Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Distrito Federal escriba una noticia?

Transforma comunidad lésbico-gay marcha en carnaval

25/06/2011 10:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La muy diversa marcha por la diversidad sexual fue también mitin político, manifestación cultural, gozoso carnaval y acto sin precedentes, donde los desfilantes fueron al mismo tiempo los espectadores. Así fue la 33 Marcha del Orgullo Lésbico-Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexuales (LGBTTTI), que se desarrolló este sábado en la ciudad de México. La más grande marcha de su tipo en América Latina congregó a un número indeterminado de personas que durante varias horas ocuparon todo Paseo de la Reforma, desde el Bosque de Chapultepec hasta el Zócalo, para expresar básicamente ante sí mismos el orgullo de ser diferentes. Los integrantes de esta comunidad, que han demostrado siempre su creatividad, imaginación y combatividad para defender sus derechos, no dejaron pasar la oportunidad y exigieron que al menos los derechos ya reconocidos en esta capital se extiendan a todo el país. Lo anterior señalado en el lema: “Leyes sin discriminación para toda la nación”, que demandaron a lo largo de todo el acontecimiento. Aunque en la ciudad de México ya están vigentes leyes para prevenir y erradicar la discriminación, para validar los matrimonios entre personas del mismo sexo y la posibilidad de adopción, es un hecho que en la práctica sigue habiendo exclusión y hasta delitos de odio contra integrantes de esta comunidad. “Y si eso sucede aquí qué no ocurrirá en el resto del país, donde el conservadurismo es mayor”, manifestaron por medio de pancartas y mantas los participantes en esta movilización. Manifestación cultural porque se expresó la diversidad dentro de la diversidad, bajo el amparo de la bandera del arcoiris que cobija e identifica en todo el mundo a la comunidad gay; la marcha realizada en la ciudad de México fue una muestra de que todo es posible dentro de la tolerancia. Así, lo mismo marcharon delegaciones de universidades e instituciones de educación superior como la UAM, la UNAM y el IPN, que familias enteras, grupos de jóvenes provenientes de equipos deportivos o talleres literarios. La diversidad dentro de la diversidad se manifestó también con la presencia de niños, adolescentes con caras y cuerpos todavía infantiles, jóvenes y hasta personas de la tercera edad que manifestaron sin reservas su orgullo gay. Fueron visibles además los que en pleno uso de sus facultades físicas y mentales compartieron la calle con quienes por sus discapacidades tuvieron que marchar en sillas de ruedas. La desigualdad característica de la sociedad mexicana también se reflejó en esta marcha, donde fue notoria la extracción popular de buena parte de los manifestantes, junto con el desahogo y la opulencia manifiesta de quienes provenían de los sectores más privilegiados. Los primeros marcharon a pie y ataviados con prendas sencillas, cuando las llevaban, de baja calidad; otros lo hicieron en vistosas motocicletas, poderosos vehículos y hasta en una imponente limusina. La creatividad, imaginación y actitud irreverente que caracteriza a los miembros de esta comunidad se reflejó en los vistosos y coloridos disfraces que despertaron la diversión y el gozo de los asistentes a esta marcha autocelebratoria. En todo el tramo de Reforma hasta la Alameda Central, prácticamente no había espectadores puesto que quienes llenaban las calles eran los propios miembros de la comunidad gay que marchaban y al mismo tiempo se detenían para aplaudir el paso del resto de los participantes. Así, durante varias horas, en lugar de desfile hubo prácticamente un plantón donde los participantes se entregaron sin reservas a la diversión y a la manifestación de su diversidad. Los disfraces tradicionales que utilizan en sus marchas los miembros de esta comunidad son los correspondientes a oficios muy masculinos del tipo soldado, policía, obrero, vaquero y superhéroe, así como la parefernalia sadomasoquista y pastoril. Pero no pueden faltar quienes se disfrazan de flores, abejas o cualquier otro animal; también héroes mitológicos e históricos de las culturas griega, azteca o de la época medieval, junto con algunos exóticos, como la geisha o los dioses y faraones egipcios, además de tehuanas, charros mexicanos y obispos. Tanta diversidad provocó que los asistentes quisieran conservar el recuerdo y se detuvieron sin prisas mientras las cámaras fotográficas y de video, convenientemente democráticas y democratizadoras, hacían su trabajo. Eso motivó a que el desfile se disgregara, y mientras la vanguardia llegaba al Zócalo capitalino los últimos carros alegóricos todavía no podían iniciar su participación porque el camino estaba bloqueado por los propios miembros de la comunidad. En su recorrido, los manifestantes degustaban sin inhibiciones ni restricciones una cerveza, quizá un vino, cigarros y algunas otras sustancias más, que convirtieron Reforma en algo parecido a un carnaval. El banderazo oficial de salida de esta marcha corrió a cargo del secretario de Turismo del gobierno capitalino, Alejandro Rojas Díaz-Durán, quien no desaprovechó la oportunidad para elogiar a su jefe, Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno. El funcionario afirmó que Ebrard Casaubon es un gran promotor de que todos los mexicanos tengan todos los derechos y no sólo unos cuantos. “Puede ser y debe ser el presidente de la paz, de la solidaridad y de los derechos de todos los excluidos y marginados en este país, Marcelo Ebrard será el presidente de los derechos de todos y de la nueva paz social en este país”, dijo Rojas Díaz-Durán.


Sobre esta noticia

Autor:
Distrito Federal (6654 noticias)
Visitas:
175
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.