Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

Víctor Díaz Simental, el médico del pueblo

06/06/2013 10:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ESCUINAPA, Sinaloa a 6 de junio de 2013.- Víctor Manuel Díaz Simental metió el bisturí en la política.

alt

El neurocirujano de reconocido prestigio busca ser elegido Diputado Local por el Distrito 23 de su natal Escuinapa por la Coalición "Transformemos Sinaloa", que forman el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Nueva Alianza (PANAL) y Partido Ecologista (PVEM). Quiere que todos, unidos, "Transformemos Escuinapa".

Decidió estudiar medicina motivado por el ejemplo de su padre, Eligio Díaz Vazabilvazo , con una ausencia que fue destino. Su padre murió cuando sus dos hijos eran todavía pequeños.

Su mamá Raquel Simental de Díaz, a quien todos le llaman Raquelito de cariño y su papá Ponchito, su tío Alfonso Guadalupe Díaz Vazabilvazo, quien se convirtió en su papá de crianza, ambos como boticarios del pueblo, fueron también su motor y motivación para salir adelante. Ponchito permaneció soltero, no tuvo más familia ni misión en la vida que sacar adelante los hijos de su hermano fallecido, que ahora son sus hijos por esa historia de vida.

Víctor Díaz, con toda esa herencia de amor, eligió una carrera difícil. Deseaba curar los males de los desposeídos. Aliviar la pena de aquellos que más necesitaban las manos de un hombre que pudiera aliviarles. Viajó a la Ciudad de México para realizar ese sueño, cursando con sacrificios y desvelos su carrera profesional. alt

Esa vocación lo llevo a tener vivencias estremecedoras, de madrugadas de vigilia y mucho café sin azúcar. De atender a familias desesperadas que no sabían qué hacer y que iban a tocar la puerta de su casa. De ver mares de lágrimas pero también sonrisas de esperanza y sobre todo, de alegría al ver recuperar la salud de un ser querido.

Por eso, Víctor Díaz Simental es, sin lugar a dudas, el médico del pueblo de Escuinapa y de todo Sinaloa, porque ha trabajado para ver más alegrías que tristezas en la gente que ayuda.

La sabiduría popular conoce su capacidad y actitud solidaria. Muchos son los que han acudido con el Dr. Víctor Díaz más que por su medicina especializada o atención médica de calidad, por un consejo, a escuchar de él unas palabras de aliento, de consuelo o simplemente de amor a su prójimo, con esa entrega que lo ha caracterizado siempre.

En Escuinapa, como en todo México, se conoce la dimensión ética de un hombre humilde con vocación de servicio, incluso los jóvenes. Son muchas las historias de personas que agradecen a este médico excepcional el seguir con vida.

"Sufrí un accidente grave que me ocasionó un traumatismo craneoencefálico severo y mi familia no tenía dinero. El doctor Díaz me ayudo sin cobrar un centavo. Cuando ya pude caminar fui a pagarle y no quiso aceptar por más que le insistí. Por eso ando en la campaña, porque sé que es un hombre bueno que verdaderamente tiene el enorme deseo de servir a su pueblo", dijo un joven escuinapense.

El Dr. Víctor Díaz es un hombre que ejerce su vocación a plenitud. Sabe operar y curar los problemas más complejos. Por eso ahora quiere legislar para su pueblo.

Duerme pocas horas al día en la misma casa vieja donde nació en Escuinapa, con su mamá Raquelito, a pocos metros de la Iglesia. Es una vivienda sencilla con muebles viejos y sin lujos.

Si alguien busca al médico y se encuentra en casa, él mismo abre la puerta. Diariamente atiende a muchos pacientes sin cobrar consulta. Siempre ha sido así con sus paisanos. Los escuinapenses tienen trato de privilegio donde él se encuentra, porque ama a su gente.

Quien conoce al doctor Víctor sabe que es abierto al diálogo pero respetuoso y maduro, pero francamente un hombre, que a pesar de su gran estatura profesional, tiene como principal rasgo de su personalidad ser simpático, accesible y entregado con su gente.

alt Su vigor ha quedado reflejado en esta campaña donde el cansancio se observa en todos sus acompañantes menos en él, su pasión es la medicina y ayudar a la gente, por eso cada paso que da, cada casa que visita, cada familia que visita, es un enfermo que atiende e incluso un compromiso que hace.

Sus aspiraciones electorales son claras: ser diputado para enfrentar el enorme desafío de legislar para el bienestar de Escuinapa. Su fórmula es con Bonifacio Bustamante Hernández, candidato a alcalde que proviene de la cultura del esfuerzo.

Por lo pronto, este médico de sonrisa contagiosa, de cabeza blanca y conciencia limpia, seguirá saludando y dando consultas casa por casa durante toda esta campaña electoral, como lo ha hecho toda su vida, cumpliendo con su apostolado, con verdadera vocación social.


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2843 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
1295
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.