Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Cuando la violencia llega a la escuela

10/07/2013 14:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando la violencia llega a la escuela SyM - Sofía Montoya

Los problemas de violencia en la escuela son reflejo de lo que ocurre en el hogar y el entorno social, por lo que su solución requiere la participación conjunta de padres de familia, profesores, alumnos, psicólogos y, si es necesario, autoridades.

La escuela no es una isla ajena al resto del mundo, sino una institución inmersa en una sociedad con la que sostiene una relación de intercambio: influye a la vez que es influida. Es por eso que al interior de los colegios se conjugan niños con distintas personalidades, hecho benéfico en tanto que se aprende de distintas realidades, pero que también puede originar problemas de comportamiento.

Nos referimos, por ejemplo, a las ocasiones en que conviven niños con carácter violento y otros que son tímidos; el resultado: los primeros aprovechan sus cualidades físicas para intimidar y agredir a los otros. Empero, este hecho tiene su origen en hogares violentos, por lo que deben considerarse problemas cuya raíz es ajena al colegio, pero que en el futuro serán perjudiciales si no se toman cartas en el asunto.

Hay que considerar primero que reprimir no es la solución, pues un niño agresivo reproduce lo que ha visto o ha sufrido en su hogar, y llega al colegio a descargar lo que está aprendiendo en la familia y en la calle. De este modo, reprender y castigar es contraproducente porque se genera más violencia y los infantes aumentan su rencor.

¿Qué pasa con los niños que son objeto de agresiones por parte de sus compañeros? Si las dificultades no se atienden, pueden volverse tímidos, desmotivados, tener pesadillas, orinarse en la cama (enuresis) o adquirir carácter agresivo como medio de defensa.

¿Qué se puede hacer?

Aquellos padres que reciban quejas porque su hijo es muy agresivo, deben, en primer lugar, ser receptivos ante esta información y luego permanecer al tanto del comportamiento del niño en la escuela, ya que en casa pueden ser tímidos, pero agresivos con sus compañeros.

Si se ha confirmado esta tendencia, se recomienda atención psicológica para los menores y, aunque pueda parecer molesto, para toda la familia, con la finalidad de confirmar el origen del conflicto. De ser así, se contará con la oportunidad de reestructurar el comportamiento de todos los integrantes del hogar y hacer cambios que les permitan sentirse amados, respetados y escuchados. Parte de este trabajo consistirá en propiciar momentos de juego, estudio, descanso y convivencia.

Por otra parte, los padres de niños tímidos deben enseñarles que responder con violencia no es lo más correcto, sino que es más prudente buscar soluciones pacíficas. Usar la fuerza no es tener la razón.

También deberán involucrarse más con su hijo tímido y su agresor, para lograr acercamientos más amistosos y hacerles ver que la fuerza es negativa; no debe crearse enemistad con la familia del niño que actúa de manera violenta, porque estaría dándose un ejemplo negativo. A este respecto, también es recomendable que ambas familias entren en contacto para hallar solución al problema.

La labor de los maestros

Los profesores deberán ser muy cuidadosos en lo que respecta a estos problemas, pues pueden ser los primeros en detectar casos de agresión o recibir las quejas de un niño agredido. Por ello, deben comprender que la escuela es un lugar que obliga a la convivencia de diferentes personalidades, y que los conflictos siempre estarán latentes. Aunque seguramente la experiencia de los profesores será amplia, podemos recomendarles:

  • No castigar, etiquetar, rechazar ni apartar a lo niños conflictivos, ya que estas actitudes, lejos de mejorar el comportamiento, alteran la situación. Es una forma de violencia psicológica.
  • Es recomendable conversar con el niño que ocasiona problemas y hacerse su amigo, para que encuentre mejor comunicación y confianza.
  • Siempre que detecte cambios de conducta en los alumnos, deberá notificar a los padres, procurando que esta situación sea en privado y no durante las juntas, frente a otros jefes de familia.

Aunque no está en manos de los maestros modificar actitudes que se originan fuera de la escuela, ni podrán convertir al colegio en un "territorio neutral", sí está dentro de sus posibilidades lograr acuerdos de todas las partes implicadas y mejorar los mecanismos reales de participación que fomenten la responsabilidad compartida

Mochila segura

Mención aparte merecen los procedimientos extremos que se aplican en algunas escuelas debido a las recientes oleadas de violencia, en que problemas sociales y de grupos organizados amenazan la seguridad de escolares, y que a mediados de este año 2001 generaron dos incidentes graves en la Ciudad de México: el suicidio de un chico de 14 años con un revólver en el salón de clases, y el ataque a tres estudiantes porque no quisieron comprar droga.

De acuerdo con especialistas en Psicología y Pedagogía, los operativos de revisión de mochilas en planteles de primaria y secundaria no son eficaces por sí solos para prevenir violencia y drogadicción, pues siguen metodologías obsoletas que no consideran a los niños y jóvenes como sujetos activos y los hacen sentirse anulados y excluidos.

En contraparte, según estudios de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), los estudiantes reconocen que estos procedimientos son necesarios, pero que sólo serán eficaces si se acuerda con los jóvenes cuáles serán los mecanismos para realizarlos; de no ser así podrían entenderse como acto de exclusión que aumente el deseo de transgredir las reglas.

En conclusión, podemos decir en términos generales que la mejor estrategia ante la violencia escolar es contar con disposición y, ante todo, escuchar y comprender a los pequeños, pues muchas veces los problemas son ignorados por los adultos, inmersos en rutina y trabajo.

SyM

Última actualización: 07-2013


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
74
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.