Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

Vacío programático y política ambiental

26/09/2012 17:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Solo hasta que sintió la presión de la competencia se comprometió a luchar contra la corrupción como prioridad número uno. El resto de sus objetivos declarados son compromisos entre el pasado neoliberal y las nuevas circunstancias políticas y económicas. Hasta ahora no ha presentado una visión promisoria y coherente del país que dice anhelar.

La coyuntura es favorable para introducir objetivos largamente pospuestos o encarados a medias, los cuales pueden ser englobados como política ambiental. El tema es amplio y complejo pero un planteamiento convincente podría despertar la imaginación social y movilizar energías hasta hoy desconocidas. Un México verde, su conversión en una potencia biotecnológica y la transición hacia fuentes de energía renovables son objetivos capaces de movilizar a amplias capas de la población de todos los sectores y edades. La creación de tal horizonte solo puede venir de la propia sociedad, movilizada por las organizaciones ya comprometidas y los medios de comunicación.

El gobierno de Felipe Calderón dio un impulso importante al ahorro de electricidad mediante la creación de normas y programas de eficiencia energética para industrias, vehículos automotores, hogares y servicios, pero todas ellas son acciones de mitigación del uso intensivo de hidrocarburos, dictadas por los centros de poder global. Lo que se requiere es cambiar el paradigma energético, lo cual demanda establecer metas de sustitución de energía cuantificables en horizontes de mediano y largo plazos.

El mayor obstáculo para la transición energética es la abundancia de hidrocarburos, cuya explotación indefinida se da por sentada, creando así una relación de dependencia entre gobierno, Pemex y la economía en conjunto. Los intereses creados y la desidia en torno a este estado de cosas presionan para seguir la ruta de menor resistencia. Por otro lado, los argumentos comunes contra esta deriva no son ambientales, sino fiscales y alarmistas. No es necesario incurrir en ellos. La aportación fiscal de Pemex es y seguirá siendo muy importante por muchos años. Hay que dirigir una parte importante de ella hacia la transición energética.

Más sobre

Algunos se preguntarán: ¿por qué gastar en fuentes no convencionales si tenemos petróleo? Bueno, el petróleo tendrá mercado hasta la última gota, así que todo el petróleo ahorrado en consumo doméstico aumentará proporcionalmente el ingreso nacional por su venta en el mercado internacional. La transición energética puede hacer de México un país más rico, más limpio y más confiado en su futuro. Y puede crear muchos empleos calificados y no calificados. Piénsese solo en la fabricación, instalación, mantenimiento y renovación de paneles solares a lo largo y ancho del territorio.

En cuanto al potencial biotecnológico del país, no he sabido de ningún científico que lo ponga en duda. De hecho, casi imploran que el gobierno haga algo para tener una política de estado al respecto. Ahí sí que alcanzaríamos una "ventaja competitiva", para decirlo en jerga neoliberal. La biotecnología puede mejorar nuestra calidad de vida y el desempeño económico del país en muchos aspectos tradicionales y novedosos.

Pero lo más promisorio de una economía verde son las pequeñas iniciativas de individuos, familias y comunidades porque ensanchan la conciencia ambiental y estimulan la alegría de vivir. Pocas experiencias causan más tranquilidad de espíritu que ver un jardín bien cuidado, un campo bien cultivado o una solución sostenible ingeniosa. Nada de esto es nostalgia por la edad de oro, es algo comprobable en la vida diaria de muchas personas. Es hora de hacer un lado el frenesí productivista y adoptar formas de vida más satisfactorias y afines con la naturaleza.

Hace poco inició transmisiones el primer canal de televisión especializado en temas ambientales en México. Su capacidad de producción es incipiente, con demasiados foros y poca acción sobre el terreno. Pero es una iniciativa que vale la pena apoyar para que crezca. Podría ser un acicate para el resto de los medios de comunicación. Hay muchas acciones ambientales autónomas dignas de difusión para llevarles apoyo y hacer cundir su ejemplo.

*Escritor y columnista


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.