Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Laertes escriba una noticia?

La vida retorna a su normalidad poco a poco en la Ciudad de México

06/05/2009 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los mexicanos caminan por las calles con los rostros desconfiados. Los cubrebocas se convierten en parte de la indumentaria para salir al trabajo y a las diversas actividades cotidianas.

 Un virus fue capaz de poner al descubierto la vulnerabilidad de una ciudad, de un país y de un gobierno. No es de extrañar que el mismo virus que ha hecho de las suyas en todos los ámbitos sociales del país deje imnune a la familia mexicana. Sería interesante que un grupo de sociólogos se dieran a la tarea de averiguar cuántos matrimonios se fueron al divorcio después de permanecer encerrados en casa durante la emergencia sanitaria que vivió la Ciudad de México, debido al virus de la influenza. Encerrados en sus casas sin la posibilidad de enviar a los hijos a la escuela, al marido y a la esposa al trabajo, los mexicanos vivieron momentos llenos de verdadera angustia. Por un lado la información que a ratos proporcionaban los medios de comunicación, y las autoridades de salud, resultaban lo suficientemente inexpecíficas como para confundir a cualquiera. Por otro lado las interrogantes que surgían al interior de la familia pocas veces podían tener respuesta en virtud de que no se sabía  a ciencia cierta qué es lo que estaba pasando. Por internet se especuló sobre una posible devaluación del peso y que todo lo ocurrido había sido urdido por el gobierno de México. Imagínese usted a un grupo de personas sin poder salir de  casa, con la noticia de que afuera se puede contagiar de algo que está matando a muchas gente, la imaginación y la creatividad, con una pizca de maledicencia, se encargó de lo demás y los rumores crecieron. Si afuera se está acabando al mundo ¿Por qué no habría de pasar lo mismo adentro de casa? Jefes de familia (jefas también) desdordados por el hecho de no saber qué hacer con los hijos adolescentes y los ataques de histeria que pudieran haberse dado. La confianza, pase lo que pase, no volverá a ser la misma para nadie. Poco a poco las actividades volverán a la normalidad en la ciudad y el temor se convertirá en un compañero inseparable durante varios días. No es que el temor nunca hubiera estado presente, es una ciudad donde, como en otras grandes ciudades, el temor se vuelve parte de la indumentaria al salir de casa. Junto con el temor ahora se integra un cubrebocas que no deja se ser sospechoso por sí mismo. La vida de los mexicanos dejó de ser la que era, ahora saben con certeza que además de los políticos, los narcotraficantes, la devaluación, los delegados sindicales, la criminalidad, etc., tienen nuevos enemigos afuera, ¿o adentro?, los virus cuya importancia ha quedado por demás constatada. Ni un mexicano volerá a estornudar, dondequiera que se encuentre, sin ser mirado feo.

La vida de los mexicanos dejó de ser la que era


Sobre esta noticia

Autor:
Laertes (3 noticias)
Visitas:
114
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.