Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Vinícius de Moraes un gran amante de la figura femenina

08/07/2011 05:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con una sólida formación en las letras, el escritor y poeta brasileño Vinícius de Moraes, quien murió el 9 de julio de 1980, fue un amante y adorador de la belleza femenina, situación que siempre destacó en sus charlas y comentarios con amigos. Nacido el 19 de octubre de 1913, su afición por la escritura la descubrió mientras estudiaba Derecho, siendo su primera publicación “O Caminho para a Distancia” (1933), el cual figuró como un éxito inmediato. Vista su adhesión a la escritura, viajó a Inglaterra, en 1938, donde estudió Literatura Inglesa en la Universidad de Oxford y redactó “Novos Poemas”. A su regreso a Río de Janeiro, en 1941 retomó su vocación y comenzó a escribir críticas de cine en diversos diarios y revistas; para 1943 formó parte del cuerpo diplomático de Brasil, al tiempo que publicó “Cinco elegías”. Los Ángeles, California, fue el primer territorio en el que hizo parada con el cargo de vicecónsul. En este tenor, en 1953 viajó a Francia como secretario de la embajada de su país. Su función como diplomático, no fue un impedimento para que De Moraes continuara con su labor literaria, pues al tiempo que cumplió con esas tareas, produjo varias obras, entre piezas musicales, poemas y puestas escénicas, la más representativa fue “Orfeu da Conceição”, con la que ganó el Concurso del IV Centenario de São Paulo en 1954. Este montaje resultó tan exitoso que en 1959 Marcel Camus la trasladó al cine con la traducción de “Orfeo negro”, filmación que ganó el Óscar como mejor película de habla no inglesa, también obtuvo la Palma de Oro en el prestigiado Festival de Cannes, reconocimiento al que se le unió el Premio de la Academia Británica. Inserto en ese mundo, el poeta brasileño conoció a su compatriota Antonio Carlos Jobim (compositor y cantante), personalidad con la que entabló amistad e inició a su lado una colaboración musical que se extendió con la unión de João Gilberto, de Brasil. Ese trío comenzó una renovación en la música brasileña, al grado de ser factor para que “Orfeo negro” recibiera los premios ya mencionados. Su incursión en la música derivó en un aumentó en su prestigio como literato que abarcó diversos géneros de la escritura y en esta faceta, De Moraes compuso al lado de Jobim y João Gilberto piezas para Elizabeth Cardoso, quien sacó al mercado el disco “Canção do amor demais”, en 1958. Con ello comenzó a gestarse un género musical conocido como “bossa-nova”. Otro de los cantantes con los que De Moraes trabajó, fue Toquinho, uno de sus más grandes amigos, artista que con sus canciones ganó el reconocimiento del entorno cinematográfico, al ser una “Para uma menina com uma flor y Samba da bênção” parte de la banda sonora del filme “Un homme et une femme”, película que ganó el Festival de Cannes. Con un repertorio de más de 400 canciones, sus composiciones han sido interpretadas por diversos cantantes de distintas nacionalidades, como la canción “Garota de Ipanema”, una de las piezas más traducidas y grabadas en la historia de la música contemporánea. De esta forma, destaca su disco cuyo origen fueron las sesiones de grabación en el café-concert “La Fusa”, en Mar de Plata, Argentina, donde en 1971, María Creuza interpretó varias canciones famosas al lado del guitarrista Antonio Pecci, más conocido como Toquiño. De su obra musical resaltan “Canto a Lucía de Yoan”, “A felicidade”, “Água de beber”, “Insensatez”, “Eu sei que vou te amar”, “Chega de saudade”, “Canto de Ossanha”, “O que tinha de ser”, “Você e eu”, “A tonga da mironga do kabuletê”, “Berimbau y Samba de bênção”. De su estilo literario, se ha mencionado que involucra sus experiencias de vida, por lo cual su poesía está ligada a la “bossa-nova” y a la música popular brasileña. Por ese factor es que sus composiciones no entran en el mundo intelectual o de la alta cultura, en el que se insertan otros literatos. Es considerado como uno de los tres poetas más prominentes de lengua portuguesa, ya que su lírica no sólo describe el contexto cotidiano de su país, también involucra la belleza estética, que es visible en la armonía y la reflexión de sus escritos. Ejemplo de ello es su composición poética “Para viver um grande amor” Su amor y gran gusto por las mujeres, siempre fue uno de los temas preferidos en sus conversaciones. El mito que gira en torno a su personalidad dice que contrajo matrimonio en siete ocasiones y que procreó una decena de hijos. Su exitosa vida se interrumpió en su natal Río de Janeiro el 9 de julio de 1980, a la edad de 67 años.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
72
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.