Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Traducen del náhuatl al español el corpus Mercurio Encomiástico

08/03/2010 10:33 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las dos piezas literarias atribuibles a Sor Juana Inés de la Cruz, y otras 16 escritas por caciques indígenas que conforman el corpus Mercurio Encomiástico, fueron traducidas del náhuatl al español. En ella colaboraron expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y pobladores de las cercanías de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl, hablantes de esta lengua. La loa satírica en una comedia en la festividad de Corpus hecha y realizada en Tlayacapa en el año de 1682, y su pieza teatral, cuya autoría se presume es de la Décima Musa, debió escribirlas entre los 13 y los 16 años, antes de ingresar a la corte virreinal, y no a los ocho como han referido otros autores, señaló la etnohistoriadora Margarita Loera. Lo más destacable de la transcripción del citado conjunto documental de los siglos XVII y XVIII, fue que "permitió entrever la existencia de un lenguaje lleno de disfraz cultural, que utilizaron en su momento los caciques indígenas, a fin de continuar el culto a las entidades de la montaña", informó la investigadora del INAH. Los resultados de esta iniciativa —que se inscribe en el subproyecto Etnohistoria en pueblos de origen prehispánico, aledaños al Xinantécatl, al Iztaccíhuatl y al Popocatépetl—, derivarán en un libro conmemorativo a propósito del Bicentenario de la Independencia, cuyo título tentativo es "Sor Juana Inés de la Cruz, una flor de volcanes". Aunque el corpus Mercurio Encomiástico fue ubicado hace algunos años por Augusto Vallejo Villa, el historiador se centró en la loa satírica de 1682, misma que atribuyó a la Décima Musa, luego de la traducción que hizo su amigo, el filólogo Salvador Díaz Cíntora. Loera, directora general del proyecto eje Conservación del patrimonio cultural y ecológico en los volcanes, en el que convergen la Escuela Nacional de Antropología e Historia y la Dirección de Estudios Históricos (ambas instancias del INAH), señaló que a diferencia de esa traslación, la publicación —que espera sacar a la luz— incluye diversos aspectos. Como la traducción del conjunto documental completo, es decir, dicha composición y su pieza teatral, ambas atribuibles a la poetisa de la Nueva España, además de las 16 escritas por autores indígenas. El corpus fue escrito en un náhuatl periférico del siglo XVII, es decir, con variantes al usado en ese entonces en la Ciudad de México. "La traducción que hizo Díaz Cíntora de la loa atribuible a Sor Juana Inés de la Cruz es muy erudita. Por mi parte —continuó Margarita Loera—, preferí contactarme con un hablante del náhuatl, quien me ayudó a develar una interpretación distinta de la misma, con un tono más etnohistórico. "La loa atribuible a Sor Juana, pero sobre todo las piezas literarias de los caciques indígenas, revelan una invocación cosmoteísta a las fuerzas de la naturaleza. "Para fines del siglo XVII y durante el XVIII, estos personajes comienzan a escribir su propia historia. Lo interesante de las obras en cuestión es que refieren a las deidades y a la cultura alrededor del agua, lo que las convierte en una joya documental", expresó la doctora Loera. De acuerdo con la especialista, investigadora de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, mediante un disfraz del lenguaje, los textos del Mercurio Encomiástico conllevan otro mensaje. Así, mientras estos pasajes se recitaban en los atrios de las iglesias, la mención de santos cristianos en ellos, realmente correspondía a la invocación de las altas montañas. Dentro de las piezas del Mercurio Encomiástico, Margarita Loera ubicó una de las referencias más antiguas sobre el mito del "amorío de los volcanes" el cual, aunque sí es de origen prehispánico, originalmente explicaba la "relación" del Iztaccíhuatl con el Cerro Venacho, que se halla a ocho kilómetros al este del poblado de Amecameca. "La confusión en torno a esta leyenda, es decir, cuando la figura del volcán Popocatépetl sustituye al Cerro Venacho, se da en el siglo XIX. En el último tercio de ese siglo se crean pinturas y obras literarias alusivas a los volcanes para distraer la atención pública sobre el desastre ecológico que estaba implicando la desecación de los lagos del Valle de México, entre ellos el de Chalco", anotó la experta. Margarita Loera coincide con Augusto Vallejo y Salvador Díaz Cíntora en atribuir a Sor Juana Inés de la Cruz la loa satírica en una comedia en la festividad de Corpus hecha y realizada en Tlayacapa en el año de 1682, un poema escrito en mezcla de castellano y náhuatl antiguo. "Continúan las sospechas sobre la atribución de la loa, sin embargo, en el Archivo General de la Nación localicé una cantidad de documentos inquisitoriales en los que el copista del Mercurio Encomiástico, José Antonio Pérez de la Fuente y Quijada, asienta que recibió dicho corpus. "Cabe recordar que este copista de origen mestizo estaba recogiendo para esa época y a petición del cacique Juan Hipólito Cortés Quetzalquauhtli y Tequantepehua, la historia del pueblo de Panoayan (cercano a Amecameca, en el Estado de México). "Entonces no es extraño que entre esos documentos se hallara la loa de la poetisa novohispana, muy posiblemente la única joven no sólo letrada en náhuatl y castellano, sino además literata, que habitaba en ese entonces en la hacienda del lugar", finalizó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
532
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

humberto (18/03/2010)

deberian poner lo nesesareo para todos