Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Trasplante de pene, reto para cirujanos mexicanos

15/07/2013 13:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Trasplante de pene, reto para cirujanos mexicanos SyM - Rafael Mejía

Investigadores mexicanos trabajan en la creación de un procedimiento, inédito en el mundo, para trasplantar esta sección del órgano reproductor masculino. El objetivo es mejorar el nivel de vida de personas con malformaciones de nacimiento o adquiridas.

Hasta hace algunos años parecían una realidad inalcanzable, pero los trasplantes se han convertido en una alternativa real que permite sustituir tejidos dañados y órganos lesionados cuyo funcionamiento deficiente reduce la calidad de vida o podría provocar la muerte al paciente. Así, es cada vez más común oír de exitosas cirugías realizadas en todo el mundo para reemplazar riñón, corazón, páncreas o hígado.

Para nuestra sorpresa, las técnicas se siguen perfeccionando todos los días, y si ahora también podemos hablar de intervenciones experimentales para reemplazar una mano o un rostro, no es difícil pensar que en un futuro cercano se logre lo mismo con el pene, tal como describe el Dr. Martín Iglesias Morales, jefe del Servicio de Cirugía Plástica en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ), en la Ciudad de México.

El especialista, entrevistado por saludymedicinas.com.mx, dirige un protocolo de investigación, único en México y quizás en el mundo, dedicado a lograr un trasplante de pene, mismo que "no está destinado a personas sanas inconformes con su aparato reproductor, sino que es para aquellos pacientes que han sufrido eventos muy específicos, como mutilación por cáncer, accidentes, quemaduras o descargas eléctricas y, ante todo, para quienes sufren ambigüedad de genitales por deficiencias genéticas y hormonales desde el nacimiento".

Sobre estos casos, Iglesias Morales detalla que se trata de individuos cuyo sexo es difícil de distinguir a simple vista; los padres les ponen un nombre de mujer y les educan como tales, pero al llegar a la adolescencia no tienen menstruación. En estas condiciones es común que reciban tratamiento con hormonas, y al no dar resultado se recurre a exámenes diversos que revelan que tanto su código genético como su perfil psicológico son propios de un hombre.

Un paciente en dichas circunstancias puede ser sometido a cirugía para reconstrucción de genitales, que básicamente consiste en aumentar el tamaño del pene, y aunque las técnicas con que se abordan estos casos son muy buenas, el cirujano especifica que el resultado no es del todo positivo. "El pene reconstruido permite la emisión de orina, pero tiene apariencia que no es del todo normal y carece de capacidad de erección y penetración, por lo que debe colocarse una prótesis que causa disturbio mental y resta seguridad. Estas deficiencias son las que queremos solventar con ayuda del trasplante".

Ahonda sobre este punto: "La mayoría de la comunidad médica piensa que una operación de trasplante de pene, hoy por hoy, no tiene tanta importancia; sin embargo, junto con mi equipo de trabajo me dedico a efectuar distintas cirugías de reconstrucción, y por eso damos a este tema mucha relevancia. Ignoro si podremos alcanzar el objetivo planteado, pero la experiencia que se ha adquirido en el reemplazo de riñón, hígado, corazón, pulmón, intestino o mano, así como la rápida evolución del conocimiento médico, nos permiten pensar que esta intervención podría realizarse en aproximadamente 5 o 10 años".

Avances y limitaciones

El Dr. Martín Iglesias comenta que los trabajos que realizan en el INNSZ son estrictamente experimentales y que hasta el momento sólo se ha intervenido a animales. "Hemos pasando el pene de un perro a otro can, procurando que el órgano sobreviva y funcione; ya hemos cumplido con el primero de estos objetivos, pues logramos que los tejidos se mantengan vivos, y ahora tenemos que trabajar para que además de permitir la micción sirva como órgano reproductor".

Respecto a si este tipo de investigaciones se realizan en otras partes del mundo, aclara que los especialistas de países como Estados Unidos, Inglaterra y Francia se han centrado en lograr intervenciones para restituir el rostro u otros tejidos, pero hay poca experiencia en el caso del pene.

Ello radica en que es más apremiante para la sociedad que se logre, por ejemplo, un trasplante de mano (intervención que aún no se realiza en México, pero que gracias al equipo del Dr. Iglesias ya cuenta con el comité médico encargado de su evaluación, selección y realización) debido a que son mucho más numerosos los pacientes que la requieren, sea por accidentes o enfermedades como artritis reumatoide (padecimiento que genera inflamación y deformidad de las articulaciones).

