Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El videoarte es un lápiz que se puede usar de varias maneras

20/05/2009 11:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ni hermano menor del cine o de la televisión. Según el reconocido curador alemán Wulf Herzogenrath, el videoarte es como un lápiz que se puede usar de maneras diferentes, una disciplina en la que no es importante el material con el que se crea una obra, sino la intención del artista. El actual director de la Galería de Arte de Bremen, Alemania, quien en el contexto del Día Internacional de los Museos ofreció ayer una charla en el Laboratorio de Arte Alameda, habló de los criterios que aplica como curador al seleccionar una obra de arte electrónico. En principio, el especialista consideró que el desarrollo del arte en el siglo XXI tiene una meta muy ambiciosa: que la persona, quien hasta ahora solamente era observador, también se convierta en actor, es decir, que participe en el arte a un nivel emocional pero también real, algo que ha sido posible gracias a los videos. Herzogenrath se refirió al artista Marcel Duchamp como el punto de inflexión en la historia del arte de la primera mitad del siglo 20 al introducir sus objetos-arte o "ready-made". También habló del compositor e instrumentista estadounidense John Cage, quien acostumbraba involucrar al espectador en sus obras no sólo a nivel intelectual, sino real. No obstante, definió al artista coreano Nam June Paik como "el padre del videoarte", pues dijo que éste contribuyó a redefinir el arte y el modo como se exhibe a partir de los años 60 y hasta principios del nuevo milenio. Para fundamentar lo dicho, el curador alemán habló de la primera muestra individual de Nam June Paik, "Exposición de música-televisión electrónica", realizada en la Galerie Parnass de Wuppertal, Alemania, en 1963. Ahí, el artista coreano exhibió aparatos de televisión previamente alterados para distorsionar la transmisión de la imagen al aplicar un imán sobre la reproductora de video, como una muestra irónica y de crítica hacia lo que se hacía con la televisión. "En 1963 sólo había un canal televisivo en Alemania, el cual funcionaba entre las 16 y las 22 horas, ese fue su primer espacio. En la muestra había un pedal que podía pisar el observador y de esa manera influía en las ondas electrónicas de la televisión, perturbaba o, como se dijo después, el observador podía pintar con las ondas. Sigue El videoarte/dos/ondas. "Esta participación del observador la siguió desarrollando en 1965, a través de un micrófono con el cual se podían modificar las ondas acústicas. Aquí vemos que tal vez la música se puede considerar como la madre, quizá más importante que la película, para lo que es el videoarte, porque en la música lo que se refleja es el tiempo, el ritmo y el movimiento", indicó el curador. En 1969 salieron a la venta las primeras cámaras de video que se podían utilizar fuera de los grandes estudios televisivos, pero todavía eran muy grandes y costosas, por lo que sólo unos cuantos tuvieron acceso a ellas. Sin embargo, recuerda Wulf Herzogenrath, los artistas no tardaron mucho en entender que lo más emocionante e interesante de eso eran los llamados circuitos cerrados, que consisten en captar una imagen con una cámara y proyectarla al mismo tiempo en un televisor, lo que derivó en lo que hoy conocemos como la "manipulación de imágenes". "Por primera vez en la historia comenzamos a ver obra de arte que no está terminada, que necesita de la interacción del público para que se considere como tal. La obra va a ser diferente porque va a depender del observador y su reacción". Entonces, dijo, se puede decir que el artista crea la estructura y el observador la termina, por lo tanto considero que estos trabajos de circuito cerrado en el video, que existen desde los años 70, son el punto central en el videoarte". Todo esto lo llevó a reflexionar que las raíces del videoarte no están en la televisión o el cine, sino en la música, las bellas artes y el Movimiento Fluxus (Agrupación Anarquista de Artistas de los Multimedia), y que el videoarte se encuentra en oposición a la televisión en lo que se refiere a la idea de la participación. "No existe un catálogo de normas para definir lo que es el videoarte, como tampoco existe para otros medios artísticos, los criterios siempre van a ser muy subjetivos y yo siempre me enfocaré más hacia una perspectiva desde la historia del arte". Seguramente, abundó, "siempre se trata de la calidad, de la imagen, de lo acústico, lo rítmico, del contenido, de lo emotivo y de cierto compromiso social. El videoarte tiene que tener algo con la persona que hizo la obra y también con la persona que quiere verla", concluyó. Wulf Herzogenrath fue director de la K”lnischer Kunstverein (Asociación de Arte de Colonia), entre 1973 y 1989. De 1989 a 1994 fue conservador en jefe de la Nationalgalerie Berlin, Staatliche Museen zu Berlin, Preuáischer Kulturbesitz, y contribuyó al establecimiento de la sala de exposiciones "Hamburger Bahnhof".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.