Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinevertigo escriba una noticia?

Toulouse 2012/III y último

02/04/2012 12:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Rita (Lisa Fávero) aparece hasta que han pasado los primeros 20 minutos de Historias que Sólo Existen Cuando las Recuerdas (Histoiras que so existem quando lembradas, Brasil-Argentina-Francia, 2011), segundo largometraje -primero de ficción- de Júlia Murat (opera prima documental Dia dos Pais /2008, codirigido con Leo Bitencourt). Rita es una joven fotógrafa que ha llegado a un perdido pueblo del interior brasileño habitado, aparentemente, por unos cuantos ancianos que se les ha "olvidado morir". Durante los primeros minutos de esta cinta, exquisitamente fotografiada por Lucio Bonelli, hemos visto las rutinas de Madalena (Sonia Guedes), una anciana viuda que hace religiosamente todos los días el pan para llevarlo a la tienda del hosco Tonho (Luiz Serra), un viejo que también se ha quedado solo, pues sus tres hijos murieron hace tiempo. Los dos ancianos, suerte de Lemmon/Mathau brasileiros, apenas si se saludan, se lanzan pullas, se insultan con cariño y, luego, se sientan a tomar un café -que ella dice, claro está, que es malísimo. Más tarde, de regreso a su casa, Madalena le escribe una carta diaria a su marido muerto: apenas las líneas suficientes para recordar cuánto lo amó. Así pues, en este contexto, Rita aparece un buen día en el pueblo, le pide alojamiento a Madalena y en muy poco tiempo cambia algunas de las rutinas de la decena de habitantes/sobrevivientes del pueblito de marras y también, de alguna manera, empieza a formar parte de esas mismas rutinas: ayuda a hacer el pan, asiste a misa, brinda con aguardiente en la comida y comparte pláticas nocturnas con otro anciano negro que se encuentra por ahí. Poco a poco, Rita se va apropiando del pueblo y de sus habitantes a su manera: a través de una serie de fotografías que toma con una colección de cámaras -modernas y antiquísimas- en las que los ancianos parece que se difuminan entre las paredes o se confunden en el paisaje. Así le pasará a ella a su debido tiempo. Es cuestión de esperar. Y en ese pueblo no saben hacer otra cosa.

PS. Historias que Sólo Existen Cuando las Recuerdas ganó dos premios (el CCAS y Le Rail d'Oc) en Toulouse 2012. El resto de filmes ganadores está aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Cinevertigo (1085 noticias)
Fuente:
cinevertigo.blogspot.com
Visitas:
159
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.