Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El virus Zika causado por la picadura de un mosquito, no es en sí peligroso excepto cuando se trata de mujeres embarazadas

25/01/2016 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Otro mosquito que se dertectó en Africa hace 6O años ha traido a Europa.el virus Zika. No parece peligroso, pero hay que seguir su curso.Diaspora lo identica por contactos con otros continentes..Zika está aquí para quedarse

 

En los últimos meses, el nombre de un virus desconocido hasta el momento comenzó a circular en América Latina: el zika, también conocido como ZIKAV o ZIKV. El zika ha llegado también a España y las autoridades sanitarias europeas aconsejan no viajar a los países afectados para evitar que este molesto virus se convierta en una gran pandemia global.

¿Qué es el virus zika? El virus del Zika es similar al dengue y el chikunguña y se transmite a través de la picadura de mosquitos tropicales, lo mismo que el dengue y la malaria.

La OMS explica en su página web que la fiebre causada por ese virus  es una propia de una enfermedad vírica que se caracteriza por fiebre moderada, erupción cutánea, cefaleas, artralgias, mialgias, astenia y conjuntivitis no purulenta, y aparece entre 3 y 12 días después de la picadura del mosquito portador. Una cuarta parte de los casos pueden ser asintomáticos, pero en los afectados la enfermedad  presentan síntomas leves que pueden durar entre 2 y 7 días. Sus manifestaciones clínicas son a menudo son similares a las del dengue.

Servicios sanitarios de El Salvador y de varios países centroamericanos han fumigado los rincones donde podrían reproducirse los mosquitos, lo cual es una buena medida. No se sabe nada de África.

El Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado a las mujeres embarazadas que no viajen a los países afectados por el brote del virus del Zika, en especial a América Latina, informan los medios.

"Las mujeres en estado y las que se hallen en riesgo de estarlo por hallarse en época fértil y planeen viajar a zonas donde hay transmisión frecuente del virus  que consulten con sus médicos, y consideren la idea de posponer su viaje a las áreas afectadas, especialmente aquellas en la que la transmisión es amplia o va en aumento", señaló el ECDC.

La conexión entre los términos zika, embarazo y microcefalia ha llevado a relacionarlos con otro tema más delicado: el aborto. La abogada que ha liderado las campañas de legalización del aborto en Colombia y otros países en que el  aborto no es libre. Mónica Roa, ha declarado en Bogotá que las mujeres embarazadas que contraigan zika tienen derecho a abortar. En caso tener familia hay que hacerle seguimiento al recién nacido para saber si hay riesgo de microcefalia, aproximadamente durante un año. Solo en ese momento se tendrá plena certeza de la ausencia de problemas de salud del niño

.

El mosquito que transmite el zika es el mismo que produce dengue y el chikunguña. Se trata de un mosquito que vive dentro de las viviendas, usa el agua limpia para reproducirse y está presente en toda América.

El agua sucia y emponzoñada no es el sitio en donde se reproducen los bichos.  Esa es una creencia muy extendida, pero equivocada. El mosquito de la malaria es el que utiliza el agua sucia. Por el contrario, el que transmite dengue, zika y chikunguña se reproduce en agua limpia.

Los insectos transmisores del zika solo podían vivir y reproducirse en climas cálidos y a bajas alturas pero han empezado a aparecer en climas de más de 25º y aunque la altura de la región esté por encima de los 2.200 metros.

Con el cambio climático, el hábitat del mosquito ha cambiado. Antes se hablaba de que su medio estaba en viviendas por debajo de los 1.800 metros. Ahora ésta ha subido a alturas que llegan a los 2.200 o más, como la malaria.

¿En qué se parecen o diferencian el dengue,   y cuál es más grave para quien los contrae?

El dengue es el más peligroso el zika y el chikunguña y tiene la mayor riesgo. El chikunguña produce los síntomas más incapacitantes, sobre todo, dolores articulares muy fuertes. Por su parte, el zika tiene síntomas más leves y es asintomático en una de cada cinco personas, pero puede acarrear consecuencias neurológicas muy graves, como las que traen la microcefalia y el Guillain-Barré, entre otras.

¿Por qué y con cuánta certeza médica se ha hablado recientemente de una posible  conexión entre el zika y el mal de Guillain-Barré, aunque las cifras todavía son inciertas, pero uno de cada mil infectados con zika puede desarrollar Guillain-Barré.

Aparentemente, los casos de Guillain-Barré relacionados con zika son más leves que los asociados a otras infecciones. Y la mayoría de los afectados se recuperan plenamente.

No hay tratamiento distinto al manejo sintomático: hidratación, reposo y acetaminofén. La preocupación de los médicos reside en las complicaciones neurológicas.

