Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Vence tabasqueña discapacidad para poder estudiar y trabajar

07/03/2011 12:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A sus 36 años, Beatriz Jiménez Gallegos no se queja, y asegura enfática que la “vida es muy hermosa” y su ceguera no es impedimento para apreciarla y trabajar pese a su discapacidad. Al contrario, destaca, trabaja dignamente desde hace 15 años, lava ropa, cocina y hace la limpieza de su hogar, ubicado en la villa Macultepec, del municipio de Centro, distante a 20 kilómetros de Villahermosa. Desde allí, todos los días viaja a esta ciudad en compañía de su esposo, Eduardo Ramón Coronel, también invidente. Ciega de nacimiento por “negligencia médica”, afirma que no depende de su discapacidad para obtener dinero “trabajando honradamente”. Sentada en un banco detrás de su puesto ambulante en Los Portales del Centro Histórico de Villahermosa, donde vende frituras, botanas, goma de mascar y dulces, explica: “Lo que pasa es que cuando mi mamá se iba a aliviar de mí, la intervinieron, porque le hicieron cesárea y el médico le sobrepasó el líquido de la raquea, que fue lo que me provocó los problemas de la vista”. Se queja, eso sí, de que las ventas han estado bajas, pero “aunque sea poco, lo que ganamos lo ganamos con dignidad”. “No me gusta pedir o depender de mi ceguera para que la gente me dé dinero”, puntualiza. Incluso, presume que actualmente estudia la preparatoria abierta en el Centro de Estudios de Bachillerato y Tecnológicos (Cebetis) 163, los sábados de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. “Mi esposo también estudia, pero va en secundaria”, dice. A los 17 años, Beatriz acudió a la biblioteca estatal “José María Pino Suárez”, donde le enseñaron a leer en sistema Braille. Ya aprendido ese sistema, cursó la primaria y la secundaria en el Centro de Atención para Ciegos y Débiles Visuales, pero “luego me alejé un poco”, acota. Por eso, decidió retomar los estudios y cursar la preparatoria. Para poder estudiar, explica, se turna con su esposo para atender su puesto en el Centro Histórico de Villahermosa. “Hay días en que tengo que ir a la biblioteca a recibir las asesorías de la preparatoria, por eso aquí trabajando en el puesto estoy los lunes, jueves y viernes y domingos en el puesto de 9 de la mañana a 4 de la tarde, pero como mi esposo también debe ir por la secundaria, son variables”, dice. -¿Y en su casa, cómo es? -Sé manejar la estufa y cocino, pero en la cocina nos apoya mi suegra, porque como llegamos tarde no nos da tiempo de cocinar. También, agrega, lava la ropa y hace limpieza, “lavo los trastes; a lavar me enseñó mi mamá y a hacer limpieza me enseñaron en el Centro para Ciegos y Débiles Visuales”, añade. Su ceguera, insiste, no es impedimento para una vida normal, pues al contrario, valora la vida porque “es muy hermosa”.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.