Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Usa Roberto Pérez dos máquinas lanzapelotas con porteros celestes

20/10/2011 06:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace dos meses ya que los arqueros José de Jesús Corona, Yosgart Gutiérrez, Guillermo Allison y hasta Javier Caso han mejorado su nivel futbolístico y de reacción por el auxilio que el entrenador de porteros de Cruz Azul, Roberto Pérez Loarca, ha tenido con dos máquinas lanzapelotas. Se trata de una que avienta pelotas de beisbol, unas especiales un poco más suaves, que igual salen en línea recta o hacen curva para forzar una mejor reacción, y otra para balones de soccer que obliga a los guardametas a trabajar de lleno en aspectos básicos como su posición inicial y la concentración para detener un balón en diversas direcciones. En entrevista con Notimex, el especialista en el trabajo de los cancerberos de la Máquina explicó que esta tecnología, a su entender única en el balompié profesional de México, lo ayuda como una variable de trabajo específico. "Yo regularmente le pego a la pelota, a mí me gusta que el portero perciba el movimiento del delantero, pero de repente es una variable más porque tanto esta máquina que vieron, como otra más pequeñita que es de beisbol, me ayuda a que ellos mantengan la posición inicial. Ellos tienen que estar muy atentos a que salga el balón y los obligo a que estén en la posición preparatoria óptima". Con el uso de estos artefactos puede corregir algunos defectos o malas costumbres que puedan asumir los guardianes del arco celeste. "Cuando yo empiezo a notar que ellos empiezan a dejar de hacer bien esa labor es donde requiero las máquinas, que me ayudan a que o están bien parados o se les va la pelota, no dependen de ver que el tirador, en este caso yo, esté a punto de tirar. Esa es otra de las partes, la parte mental, concentración y la posición inicial, que es fundamental". Quien años atrás fue titular del arco cementero manifestó que estas máquinas ayudan a tener un trabajo más completo y al factor de mejorar la reacción ante movimientos súbitos del esférico. "Sirve en la variabilidad del golpeo, por ejemplo la máquina hace un tiro e inmediatamente yo hago otro para el otro lado, entonces es como un compañero más de golpeo". Explico cómo puede modificar el funcionamiento de ambas máquinas y cuales son los objetivos de ello. "Tengo la facilidad de colocar la pelota en la zona que yo la quiero, a la velocidad que yo la quiero, al tiempo que yo quiero, y también me da la libertad de que yo tire una segunda o una tercera pelota". Expuso también: "Es una herramienta muy útil en el sentido de la posición inicial, la atención, concentración y la gran variabilidad en los trabajos que puedo poner, porque puedo mandar una pelota rasa con la máquina y yo voy al otro lado con un tiro al ángulo o a media altura, frontal, etcétera, me da una gama muy amplia de trabajos". Otra ventaja que da su utilización es la variedad a la que pueden ir dirigidos los esféricos colocados en la banda especial para ello. "Tiene ahí para regular si quiero que vayan rectos, si quiero que vayan con cierta curva, el tiempo, el intervalo, la velocidad, pero en este caso van a la misma zona. Aunque el truco de mi parte es que inflo los balones diferente, uno a la medida oficial y otros un poquito más flojos, entonces salen de manera inestable". Pérez Loarca pone a prueba las determinaciones de sus pupilos para detener los balones y evitar que caigan goles, sin importar que sean simples entrenamientos. "A mí me sirve porque lo más importante para un jugador es la toma de decisiones, si yo les mecanizo nada más a una zona ellos ya nada más se mueven mecánicamente y a mí me interesa que en la toma de decisiones ellos tomen la mejor". Cuenta para su trabajo con el auxilio de otra máquina, pero que lanza pelotas de beisbol, la cual abre el espectro de posibilidades que puede atacar para mejorar el nivel de sus pupilos. "Con la máquina de beisbol, además que es una pelota más chica y más suave de las normales, me maneja las curvas y sale a 160 kilómetros por hora. Eso me sirve en algo que yo uso mucho que es la parte sensorial, los sentidos; a mí me gusta que ellos sientan la pelota, una pequeña y otra más grande y que vayan ajustando su mano a lo que están viendo". Saca ventaja además al hecho de que es el único entrenador de porteros en la Primera División que cuenta con estas máquinas. "En México creo que no la hay, yo la vi en Europa, en España hace unos cinco años, y en Estados Unidos en algunos colegios de (alumnos) económicamente pudientes, y nosotros la tenemos aquí hace unos dos meses, nada más que regularmente la utilizamos en las mañanas, cuando ustedes como prensa normalmente no tienen acceso", indicó.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
105
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.