Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Vaticina BCE crecimiento económico moderado e irregular en eurozona

15/07/2010 00:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) espera que el ritmo de crecimiento de la economía de la zona euro sea moderado y aún irregular, en un entorno de elevada incertidumbre, según asentó en su reporte mensual publicado hoy. Desde su reunión de principios de junio, el BCE sigue esperando que la evolución de los precios sea moderada a mediano plazo y que la estabilidad de precios se mantenga, por lo que calificó el nivel actual de las tasas de interés de “apropiado”. De esta manera espera respaldar el poder adquisitivo de los hogares de la zona euro. De acuerdo con las informaciones de los expertos del guardián de la divisa única, las presiones inflacionarias a mediano plazo siguen contenidas, como sugiere el débil crecimiento monetario y crediticio. El objetivo es mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2.0 por ciento a medio plazo. Uno de los objetivos de la política monetaria del BCE es mantener la estabilidad de precios a mediano plazo en la zona euro, para impulsar un crecimiento económico sostenible, y fomentar la creación de empleo y estabilidad financiera. El BCE quiso dejar claro en su informe que tanto la orientación de la política monetaria como la provisión global de liquidez se ajustarán cuando sea necesario para mantener la estabilidad de precios a medio y largo plazo. Los riesgos sobre las perspectivas de evolución de los precios están, en general, equilibrados, en opinión del BCE. Los riesgos al alza a mediano plazo están relacionados, en particular, con la evolución de los precios de las materias primas. El organismo presidido por Jean-Claude Trichet declaró que se observa un aumento de la actividad económica de la zona euro desde mediados de 2009, tras un periodo de acusado descenso. “Los datos económicos y los indicadores procedentes de las encuestas más recientes sugieren que se ha producido una intensificación de la actividad económica durante la primavera”, indicó el BCE en su informe, divulgado en Frankfurt. En opinión del BCE, la recuperación en curso a escala mundial y su repercusión en la demanda de exportaciones de la zona euro junto con las medidas adoptadas para restablecer el funcionamiento del sistema financiero deberían estimular la economía de la eurozona. De acuerdo con los análisis de los expertos del BCE, la economía mundial y el comercio exterior podrían recuperarse con más vigor de lo previsto, respaldando adicionalmente las exportaciones de la zona euro. Sin embargo, sigue existiendo la preocupación de que se produzcan nuevas tensiones en los mercados financieros y la posibilidad de efectos adversos adicionales sobre las condiciones de financiación y sobre la confianza. Respecto a la evolución de los precios, de acuerdo con la estimación preliminar de la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en 1.4 por ciento en junio, frente al 1.6 por ciento registrado en mayo. En los próximos meses se espera que la tasa de inflación interanual continúe mostrando cierta volatilidad, con tendencia a situarse en tasas ligeramente más elevadas en los últimos meses del año. En cuanto al futuro, las tasas de inflación deberían en conjunto mantenerse moderadas en 2011, beneficiándose de las reducidas presiones sobre los precios internos. En el sector bancario, el BCE opinó que el saneamiento de los balances, el control efectivo del riesgo y unos modelos de negocio transparentes y sólidos son elementos fundamentales para reforzar la resistencia de la entidades de crédito a las perturbaciones. También deberían asegurar un acceso adecuado a la financiación, creando así las bases para el crecimiento sostenible, la creación de empleo y la estabilidad financiera. El organismo volvió a recordar a los países miembros de la eurozona que “en el contexto actual, deben como mínimo cumplir sus planes de saneamiento presupuestario tal como se prevé en los respectivos procedimientos de déficit excesivo”. Y resaltó que en aquellos casos en los que los planes actuales no sean suficientes, “será necesario fijar objetivos más ambiciosos como los adoptados ya por una serie de países”. “Todos los países han de concretar medidas de ajuste creíbles que sean suficientes para alcanzar sus objetivos presupuestarios en 2010, 2011 y en los años siguientes”, estimó el BCE. Además, para el guardián del euro, unas reformas encaminadas a intensificar el crecimiento de la productividad apoyarían adicionalmente el proceso de ajuste de esas economías. En relación con las propuestas del Consejo de Gobierno del BCE para fortalecer los fundamentos institucionales de la Unión Económica y Monetaria (UEM), es esencial potenciar la gobernanza y los mecanismos de aplicación en el marco de la política económica de la eurozona. Al mismo tiempo, será fundamental reforzar la vigilancia de las políticas presupuestarias nacionales y asegurar un cumplimiento riguroso de las normas fiscales, acotó. El BCE también calificó de “extremadamente importante”, llevar a cabo una vigilancia estrecha de la evolución relativa de la competitividad y que se establezca un mecanismo de supervisión para hacer frente a los desequilibrios de los países de la zona euro. En el ámbito exterior a la eurozona, el BCE ve una recuperación a un ritmo sostenido de la economía mundial, aunque con diferencias respecto a la fuerza del repunte entre los países. “Mientras que casi todas las economías emergentes han registrado un crecimiento económico vigoroso, en la mayoría de las economías avanzadas el ritmo de crecimiento ha seguido siendo más moderado”, escribió el BCE en su informe. Las presiones inflacionarias también son diferentes según la región, aunque en conjunto se han mantenido moderadas a escala mundial y el organismo europeo cree que “los riesgos para las perspectivas económicas mundiales están, en general, equilibrados”. En el apartado dedicado a Latinoamérica, el BCE destacó que la actividad económica de la región se fortaleció aún más en el primer trimestre del año. En el mercado de materias primas, el organismo presidido por Trichet resaltó que “los precios del petróleo aumentaron durante la mayor parte de junio y bajaron de nuevo en los primeros días de julio en un clima de considerable volatilidad”. El 7 de julio, el precio del barril de Brent se situaba en 72.3 dólares estadunidenses, es decir 7.6 por ciento por debajo del nivel de comienzos del año. “De cara al futuro, los participantes en los mercados prevén precios más altos a mediano plazo, y los futuros con entrega en diciembre de 2012 se negocian actualmente en torno a 82.4 dólares el barril”, indicó. El BCE destacó que los precios de las materias primas no energéticas fueron algo más elevados en junio respecto al mes anterior. Los precios de los alimentos se incrementaron por la subida de los precios del trigo, mientras que los precios de los metales siguieron bajando, debido en gran medida al descenso de los precios del cobre y del níquel.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
332
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.