Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Trasciende Dennis Hopper como una leyenda del Séptimo Arte

16/05/2011 07:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El actor estadunidense Dennis Hopper, reconocido por su participación en filmes como "Easy rider" y "Hoosiers", por las que fue nominado al Oscar, cumpliría este martes 75 años, recordado como una leyenda del Séptimo Arte. Entre los últimos trabajos del histrión, estuvieron "Alpha and Omega", largometraje animado en la que le dio voz a “Tony”, que se estrenó en septiembre pasado en Estados Unidos y se ha proyectado en salas cinematográficas en Francia, Reino Unido y Portugal, entre otros. Otro de las últimas apariciones de Hopper, quien el 29 de mayo próximo se conmemora su primer aniversario luctuoso, fue en "The last film festival", dirigida por Linda Yellen, el cual está en etapa de post-producción y se desconoce su fecha de lanzamiento. Por otro lado, su hijo Henry sigue sus pasos en la actuación, incluso hizo su debut en la pantalla grande, en la película "Restless", dirigida por Gus Van Sant, que se presentó el jueves pasado en el Festival de Cannes, Francia. Dennis Hopper, quien tiene en su haber más de 40 producciones cinematográficas y que también dedicó su vida a la pintura, nació el 17 de mayo de 1936 en Dodge City, Kansas. A los 18 años fue contratado por la empresa Warner, donde se hizo amigo de James Dean. La primera vez que apareció en la pantalla grande fue con la película "Johnny Guitar", un "western" de culto filmado en 1954, bajo la dirección de Nicholas Ray, quien le dio su gran oportunidad. Con Dean realizó diversas producciones, entre las que destacan "Rebelde sin causa" (1955), de Nicholas Ray; "Gigante" (1956), realizada por G. Stevens, y "Duelo de titanes", filmada en 1957 por J. Sturges. En esa misma época, Hopper participó en series para televisión como "En los límites de la realidad" y "Wagon train". En 1969, Dennis debutó como director con "Easy rider" (Buscando mi destino), en la que hace una reflexión sobre la alienación juvenil de la época. En esta película, que costó 300 mil dólares y recaudó 50 millones en taquilla, el realizador abordó por primera vez en el cine de la contracultura de los 60 temas como drogas, pacifismo, la protesta "hippie", y en suma, la crisis del sueño americano. "Easy rider" representó un título trascendental por muchos motivos, ya que no sólo demostró la validez del rock en las bandas sonoras, sino que abrió las puertas de la industria a directores como Steven Spielberg, Martin Scorsese y Francis Ford Coppola. La película que contribuyó a cambiar la faz del cine, le valió a Hopper el premio al Mejor Director en el Festival de Cannes, Francia, así como una nominación al Oscar al Mejor Guión. Otros logros en el historial de Hopper han sido: su participación en filmes como "Apocalypse now", "El amigo americano" y "La ley de la calle". Mientras que en los 80 tuvo destacadas participaciones en "Terciopelo azul", bajo la dirección de David Lynch, y "Hoosiers: más que ídolos", por la que fue candidato al Oscar como Mejor Actor. En la década de los 90, Hopper también trascendió en películas de diferentes géneros, como "Amor a quemarropa", "Waterworld" y "Search and Destroy". Con más de 115 largometrajes y 140 producciones televisivas, entre otras "EdTV" y "El drama Basquiat", Dennis Hopper representó, para muchos, un icono del cine hollywoodense. En 2004 destaca, entre otros, su actuación en el filme "Red ligth runners", que dirige Nick Egan; un "thriller" sobre un importante investigador que viaja a Londres en una misión secreta para comprar una obra de arte. Otras de sus apariciones en la pantalla grande en los últimos años son: "La tierra de los muertos vivientes" y "Americano", en 2005. A últimas fechas, Hopper se entregó a su afición por la pintura no sólo con sus creaciones, sino también a adquirir obras de maestros en el arte, situación que lo llevó a incursionar en este rubro y montar varias exposiciones. Hopper participó, sólo en 2007, en cinco filmes: "Sleepwalking", con Charlize Theron; "Hell ride", de Quentin Tarantino; "Swing vote", de Kevin Costner, con Kelsey Grammar y Nathan Lane; "The Palermo shooting", de Wim Wenders, y "Elegy", con Penélope Cruz y Sir Ben Kingsley. En 2008 estuvo presente durante la apertura de la edición 61 del Festival Internacional de Cine de Cannes. Desde "Easy rider", Hopper estuvo adelante y atrás de las cámaras durante más de tres décadas. Apareció en más de 140 programas de televisión y en unas 150 películas, entre ellas "Apocalypse now", "Instinto sádico" y "Terciopelo azul". Al año siguiente se transmitió la serie "Crash", creada en 2008, que intenta explorar la complejidad de la tolerancia racial y social, y el significado del sueño americano a través de personajes cuyas vidas se entrecruzan y chocan en su lucha por alcanzar ese cometido. Posteriormente le fue diagnosticado cáncer de próstata en una etapa avanzada. Para el 23 de marzo de 2010 Hooper había perdido 45 kilos y era incapaz de mantener conversaciones largas. Tres días después fue homenajeado con una luminaria en el Paseo de las Estrellas en Hollywood, donde estuvo rodeado de familiares y amigos como Jack Nicholson, Viggo Mortensen, David Lynch y Dwight Yoakam. Dennis Hopper falleció el 29 de mayo de 2010, a los 74 años, en su casa en la localidad californiana de Venice. Sus restos descansan en el pueblo de Ranchos De Taos, Nuevo México.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
412
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.