Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La vecina chismosa en el fútbol

05/12/2010 20:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy nacieron los gemelos Pérez a las 10 de la mañana. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina. Julia y Francisco, que hasta ahora sé su nombre, andan vueltos locos y no dejan de presumir su debut como papás. Le llaman a todos sus amigos, enemigos, familiares y compañeros de trabajo para jactarse de tener unos bebés hermosos. Julia jura y perjura que se parecen ella, Francisco la contradice argumentando que tienen todo el perfil del padre. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina.

Ya tuvieron el primer conflicto matrimonial posparto: la elección del equipo. Francisco insiste en que le vayan al América, mientras que Julia se aferra a que sean pumas. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina. Él alega que el amarillo y azul son colores sinónimos de éxito y mucho dinero, ella cree firmemente que la playera auriazul es el vivo retrato de la educación y la cultura. Se han gritado, al grado de que médicos y enfermeras han tratado de calmarlos (infructuosamente han intentado inyectarles una sustancia para anestesiarlos). Eso lo sé porque me lo dijo la vecina.

La palabra divorcio se escuchó en toda la clínica, retumbando en los cuneros. Los pequeños gemelos Pérez chillan y chillan, contagiando a los otros bebés. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina. Al imbécil de un amigo de Francisco se le ocurre llevar un par de playeritas del Guadalajara en vez de muñecos de peluche o flores. Los padres de los gemelos Pérez olvidan su pleito por un momento para descargar su ira hacia el imbécil amigo. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina. Se ha perdido una amistad por culpa de un par de unas playeritas del Guadalajara.

Me vale un carajo lo que pase con los gemelos Pérez y su futuro futbolero. Julia y Francisco me tienen sin cuidado, no me importa si se divorcian: a final de cuentas el que decida ser águila será dichoso del odio o el amor, en tanto el que elija a Pumas será un hombre educado o fósil de la Universidad. Apagué el televisor antes de ver el final del partido, no pude soportar ver el cobro de tiro de esquina ¡intuí que caería un gol! Y así fue. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina, que no ha dejado de platicarme (entre lapsos) la historia de los Pérez mientras toca a la puerta como desesperada para preguntarme cómo me siento.

Me siento mal, muy mal. ¿Y cómo quiere me sienta después de que mis Rayos han descendido? El Necaxa se ha ido, no sé si volverá. El televisor estaba apagado al momento de que cayó el gol que nos mandó a la Segunda División. Quería enterarme del resultado en las primeras planas de mañana, pues estando entre la gente no me pesa tanto la soledad de la derrota. ¡Intuí el gol! En este mismo instante mi equipo ya es de Segunda. Eso lo sé porque me lo dijo la vecina.

*Este texto se publicó el 28 de noviembre de 2009.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
107
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.