Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cholin escriba una noticia?

Nuevos Valores de la Sociedad Mexicana

09/02/2010 09:46

3 Cuando se vive una vida vertiginosa en que los cambios se dan de un momento a otro, es comprensible que algunos principios y valores vigentes hace cincuenta o setenta años hayan perdido vigencia sin embargo, otros deberían seguir igual

3

En estos tiempos que vivimos una vida vertiginosa donde los cambios se dan en cuestión de minutos, es comprensible que los principios y valores vigentes hace cincuenta o setenta años y que sirvieron de base para la formación de esas generaciones de ciudadanos, algunos ya no sean aplicables en nuestros días, sin embargo, hay otros que a pesar del tiempo transcurrido deberían seguir vigentes porque representan la base del desarrollo cultural, social y económico de nuestra sociedad en el presente y en futuro; me refiero a principios universales como: la verdad, la disciplina y el orden y valores como: la honestidad, el respeto, la solidaridad y la subsidiaridad.

Pero, ¿hay alguna razón para afirmar que estos principios y valores deban prevalecer a través del tiempo?, dese luego que la hay, y la principal razón es, la existencia misma del individuo como una realidad viviente que ocupa un lugar en el espacio y en el tiempo, con sentimientos y libertades, cuyo desarrollo deberá llevarse a cabo siguiendo un orden cronológico y una disciplina que lo harán conducirse dentro de determinados parámetros que la sociedad en su conjunto fijará para lograr un crecimiento armónico y equilibrado con lo que se estará cumpliendo con los principios universales de verdad, orden y disciplina.

Por otro lado, la honestidad representa el deber ser del individuo, es decir, representa su integridad como ser viviente, sin vicios, envidias o egoísmos, en otras palabras es el individuo al natural, sin contaminación de ninguna especie, capaz de conocerse, quererse y convivir con sus semejantes, reconociendo el derecho que tienen los demás de expresarse y compartir un espacio, consciente de que solo con el apoyo mutuo podrá alcanzar más pronto su desarrollo físico e intelectual para estar en condiciones de poder orientar a las nuevas generaciones, valores todos ellos indispensables para alcanzar un desarrollo equilibrado de la sociedad que ahora algunos políticos e intelectuales han dado en llamar desarrollo sustentable.

Como y en qué momento nos extraviamos del camino.

Comenzamos a perder el rumbo cuando dejamos de pensar y de esforzarnos, descubriendo que era muy cómodo sobrevivir del esfuerzo de los demás y decidimos que la solidaridad fuera la obligación de que otros nos dieran aunque fueran limosnas a cambio de nada y confundimos la subsidiaridad con el paternalismo, entonces dejamos que unos cuantos decidieran lo que nos convenía hacer o dejar de hacer a cambio de algunas migajas, con la promesa de que si nos aliábamos a ellos nos darían una partecita del pastel y así nos han tenido con la eterna esperanza de que mañana las cosas serán mejores.

Perdimos el rumbo cuando dejamos de pensar y de esforzarnos y dejamos que unos cuantos decidieran lo que nos convenía hacer o dejar de hacer

Sabemos que vivir con orden y disciplina no es fácil, sobre todo cuando nuestra educación se ha basado en eventos emocionales más que racionales, los mexicanos somos excelentes improvisadores pero pésimos para trabajar en equipo, tenemos flojera mental, nos cuesta mucho pensar y solo actuamos por impulsos, aprendimos muy rápido a sobrevivir con el menor esfuerzo, odiamos realizar nuestras acciones en la secuencia adecuada porque preferimos el caos y estamos en contra de las autoridades porque son los encargados de imponer la disciplina, nos gusta más vivir en la anarquía antes que cumplir con las leyes establecidas, queremos vivir con todas las comodidades pero no nos gusta aportar el costo de dichas comodidades, somos críticos permanentes de todo lo que tenemos pero somos incapaces de crear algo nuevo para mejorar nuestra convivencia, culpamos a los gobiernos de todos nuestros males pero nunca volteamos a ver en que estamos fallando, nos gusta el culto a nuestra personalidad sobre todo cuando sentimos que todo lo sabemos y que somos los únicos que tenemos la verdad absoluta y menospreciamos el esfuerzo y el trabajo de los demás.

Como verán amigos lectores, estos valores que debieron permanecer firmes a través del tiempo, se han ido corrompiendo paso a paso al grado que ahora los nuevos valores son: la deshonestidad a la cual le llaman “habilidad”; a la violencia le llaman “lucha social”, al asesinato le llaman “interrupción de la vida” y a la unión de personas del mismo sexo le llaman “reconocimiento de sus derechos”; la pregunta que algunos nos hacemos es ¿Qué sigue?, si sobre esas bases se está construyendo la nueva sociedad mexicana, me pregunto…¿así es como pretenden acabar con todas las injusticias y desigualdades de nuestro tiempo?. Más bien me inclino a creer que estamos tocando fondo en esta acelerada descomposición social que algunos no quieren ver y que otros han aprovechado para llevar a gua a su molino.

Algunos dirán que es culpa de tal o cual partido político, otros más se manifestarán por culpar al gobierno, otros más dirán que es culpa del neoliberalismo, pero nadie, absolutamente nadie asumirá la responsabilidad de sus actos porque siempre es y será más fácil, culpar a los demás de nuestras frustraciones y fracasos, pero si en verdad queremos encontrar a los culpables solo basta con que nos miremos al espejo.

Este es un llamado para que las nuevas generaciones no se dejen llevar por el espejismo de vivir una vida inútil aunque quizás sea muy divertida, porque si no hacen un pequeño alto y regresan a ver el camino andado, nunca sabrán como corregir el rumbo y verán frustradas todas sus ilusiones perdidas en la incertidumbre de una maraña de eufemismos inventados por los “hábiles” que no son otros que los corruptos de siempre y que a través de los años han contaminado a esta sociedad.

Hay principios universales que a pesar del tiempo transcurrido deben permanecer vigentes

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

ALEGANDRA (26/10/2010)

NO HABLA DE LO QUE TRATA EL TEMA DE VALORES IMPORTANTES EN LA SOCIEDAD MEXICANA

0
+ -
Responder

confuso (07/04/2011)

no dice nada de los nuevos valores,,,,,,

1
+ -
Responder

Edgar (26/10/2011)

No solo no habla de las tendencias de valores ahora en México sino que compara el matrimonio gay con asesinatos y deshonestidad; pesimo gusto para quien sea el escritor !