Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Vigente entre los jóvenes de hoy la obra de William Burroughs

01/08/2010 05:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 13 años de su muerte, ocurrida el 2 de agosto de 1997, el escritor estadounidense William Burroughs se mantiene como un icono de la contracultura estadounidense, con una obra cargada de excesos y hasta obscenidades, que dejaron un amplio legado de imágenes oscuras a las siguientes generaciones de escritores. Burroughs nació en la ciudad de Saint Louis, Missouri, el 5 de febrero de 1914; un breve periodo estudió Medicina en Viena y Antropología en Harvard, universidad donde terminó sus estudios en 1936. No obstante, desempeñó diversos oficios y pasó tiempo en el Ejército antes de establecerse en Nueva York, en 1943; un año después conoció a Allen Ginsberg y Jack Kerouac, con quienes colaboró en la fundación del movimiento literario conocido como la "Beat Generation". Por esa época conoció a Joan Vollmer Adams, con quien contrajo matrimonio civil, el cual concluiría en 1951, tras la muerte accidental de su mujer. En 1949 abandonó su país y llevó una vida de artista exiliado en México, Tánger, París y Londres. Regresó a Nueva York hasta 1974 y en 1981 se estableció en el condado de Lawrence (Kansas). Homosexual confeso, heroinómano ferviente y viajero impenitente, especialmente de los países más pobres de África y Sudamérica, su estilo ha sido definido como surrealista, aún cuando nunca utilizó la técnica de escritura de Bretón y sus seguidores. Su estilo, dicen los estudiosos, es más bien parecido al de la pintura abstracta: compleja y elitista; su escritura está llena de imágenes de una sobrecogedora belleza que se quedan grabadas en la mente del lector. Las amistades de Burroughs, su adicción a las drogas y la muerte de su mujer configuran sus primeros escritos literarios. Su obra está construida con una alta dosis de sexo homosexual y prostitución masculina que se convierten en una presencia abrumadora para los lectores más sensibles. "El almuerzo desnudo", novela basada en sus experiencias con las drogas, está considerada una obra clave. El explícito lenguaje sexual y las imágenes grotescas que maneja, provocaron la prohibición del libro en Boston, Massachussetts, censura que se levantó tras un juicio que tuvo lugar entre 1965 y 1966. Pero hay otras obras en las que Burroughs utiliza un estilo más clásico como "La Treta Maya", dejando claro que el abuso de lo sórdido, lo sucio y lo prohibido es cuestión estética y un afán de oscuridad. La experimentación literaria está en todas sus novelas, donde la fuerza visionaria se combina con la sátira social y el uso del montaje, el collage y la improvisación. De hecho, a Burroughs se le considera el inventor de la rutina (una fantasía satírica improvisada), el corte (una técnica de collage aplicada a la prosa que consiste en cortar y mezclar el texto) y las mitologías pop (creadas a partir de la cultura popular). Su obra representa un ejercicio de lucha activa contra el sistema ya sea mediante la violencia o el arte, lo que convierte a sus escritos en más que un simple entretenimiento en un ejemplo de dicho combate. La influencia de su obra está en múltiples campos de la cultura de la segunda mitad del siglo XX, incluidos el arte, el cine y la misma literatura. Entre sus novelas destacan "Yonqui" (1953), "El almuerzo desnudo" (1959), "El aparato blando" (1961), "El billete que explotó" (1962), "Nova Express" (1964), "Los chicos salvajes" (1971), "Exterminador" (1973), "Port of Saints" (1975), "Ciudades de la noche roja" (1981), "El lugar de los caminos muertos" (1984), "Queer" (1985) y "Tierras del occidente" (1987). Escribió también relatos, novelas cortas y ensayos. Colaboró con otros escritores y artistas en proyectos literarios, cinematográficos, musicales y multimedia. Durante los años 80 se dedicó a la pintura y realizó diversas exposiciones. En 1995 publicó un libro de memorias titulado "Mi educación: un libro de sueños". Dos años después, el 2 de agosto de 1997, acabaría la vida de Burroughs pero no su legado.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
172
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.