Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

Una vez más la jubilación dinámica de la UAS

25/02/2014 00:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ernesto Hernández Norzagaray

El problema de fondo estaba ya en el 2000. El entonces rector Jorge Guevara Reynaga (1997-2001), como miembro de una comisión de rectores de universidades públicas, tenía la tarea de realizar un estudio sobre los efectos financieros que estaba teniendo la jubilación dinámica en el 78% de esas instituciones.

Este grupo de trabajo había llegado a la conclusión que la mejor forma de tener una salida a este problema, sin afectar derechos laborales, radicaba en la creación de un fondo multipartita donde contribuyeran trabajadores, universidades y gobiernos estatales y federal.

Era una propuesta que resultaba razonable, pero queno tendría futuro, si uno o varios de estos actores se negaba hacer su aportación a ese fondo que daría estabilidad a un sistema universitario con un hoyo que rondaba ya los 70 mil millones de pesos y hoy se ha duplicado.

No tengo información de cuantas universidades lograron consensuar estas aportaciones, lo qué si sabemos es que la UAS, sigue destinando una cantidad creciente de sus recursos ordinarios para cumplir con este compromiso laboral.

En tanto, retiene porcentajes diversos de los salarios para un fideicomiso que ahora se nos dice tiene mil 300 millones de pesos y se supone daría sustentabilidad a esa prestación. Pero, la obligación con los trabajadores, crece de manera que hay tres activos por cada jubilado.

Los convenios uaseños

Siendo ya rector Hector Melesio Cuén Ojeda, en las postrimerias de 2007, se firmó un acuerdo secreto entre él y el perredista Rodrigo Lucas, Secretario General del Suntuas Académico, con la titularidad ante la junta de las dos secciones sindicales. Este convenio que se entregó el 28 de septiembre a la Junta Especial Número Uno de Conciliación y Arbitraje, modificaba la cláusula 86, punto 8 del Contrato Colectivo de Trabajo, que salió a la luz entrado el 2008, lo que implicaba que los empleados de nuevo ingreso se jubilarían a los 35 años de antigüedad laboral o a los 62 años de edad biológica.

Los trabajadores fuera de ese rango, lo podían seguir haciendo a los 25 de servicio o los 55 años por edad biológica, que es una soberana tontería hablando de educación, pues a esa edad un académico está en su madurez y tiene mucho que dar por lo que la universidad tendría que generar estímulos para retener a los mejores – Pero, las tonterías no solo las cometen los académicos sino también las autoridades hasta hoy, hasta que se convirtió en discrecionalidad, con cargo a programas académicos.

Sin embargo, aquello elevó una gran protesta entre los trabajadores que veían cómo su "líder" conculcaba de un plumazo derechos laborales. No pasó de ahí, pues todo lo que se hizo terminó en los archivos alegándose legitimidad pues tenía reconocimiento la firma de Rodrigo Lucas, y eso bastaba. No obstante, esa decisión contribuyó a envenenar las relaciones humanas en las secciones sindicales de la UAS.

LEER ARTÍCULO COMPLETO


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2810 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
113
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.