Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cholin escriba una noticia?

Los vales de fármacos y la privatización del IMSS

07/11/2010 17:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mientras los políticos mexicanos ocupan su tiempo discutiendo nimiedades y defendiendo causas perdidas los derechohabientes se debaten entre la vida y la muerte porque en el IMSS no les suministran los medicamentos

Para todos aquellos que desde ahora se están desgarrando las vestiduras vociferando a los cuatro vientos la inminente privatización del IMSS incluidas algunas ONGs, quisiera verlos con su receta en las manos escuchando a los encargados del suministro de medicamentos “venga la próxima semana a ver si ya llegó la medicina” como si a la enfermedad le pudiéramos decir espérate porque no hay el medicamento para combatirte.

Esta es la manera de ver las cosas de quienes nunca han tenido la necesidad de recurrir a los sistemas de salud pública (IMSS, ISSSTE, SSA y otros proporcionados por los gobiernos estatales) porque sus ingresos están muy por encima del grueso de la población ya que en su mayoría son “vividores del estado”, esto es, cobran como científicos dela NASA y nunca hacen nada que no sea saltar como chapulines de un cargo a otro dentro de la administración pública federal, estatal o municipal con la vieja canción de “trabajar en beneficio de los que menos tienen”.

Caso muy distinto para quienes del suministro de ciertos medicamentos depende su vida y tienen que conseguir el medicamento aunque para ello tengan que empeñarse y empeñar a su familia por el resto de sus vidas, entonces es cuando cobra vigencia la idea de que el IMSS otorgue un vale para ser canjeado en cualquier farmacia particular con cargo al propio IMSS sin que ponga en peligro el derechohabiente su vida o la estabilidad económica del él y de su familia.

De esta manera es como deberían de funcionar todos los sistemas de salud pública sobre todo porque cada día son más las exigencias de la población y por ende la necesidad de ser más eficientes en el servicio que prestan.

Lo anterior no se basa en una simple ocurrencia de quien suscribe, sino en el hecho de capitalizar varias experiencias vividas en mi desarrollo profesional dentro de los sistemas de salud, las cuales quiero compartir con ustedes:

Desde hace treinta años los servicios de parto y algunas cirugías han sido subrogados por el IMSS y los actuales opositores a los vales ¿no se habían dado cuenta?

En la actualidad existen cantidades muy importantes de medicamentos en los almacenes de todos los sistemas de salud pública que representan un porcentaje muy importante del total de su presupuesto.

Del total de medicamentos en existencia, por lo menos un 10 % es medicamento caduco o a punto de caducar y aproximadamente un 20 % se pierde por mal manejo del personal de almacenes que en su mayoría no está capacitado para desempeñar con eficiencia dicha labor, además de las pérdidas por extracción ilícita de algunos medicamentos muy costosos.

Por otro lado, la deshonestidad del personal encargado de las adquisiciones de medicamentos, genera que en los almacenes se encuentren algunas medicinas que sobrepasan los máximos establecidos con el inminente riesgo de que se pierdan por caducidad con lo cual se generan cuantiosas pérdidas de dinero de su presupuesto en deterioro de la eficacia del servicio que deben proporcionar.

Si tomamos en consideración este tipo de situaciones, sería más sano que en lugar de hacer cuantiosas inversiones en medicinas, se hicieran convenios con los particulares que comercializan dichas medicinas (farmacias particulares) para que ellos suministraran de forma inmediata las exigencias de los derechohabientes y posteriormente le cobren a las instituciones de salud pública el costo de los medicamentos suministrados a los precios convenidos con anterioridad y que se encuentren dentro de los límites autorizados para dichas adquisiciones.

De esta forma, el derechohabiente tendría la libertad de adquirir sus medicinas en la farmacia de su preferencia o la más cercana a su domicilio de manera inmediata y sin ningún desembolso ni gasto adicional con lo que se ganaría la confianza de la población en las instituciones de salud. Esto no es privatizar, a esto se le llama ser eficiente, se le llama transparentar y simplificar los servicios que está obligado a prestar el Estado, pero claro, también sería quitarles una bandera a los falsos redentores que han encontrado en las deficiencias del Estado su campo de cultivo para vivir como reyes.

En cuanto al resto de los servicios como partos y cirugías, hace más de treinta años que estos servicios cuando es necesario han sido subrogados por el IMSS y no por eso se ha privatizado la función de dicha institución, ¿o es que nuestros confundidos opositores a las actuales medidas no se habían dado cuenta?. De ser así tendríamos que recordarles que calladitos no se ponen en evidencia y que la salud de la población no tiene colores ni partidos así que si no van a ayudar que tampoco estorben.

A todos los que se oponen a la emisión de vales quisiera verlos con su receta en la mano esperando el tan ansiado medicamento


Sobre esta noticia

Autor:
Cholin (35 noticias)
Visitas:
964
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.