Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Transforman el "Esperanza Iris" en "manicomio" durante tributo al rock

03/06/2011 03:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Locos del Ritmo, Los Hermanos Carrión, Los Teen Tops y Johnny Laboriel convirtieron el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris" en un manicomio con sus temas, durante aproximadamente cuatro horas en las que personas mayores, adultos y niños bailaron y cantaron. El cuarteto de figuras integraron la víspera el elenco con motivo de "Los 50 años, tributo al rock and roll en México", llevado a cabo en el foro de Donceles, en un espectáculo que fue conducido por Monserrat Arroyo y Jaime Almeida. El festejo abrió con un video en el que se dio cuenta del significado que tuvo el surgimiento del rock en español y la de sus intérpretes, lo que elevó la adrenalina de los admiradores del género al máximo, quienes colmaron hasta el último de los rincones del Teatro de la Ciudad. El cartel lo abrieron Los Locos del Ritmo, liderados por Rafael Acosta, quienes sufrieron al inicio de su espectáculo debido a problemas de sonido, por lo que Almeida debió entrar al quite y sostener un micrófono al baterista del grupo mientras éste cantaba, detalle que fue correspondido con un aplauso por la concurrencia. Pasado el trago amargo, Acosta impulsó a sus compañeros para interpretar "Vamos a tocar un rock" y "Dónde vas". Al término de esas interpretaciones, Acosta agradeció la presencia del público. "Buenas noches a todos, gracias por venir, somos Los Locos del Ritmo, versión 2011", para añadir que al final de este año el grupo celebrará 54 años de actividad musical. Los aplausos se dejaron escuchar y la fiesta prosiguió con los clásicos de esta agrupación. Para esos momentos, el público respondía sumamente emocionado, algunos gritaban que interpretaran su canción favorita, pero la lista dio cabida a temas como "Haciéndote el amor", "La mantequilla", "Yo no soy un rebelde sin causa", "Tus ojos", "Chica alborotada", "Pólvora" y "Qué voy a hacer", que conformaron su repertorio de esa noche. Tras un breve receso salieron al escenario Los Hermanos Carrión, encabezados por Ricardo, Lalo y Héctor, este último aprovechó el micrófono en varias ocasiones para calificar a los integrantes de la agrupación como los más sensuales y los mejores intérpretes del rock and roll en español. "Es la primera vez que tenemos la oportunidad de cantar ante un auditorio mayor de 60 años, he aquí a los antropológicos Hermanos Carrión", comentario que provocó la hilaridad de la concurrencia. De inmediato, los legendarios músicos comenzaron a desgranar su repertorio, entre el que sobresalieron canciones como "Ella se fue", "Me dejó", "Rosas rojas", "Cuando apenas era un jovencito", que provocaron gritos desaforados de la concurrencia. Las mujeres pusieron el ejemplo y algunas de ellas, señoras mayores y adolescentes, comenzaron a pararse en sus lugares y a bailar al ritmo de Los Carrión. "Lanza tus penas al viento", "Arriba Lalo", "Creo estar soñando", "Las cerezas" y "Lágrimas de cristal" cerraron la actuación de Los Carrión, quienes ya no pudieron complacer a sus seguidores con peticiones como "Magia blanca" y "Qué inhumano". A pesar del intermedio de 15 minutos que dio por finalizada la primera parte del festejo, el ánimo se mantuvo, pues la segunda etapa se puso sumamente candente, explosiva, con la presencia de Los Teen Tops, cuyo vocalista los arengó a bailar y a pararse de sus butacas. "Hay buen rock and roll esta noche", "Rey criollo", "Quién puso el bomp" y "Tutifruti" hicieron que el teatro se cimbrara como pocas veces. Parejas bailando en los pasillos, mujeres con mujeres, parejas jóvenes y mayores, muchas de ellas con el cabello blanco, dieron rienda suelta a su alegría y a mucha nostalgia. Interpretaciones como "Lucila" llevaron al clímax a los asistentes que desde galería, palcos y luneta convirtieron el Teatro de la Ciudad en un enorme salón de fiestas. Transcurridas más de tres horas del festejo para celebrar el cincuentenario del rock and roll en español en México, el acto se convirtió en un festejo nada común. "Aunque toques, no te dejo entrar", "Presumida", "Tu voz", "Quiero ser libre", "Anoche no dormí" y "Pensaba en ti" mantuvieron el ánimo de los asistentes. Los Teen Tops cerraron con temas como "Confidente de secundaria", "El rock de la cárcel", "Popotitos" y "La plaga". El colofón de "Los 50 años, tributo al rock and roll en México", auspiciado por la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal (GDF), Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Sindicato Único de Trabajadores de la Música (SUTM), entre otros, corrió a cargo de Johnny Laboriel, ex integrante de Los Rebeldes del Rock. Laboriel, fiel a su costumbre de hacer lo inesperado, apareció por uno de los pasillos cuando el público esperaba que apareciera por un costado del escenario. Vistiendo pantalones blancos y una túnica roja comenzó a hacer una serie de bromas y a pedir que le aplaudieran, a pesar de que aún no comenzaba a cantar. El ex rebelde dio paso a su actuación con temas clásicos como "Siluetas", "Hiedra venenosa", "Melodía de amor", "Rock del angelito", "Danny boy" y "El bote de bananas". Al final, el público se volcó en aplausos para este jocoso, extrovertido y enjundioso cantante, quien al igual que sus colegas recibió, al final de su presentación, un reconocimiento por su participación de anoche.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
353
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.