin ninguna pertenencia salvada, Murakami se llevó la sorpresa de que un matrimonio que paseaba por playas de Alaska encontró un esférico peculiar: traía inscrito en japonés la frase ¡Ánimo Misaki Murakami!. Y es que el balón fue un regalo de compañeros de clase a Misaki, quien les había anunciado que se cambiaría de colegio.

Después de navegar un año por aguas del Pacífico, el balón apareció intacto en Alaska. Apenas se enteró de la noticia y de inmediato Misaki llamó a la pareja para agradecerles el gesto del descubrimiento, así como por haber estado en el lugar y momento precisos. Tal cual como fue hallada, la joya será entregada a su dueño; el matrimonio viajará a Japón el próximo mes para reunirse con Murakami.

Mientras Murakami aguarda el momento de volver a sonreír, de sentir nuevamente la dicha entre sus manos, misma que ha de patear y poner en movimiento como un adolescente inquieto, me surge la duda de cuántas sorpresas más tendrá mi abuela en su baúl de los recuerdos.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
386
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.