Asimismo, aclara que el de pene es, como el de mano o rostro, un trasplante de tejidos compuestos, es decir, resulta altamente complejo porque implica la unión y reconstrucción de numerosos elementos, como piel, hueso, tendones, cartílagos, músculos, vías sanguíneas y/o nervios. Actualmente, "todo este grupo de intervenciones está en fase experimental, y con esto me refiero a que todavía no son cirugías cuya realización masiva se haya aprobado, ya que llevan poco tiempo de efectuarse y aún no se establece si los beneficios obtenidos son mayores que los problemas que se generan".

En este mismo sentido, explica que las intervenciones más antiguas para trasplantar este tipo de tejidos son las de mano (el primer caso exitoso ocurrió en 1998, y hasta 2005 se han realizado poco menos de 30 cirugías). Es evidente que esta técnica médica ha permitido mejorar la calidad de vida del paciente en cuanto a la posibilidad de realizar labores, pero la extremidad sólo puede sobrevivir mediante el uso de inmunosupresores, medicamentos que inhiben la acción del sistema de defensas (inmunológico) y evitan el rechazo.

Estos fármacos exponen al paciente a infecciones, cáncer (muchas células malignas son destruidas por el sistema inmunológico antes de que se generen tumores) o enfermedades como diabetes (alto nivel de glucosa en sangre por deficiente o nulo aprovechamiento de insulina) y daño renal (afecta la capacidad del riñón para filtrar sangre), de modo que todavía se cuenta con poco tiempo para establecer si las ventajas que brinda la intervención son suficientes para correr los riesgos.

Además de estas limitaciones, el trabajo del Dr. Iglesias Morales y su grupo enfrenta uno de los principales problemas de las investigaciones en México: falta de recursos económicos. "Se necesita mucho dinero para que el estudio continúe, tanto para que la gente involucrada pueda trabajar como para pagar los inmunosupresores. Por fortuna, contamos con las instalaciones necesarias, el entusiasmo y, aunque avanzamos despacio, nos financiamos con nuestros propios recursos".

Otro hecho que obliga a un avance lento es que el trasplante de tejidos compuestos se encuentra en proceso de investigación en todo el mundo, y cada grupo de trabajo es meticulosamente seguido por la comunidad médica internacional. La finalidad de ello es que los logros obtenidos en un solo punto del globo puedan servir de experiencia para todos los médicos interesados.

Moneda en el aire

A pesar de los avances en la materia, el especialista reconoce que la población mexicana todavía tiene muchos tabúes respecto a la donación de órganos y que, evidentemente, el trasplante de pene los tendrá que enfrentar. "Como sociedad vamos entendiendo lo que es la donación de hígado, córnea, páncreas o riñón, pero no aceptamos tan fácilmente la de tejidos externos como nariz, oreja, mano o pene. Además, es probable que surjan discusiones generadas por grupos conservadores o religiosos", dada la naturaleza de la intervención.

Al ser cuestionado sobre la regulación del procedimiento de donación, explica que éste deberá ser coordinado y vigilado por el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) y otras instancias legales, sin olvidar que los donadores ideales son personas fallecidas por muerte cerebral, sin infecciones como sida (disminución del sistema de defensas por acción del virus de inmunodeficiencia humana) o hepatitis B y C (inflamación del hígado ocasionada por virus que atrofian sus funciones), ni enfermedades degenerativas como artritis o diabetes.

Luego de comentarle que algunos especialistas han manifestado escepticismo respecto a la efectividad que pudiera tener el trasplante de pene, ante todo porque se duda que conserve su capacidad de erección, el Dr. Martín Iglesias, quien cuenta con más de 20 años de experiencia en microcirugía reconstructiva e importantes conocimientos en trasplante de tejidos complejos, asegura: "Por lo que hemos aprendido como grupo de trabajo mediante la realización de cirugías, así como nuestra experiencia en la reconstrucción de cuerpos cavernosos (aquellos que se llenan de sangre para permitir la erección) en perros, y la conciencia de que los avances médicos suceden con velocidad vertiginosa, sabemos que este procedimiento puede funcionar".

"Comprendo que haya incredulidad porque hay casos previos que muestran malos resultados, pero también sabemos que las intervenciones anteriores no funcionaron porque se empleaban otras técnicas y estrategias. Queremos romper con las dudas que hay al respecto, porque nuestros conocimientos, que no son tan empíricos, nos han mostrado que vamos por el camino correcto."

Por último, el experto asegura que las investigaciones sobre el trasplante de pene "se han detenido un poco por falta de dinero y porque en el INNSZ tenemos como prioridad la evaluación y seguimiento del trasplante de mano modificado, aportación que hemos desarrollado en México a fin de mejorar el procedimiento que se realiza en otras partes el mundo para reemplazar o restituir esta extremidad. Sin embargo, nuestro trabajo en la obtención de un modelo experimental en el caso del pene continúa, basado en principios éticos bien definidos por la comunidad médica y nunca contra ellos".

SyM

Última actualización: 04-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
161
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.