El zika entró por el sur (el caso de Chile e islas del Pacífico sur) y está subiendo hacia el Caribe. La afectación será similar en todos los países. Hay diferencias regionales de la información. En Venezuela, por ejemplo, hay silencio epidemiológico desde hace muchos meses. En Haití también. La información es vital

.

Zika llegó para quedarse. Después de la epidemia vendrá una situación endémica con un número menor de casos distribuidos de manera más o menos uniforme a lo largo del año. El año crítico es este 2016, bisiesto dice mucha gente.

Los hábitos de higiene son claves para evitar el zika y similares. No dejar agua acumulada, cepillar los tanques y albercas, tapar los recipientes, recoger los inservibles… Todo este tipo de actividades son esenciales para la prevención, como en en el caso de la malaria. La protección personal también es muy importante: todas las personas, entre ellas las embarazadas, por supuesto, deben usar algún repelente y ropa que cubra la mayor parte del cuerpo. El 70 % de la prevención depende de lo que hagan o dejen de hacer las personas, familias o comunidades.

Además de los contagios y el malestar pasajero, ¿habrá muertes por zika?. Sí puede haber muertes atribuibles al virus del zika, según los científicos.

El dengue tiene la mayor mortalidad y es el más peligroso que el zika y el chikunguña. El chikunguña produce los síntomas más incapacitantes, sobre todo, dolores articulares muy fuertes. Por su parte, el zika tiene síntomas más leves y es asintomático en una de cada cinco personas, pero tiene el pelgro que puede acarrear consecuencias neurológicas  graves, como las que traen la microcefalia y el Guillain-Barré, entre otras.

¿Por qué y con cuánta certeza médica se ha hablado recientemente de una posible  conexión entre el zika y el mal de Guillain-Barré, aunque las cifras todavía son inciertas, pero uno de cada mil infectados con zika podría desarrollar Guillain-Barré.

Aparentemente, los casos de Guillain-Barré relacionados con zika son más leves que los asociados a otras infecciones. Y la mayoría de los afectados se recuperan plenamente.

América Latina, en alerta

Los primeros casos masivos identificados como producidos por el virus del zika en América Latina se denunciaron en febrero de 2015, en Brasil, cuando la red sanitaria en seis estados, empezó a observar extrañas erupciones en la piel . En menos de un año, la Organización Panamericana de la Salud confirmó la detección del zika en 20 países más. El recuento crece y se establece en América del Norte y  está en algunos lugares de Europa. No hay información todavía. Casi 60 años después de Uganda hubo hallazgos de zika en la Polinesia, Océano Pacífico, en 2013. De 10 mil casos reportados, 70 fueron graves: los pacientes desarrollaron complicaciones neurológicas como las que hoy enfrentan los latinoamericanos.

Su llegada a EE.UU., a Europa y está llegando a España

La enfermedad acaba de llegar también a Miami, EE.UU. Y a Puerto Rico, 'exportada' desde Venezuela y Colombia. En el Norte Se han detectado tres casos, uno de ellos  en el condado de Hillsborough.

El virus también ha llegado a Europa, específicamente a territorio de Cataluña, donde se han confirmado dos casos en personas de origen latinoamericano. Se trata de dos mujeres de entre 30 y 45 años y que no estaban embarazadas. En los primeros hubo gran alarma por lo del Ébola.

Es aconsejable tomar precaciones y no sonar demasiadas alarmas, para no asustar a nadie

Las sudamericanas que viven en Cataluña diagnosticadas del virus Zika y están hospitalizadas, según se ha confirmado fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat, el cual acaba de asegurar que el brote, leve, no suponen ningún riesgo de salud global de la población.

Ambas se contagiaron en un viaje a América Latina donde vivieron en zonas donde el virus es endémico. En América Latina, el virus se extiende mientras el miedo a la enfermedad aumenta. Diáspora ha recogido algunas claves para entender de qué se trata.

En febrero de 2015, las autoridades brasileñas comenzaron a investigar un brote  en la piel bastante generalizado. Según la Organización Panamericana de la Salud, los 20 países ya han avisado la detección del zika en su territorio: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, la Guayana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, la isla de San Martín, Isla de Pascua, Surinam y Venezuela.

El mosquito portador se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos animales invertebrados tales como zancudos y garrapatas  que lo transmiten al ser humano. El mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que se le conocía por el del dengue. La fiebre es uno de los síntomas de la enfermedad, pero no suele ser muy alta.

El zika además de similar al dengue, la fiebre amarilla, se parece al virus del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. La familia se agranda.

