Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alejandra Munguía Cambrán escriba una noticia?

¡Vaya semana!

01/11/2010 12:41 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

La semana que recien terminó ha sido una de las más alarmantes vividas en este último sexenio. La ciudadanía culpa al presidente Felipe Calderón de las muertes, cuando en realidad el no jaló el gatillo; su responsabilidad se centra en la incapacidad del gobierno federal por hacer respetar las leyes

Todo comenzó con el decomiso de 135 toneladas de marihuana; la respuesta del narco fue la amenaza: 135 muertes y las matanzas se desataron en Tepic, Guerrero, Tijuana, Ciudad Juárez, Baja California, el Distrito Federal y Jalisco; y como sí esta última entidad necesitara más escándalos, el hermano de la ex procuradora de Justicia Patricia González, “supuestamente” es secuestrado y sus plagiaros, mediante tortura le “obligan” a despotricar en torno a la ex funcionaria, lo que enciende los ánimos y la demanda de que se investigue a ésta, al ex gobernador José Reyes Baeza y al ex secretario de Seguridad Pública, Raúl Grajeda Domínguez por probables nexos con el crimen organizado.

La respuesta del gobierno federal la dio Alejandro Pioré, secretario técnico del Consejo Nacional, quien hizo un llamado a la población no “perder su capacidad de indignación”; mientras que él no ha perdido el cinismo.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake lanza una condena “enérgica” por lo asesinatos y los narcos no duermen desde ese día; aunque gracias a la libertad de la que gozan pasarán por alto el insomnio y seguirán adelante, actuando impunemente, que es el crimen mayor de todos y es precisamente, en que solapan todas las autoridades correspondientes.

Normal debería ser culpar a los sicarios de las muertes, pero, la culpa de todo es del gobierno federal y específicamente del Presidente de la República, aún cuando él no jaló el gatillo.

Su responsabilidad, al igual que todos los actores involucrados en la participación de justicia es que quienes cometen los delitos nada les pasa, son inmunes a la aplicación de la ley.

Los mexicanos nos han perdido su capacidad de indignación; el país de lo que carece es de hacer cumplir las leyes.

Han transcurrido varios días y ¿cuántos detenidos como presuntos autores materiales e intelectuales hay de las matanzas colectivas ocurridas recientemente en Chihuahua, Nayarit, Baja California, Jalisco y el Distrito Federal?.

Eso, es lo que acabaría indignación de la gente; pues la posibilidad de recuperar la paz y tranquilidad es cada vez está más lejana.

Las familias culpan al Presidente Felipe Calderón, y no a los sicarios, como si hubiera sido él quien jalara del gatillo. La responsabilidad del gobierno federal es por omisión y negligencia; por permitir y solapar la impunidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Alejandra Munguía Cambrán (5 noticias)
Visitas:
315
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Roberto Díaz Ramírez (02/11/2010)

Además de omisión y negligencia y de permitir y solapar la impunidad, a Calderón se le acusa de mentiroso, de prevaricador, porque fue promesa de campaña que no sería un peligro para México, porque el peligro era el otro, el Peje. Hoy, cuatro años después, Calderon por la boca muere.