Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Vigente el legado del humanista Erasmo de Rotterdam

27/10/2012 07:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El legado del ilustre humanista Erasmo de Rotterdam, quien nació el 28 de octubre de 1466, ha traspasado las fronteras del espacio-tiempo a través del movimiento “erasmismo”, que critica la corrupción del clero, y persigue la religiosidad interior y espiritual. Considerado el precursor del espíritu moderno, Erasmo nació en Rotterdam, Holanda; debido a sus ideas y por considerar que la vida religiosa estaba llena de barbarie e ignorancia fue una figura polémica durante su época. Se instruyó en el convento de los Agustinos de Stein, lugar en el que tuvo que someterse a estrictas reglas de sumisión. No obstante, continuó su formación en París, y posteriormente viajó a los Países Bajos e Inglaterra. Durante sus travesías conoció y creó un lazo de amistad con J. Colet y Tomás Moro, reseña en el portal de Internet “biografiasyvidas.com”. De Rotterdam se doctoró en Teología en la Universidad de Turín, luego de la aparición de Martín Lutero y de su acercamiento con importantes humanistas reformadores se vio envuelto en una atmósfera de inestabilidad y continuas disputas, provocadas por la ambigua postura que mantenía en contra de los reformistas y cristianos ortodoxos. Se dedicó a las letras y una de sus primeras obras es “Manual de caballero cristiano”, en la que fija su postura sobre que el camino hacia Dios a de hacerse por la vía de la interiorización. Afirmó que lo institucional de nada sirve si el hombre no examina su propia conciencia y hace uso de su libertad y de una auténtica fe, cita el portal de Internet “cibernous.com”. Una de sus más grandes obras se llama “Elogio a la locura”, en la cual a través de la sátira y una ingeniosa crítica a la sociedad de la época analiza el nivel de locura de todas las clases sociales. Es autor, además, de “Adagios” (1500), “Antibárbaros” (1494), “Enquiridión” (1504), “Coloquios familiares” (1518), “Institución del príncipe cristiano” (1516), y “Sobre la buena concordia de la Iglesia” (1534). En el total de su obra se refleja la evolución de su pensamiento, mientras que en sus primeras publicaciones se hace visible la compatibilidad de la devoción y la cultura clásica. Él estaba de acuerdo con las enseñanzas de Cristo, pero quería utilizar su formación universitaria y su capacidad para transmitir ideas, para aclarar las doctrinas católicas y hacer que la Iglesia permitiera más libertad de pensamiento. Sin embargo, estos objetivos no eran compartidos por los obispos del siglo XVI. Durante sus viajes, Erasmo fue bien aceptado y logró que León X le permitiera dejar la indumentaria del hábito; tiempo después fue nombrado consejero del emperador. Cuando el movimiento luteriano comenzó a expandirse, el pensador mantuvo un continuo debate sobre sus ideas religiosas y escribió contra Lutero “Sobre el libre albedrío”, que tuvo una fuerte réplica por parte del alemán con el tratado “Sobre el albedrío esclavo”. Aunque las obras de De Rotterdam no formaron parte de los índices inquisitoriales, no fue bien aceptado por la Iglesia católica, especialmente, luego de su traducción del Nuevo Testamento en 1516. Su pensamiento se expandió por toda Europa y dio origen al “erasmismo”, sin embargo, fueron mal vistos durante los últimos años de su vida. Erasmo de Rotterdam falleció el 12 de julio de 1536.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
2477
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.