Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Veneran jóvenes vates africanos a Aimé Césaire: Philippe Ollé-Laprune

03/06/2009 02:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El diplomático y promotor cultural Philippe Ollé-Laprune (París, Francia, 1962), coordinador y autor del libro "Para leer a Aimé Césaire", concluye, luego de cinco años de estudio, que los jóvenes poetas del Africa de hoy "respetan y más que eso, veneran a Aimé Césaire". El autor del libro editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) señaló que de manera extraña, Césaire (Basse Pointe, Martinica, 26 de junio de 1913- Fort de France, Martinica, 17 de abril de 2008) "era un individuo bastante extraño, quien viajaba poco y no participaba en los encuentros de poetas". Durante una entrevista con Notimex, Ollé-Laprune dijo que lo único que realmente movilizaba a quien denunció la condición inaceptable del hombre negro explotado y humillado durante siglos, "era lanzar trabajos acerca del mundo de la negritud en las culturas del mundo negro, en todo el planeta". Por su legado, dijo el entrevistado, los jóvenes poetas de hoy en Africa, lo respetan y más que eso, lo veneran. "Y con toda razón, porque fue un hombre íntegro, poseedor de una honestidad y un valor muy alto, lo cual le permitió conservar una postura intocable; nunca negoció nada ni quiso complacer". De manera extraña, dijo más adelante el escritor, Césaire es un autor que no tuvo una presencia mediática ni editorial importante, mientras estuvo vivo, ni en francés ni en otros idiomas, por razones muy complejas. "Primero porque no le importaba publicar o no publicar, ni hizo un esfuerzo por hacerlo; y segundo porque era político y la gente piensa que un tipo así no puede hacer buena literatura, que sólo es un pasatiempo". Explicó que de hecho, sus poemarios, en general, son libros que organizaron sus amigos, pues a ese autor le gustaba escribir, pero una vez terminado el poema, lo abandonaba. Ollé-Laprune dio una tercera razón: "él escribía en un registro barroco, amplio y con muchísimo vocabulario. Hizo una poesía sonora y visual con un sistema poético que no se hacía en Francia en esa época, cuando lo que existía era poesía social, minimalista y vanguardista, con cuyos autores él no coincidía". Sobre su primer acercamiento a este personaje y su decisión de escribir este libro, el entrevistado puso en relieve que en París, en el año 1992, unos amigos de ese personaje lo visitaron para que les ayudara a organizar algo grandioso para los 80 años de Césaire. "Con la finalidad de organizar los eventos para 1993, me dediqué a releer lo que ya conocía de él y a examinar lo que desconocía de su obra", comentó Philippe, quien de inmediato descubrió una literatura fenomenal, que lo impactó mucho, por lo que organizó lecturas, conferencias y otras actividades. Después vino a México, pero nunca se olvidó de Aimé, "porque aunque tardío, fue un gran descubrimiento conocerlo, a él y a su obra". Tras escarbar en no pocos archivos, bibliotecas, librerías y amistades, logró captar reflexiones y poemas de él. Luego pensó en organizar un libro dedicado a Aimé Césaire. Propuso al FCE publicar el libro y la institución lo aceptó de buen agrado, pues en México, Aimé Césaire tiene cierta presencia gracias a una traducción de Agustín Bartra de "El cuaderno del regreso al país". "Mucha gente lo leyó en este país y ahora es referencia para muchos lectores y varios autores", añadió. Luego de la entrevista, Philippe Ollé-Laprune presentó, en la librería Rosario Castellanos del FCE, "Para leer a Aimé Césaire". Lo acompañaron en una presentación-charla, las escritoras y traductoras Mónica Mansour y Laura López Morales, quienes ya antes han estado en otras mesas "casi redondas". Ahí, Philippe señaló que el libro lo pensó hace cinco o seis años, y que como los buenos vinos, ocupó el tiempo necesario para gestarse, madurar y salir a la luz pública para su gozosa lectura. Los tres son conocedores de la literatura francófona y del mundo africano. Tocó a Mónica abrir la mesa con una breve lectura.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.