Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Convaloragregado escriba una noticia?

Velocidad controlada, resultado asegurado

24/11/2010 08:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image¿Ya tienes el reporte? ¿Cómo van las ventas hoy? ¿Logramos cobrar la factura de ayer? ¿Quién carajos no depositó el cheque? ¿Se firmó el contrato? ¿Cómo cerró la semana y el día? chalala, chalala, chalala.

Le suenan conocidas estas preguntas. Son el pan de cada día en las empresas de hoy, las cuales fácilmente se pierden en el acelere cotidiano que tiene poco Valor Agregado y mucha destrucción de valor.

Si una empresa va a toda prisa queriendo crecer desenfrenadamente, le sucede exactamente lo mismo que aun automovilista cuando va por la ciudad conduciendo su auto a toda velocidad: incrementa su riesgo y reduce exponencialmente la probabilidad de alcanzar su destino. El control de velocidad, es una clave del Valor Agregado en la empresa. Evita riesgos, estrés, re-trabajo, errores y tensiones improductivas.

Las cosas siempre se pueden lograr, pero la velocidad es un factor que debemos administrar bien. Démosle tiempo a las cosas siempre que la velocidad nos esté poniendo en riesgo el resultado. Hay tres buenos refranes o dichos que lo ilustran muy bien el concepto: "despacio que voy de prisa",   "sin prisa pero sin pausa" o "no por mucho madrugar, amanece más temprano"

El tema es ¿cómo logramos moderar la velocidad o reconocer aquella en la cual la organización funciona correctamente? Aquí algunas ideas:

  1. Credibilidad. Cuando los objetivos que se fijan están fuera de toda realidad y responden más a un voluntarismo gerencial que a una realidad de mercado, en ese momento la organización motivada por su deseo de lograr lo establecido, pone a toda marcha la máquina, normalmente por encima de sus capacidades reales, o lo que es peor suelta el deseo desde el inicio, porque simplemente no cree en los objetivos.
  2. Honestidad. Verdad vs mentira. ¿Seguimos operando en la verdad o ya nos estamos permitiendo algunos pequeños engaños? ¿la gente empieza a decir que algo ya está cuando falta algo de tiempo para que esté?, ¿se reitera permanentemente que se avanza cuando se sigue en el mismo lugar?, etc.
  3. Colaboración. Trabajo en equipo vs individual. ¿Las personas siguen sumando para el resultado colectivo o empiezan a actuar para el resultado individual? Cuando la velocidad es correcta la colaboración está presente, contrario a lo que sucede cuando no es adecuada.   
  4. Estrés. Un alto nivel de estrés en las personas, dentro de la empresa, es un claro síntoma de exceso de velocidad, las personas y las organizaciones, funcionan bien y son productivas con una cierta tensión, no así con estrés, porque éste último termina haciendo estragos en la salud que merman por completo sus capacidades.

Para que la velocidad, de crecimiento y de ejecución, de las actividades dentro de una empresa sea adecuada es importante tener el velocímetro encendido y listo para detectar estrés, colaboración, honestidad y credibilidad. Si cualquiera de estas variables se muestra fuera de control, es momento de hacer una pausa y regular el tiempo que nos estamos planteando para lograr los objetivos y resultados deseados. Revise su velocímetro con regularidad.

Pedro Castillo Novoa http://www.convaloragregado.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Convaloragregado (102 noticias)
Fuente:
convaloragregado.com
Visitas:
143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.