Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Triunfan Labastida y De Andalucía en tercera novillada en La México

07/08/2011 13:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como dos buenas tazas de café, sabrosas y gratificantes, así resultaron ser las faenas del potosino Fernando Labastida y del colombiano Leandro de Andalucía, quienes fueron los triunfadores de la tercera novillada de la Plaza México al cortar una oreja cada uno. En esta ocasión se lidió un encierro de la ganadería neoleonesa de El Vergel, que en promedio registró en la romana 404 kilogramos y estuvo bien presentado, difícil y en general mostrando bravura con los de a caballo, destacando los pasaportados en tercero y cuarto lugares, que permitieron el lucimiento de los novilleros. En esta ocasión, el cartel estuvo encabezado por el potosino Fernando Labastida, quien en su primero se retiró en medio de sepulcral silencio y a su segundo le cortó oreja. También pisaron el redondel el aguascaletense Héctor López, quien se retiró sin apéndices, y el colombiano Leandro de Andalucía, quien en su debut en la Plaza México cortó oreja en su primero y palmas en el segundo. Quien abrió plaza fue Labastida y se las tuvo que ver con “Mil Amores”, que pesó 422 kilos y fue de lidia difícil, pero al que le sacó par de buenas tandas con la muleta, para después dejar estocada completa y viendo que el astado no doblaba, el diestro le aplicó siete descabellos antes de que finalmente cayera el novillo. Silencio. En su segundo astado de la tarde, el cuarto del encierro, “Palomino” de 405 kilos, las cosas empezaron a salir bien cuando el banderillero Christian Sánchez puso un muy buen par, por lo que salió al tercio para ser aplaudido. En la lidia, parecía que este burel sería igual de difícil de arrancarle pases que a su antecesor, pero a base de insistir y buscar, el potosino tuvo su recompensa. Al hallarle el sitio, pues al astado había que lidiarlo en corto, en un palmo de terreno, Labastida le ligó dos buenas tandas y tras un breve respiro logró hilvanarle par de tandas más con la derecha. Mató de certera estocada y el juez le concedió una oreja y dio dos vueltas, una en solitario y otra con el ganadero. Por su parte, el aguascaletense López no contó con la fortuna de tener un buen lote, pues su primero, “Muñeco”, desde que salió de la puerta de toriles fue protestado por su tamaño y peso, 375 kilos, pero dejó claro que si bien era más compacto que sus hermanos era mucho más complicado y áspero en la lidia. De hecho, López sufrió un aparatoso revolcón sin consecuencias y a pesar de lograr algunos buenos pases, el astado en muchas ocasiones hacía por el novillero, quien por muy poco se escapaba de las cornadas que lanzaba el animal. Mató de estocada trasera y caída y se retiró en silencio. En su segundo, el quinto de la tarde, “Norteño” de 435 kilos, el hidrocálido volvió a tener frente a sí muchas complicaciones, pues el astado no salía de tablas y era difícil ligarle siquiera dos pases, por lo que a pesar de buscar de diferentes formas optó por tirarse a matar y despachó con estocada completa, retirándose en silencio. Finalmente, el colombiano Leandro de Andalucía tuvo par de buenos socios en la lidia. En su primer astado, “Soñador” de 400 kilos de peso, el sudamericano empezó a dar probadas de un agradable toreo, con lindas verónicas para después dar otro sorbito de arte con un quite de caleserinas. Después, el colombiano hizo una faena como debe tomarse una buena taza de café, pausado, sin prisas, dándole su espacio y su tiempo al novillo, pero disfrutando lo que se hace. Con parsimonia, el sudamericano fue levantando una lidia que metió a los más de dos mil aficionados que asistieron a lo que hacía y los “olés” no tardaron en aparecer. Mató de certero estoconazo y el juez concedió un apéndice, además que dio triunfal vuelta al ruedo. En el último de la tarde, ”Amuleto”, que registró 418 kilos en la romana, el público hizo salir al tercio al banderillero Gilberto Aragón por dos muy buenos pares de banderillas. En la lidia, Leandro de Andalucía se topó con un ejemplar que no era fácil arrancarle pases. El colombiano mostró que los más de 150 festejos sin picadores y los aproximadamente 30 que tiene ya con picadores le han enseñado a ser paciente y buscar la lidia. En esta ocasión, a pesar de que buscó de varias maneras no se pudo cuajar una buena faena, por lo que mató de estocada bien colocada.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
65
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.