El virus se identificó en 1947 por primera vez en Uganda, específicamente en los bosques de Zika. Se descubrió en un mono Rhesus cuando se realizaba un estudio acerca de la transmisión de la fiebre amarilla en la selva. Costó mucho identificarlo. Y, al principio se pensó que se trataba de fiebre amarilla. Análisis genéticos demostraron que existen dos grandes linajes en el virus: el africano y el asiático.

Análisis serológicos confirmaron la infección en seres humanos en Uganda y Tanzania en 1952, pero fue en 1968 que se logró aislar el virus en muestras procedentes de personas en Nigeria.

En 2007 se registró la infección en la isla de Yap, que forma parte de Micronesia, en el Océano Pacífico. Fue la primera vez que se detectó el virus fuera de su área geográfica original: África y Asia.

A finales de octubre de 2013, se inició un fuerte brote en la Polinesia Francesa, que se extendió por el Pacífico, donde se identificaron unos 10.000 casos. De ese total, aproximadamente 70 fueron graves. Los pacientes desarrollaron complicaciones neurológicas, como meningoencefalitis, y autoinmunes, como leucopenia (disminución del nivel normal de leucocitos en la sangre).

En febrero de 2014 las autoridades chilenas confirmaron un caso de transmisión autóctona en la Isla de Pascua. El mismo coincidió con un brote en Nueva Caledonia y las Islas Cook. Nuevamente en el Océano Pacífico. El origen al parecer se localizó en La Polinesia Francesa. Tras la picadura la incubación suele oscilar entre 3 y 12 días. Después de este período, aparecen los síntomas. Sin embargo, la infección también puede presentarse de forma asintomática. Decididamente el virus viaja de Sur a Norte.

Una de las medidas de protección es el uso de repelentes contra los zancudos y los mosquiteros. Según un estudio publicado en la revista médica The New England, una de cuatro personas desarrolla síntomas en zonas afectadas.

Se han denunciado algunas muertes causadas directamente por la enfermedad. Pero no hay información sólida para acusar al zika de asesino en serie. La mayoría de las personas se recupera y la tasa de hospitalización es baja. Generalmente, duran entre cuatro y siete días y sus síntomas se suelen confundir con los del dengue.

En los casos en los que las señales que revelan la enfermedad son moderados, la persona puede tener fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies y espalda, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo. Con menos frecuencia se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y pérdida de apetito.

Aunque se transmite por picadura del mismo mosquito Aedes aegypti,   también hay casos de transmisión sexual (pues permanece en el esperma), perinatal (de la madre al feto) y sanguínea. No se transmite por la lactancia materna, pese a que la leyenda urbana dice que sí.  Eso es de gran importancia para el tercer mundo.

Esta enfermedad procedente hace 60 años de África no comenzó a ser conocida hasta 2007 entre la comunidad científica después de un gran brote en la isla de Yap y en otras cercanas al norte de Australia. En este año se registraron en la zona unos 8.187 casos.

El virus causa una enfermedad molesta, similar a la gripe, en los humanos, aparte de las embarazadas.

En noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por zika. La evidencia surgió tras un estudio que detectó la presencia del virus en muestras de sangre recogidas de un bebé que nació con microcefalia en Ceará y acabó muriendo.

De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil, probablemente el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre del embarazo. En cualquier caso, todavía no se sabe cómo actúa el virus en el organismo humano, ni qué mecanismos llevan a la microcefalia. Los bebés que padecen la microcefalia presentan cerebros pequeños y cabezas deformadas que les provocan defectos neurológicos, convulsiones e incluso un desarrollo intelectual deteriorado.

El país más afectado por el virus zika es Brasil, que ha identificado casi de 3.900 casos de microcefalia y 49 muertes de bebés con malformaciones congénitas, de las cuales en 5 se ha podido comprobar la relación con el virus. Otro bebé brasileño que tiene malformaciones pero  no ha muerto también ha dado positivo al virus.

La viróloga Ana Bispo, de Brasil, ha dedicado su laboratorio en Río de Janeiro a estudiar el zika desde el 2014, cuando empezaron a detectarse casos en su país. Bispo se ha convertido en una autoridad consultada internacionalmente debido a la falta de conocimientos sobre esta enfermedad que tiene en vilo a medio mundo, y al otro medio advirtiendo a sus habitantes que eviten viajar a las regiones en donde se reproduce el mosquito que la transmite a los seres humanos. También fue la primera científica en identificar la presencia del virus en el líquido amniótico de las embarazadas. El paso siguiente fue hacerles seguimiento a las madres afectadas y así ligó casi 4.000 sospechas en bebés con aparente daño cerebral y cabezas de tamaño menor al normal. Y llamó la atención de los expertos cuando, precisamente, se encontraron coincidencias entre el virus, la microcefalia y, más recientemente, la enfermedad de Guillain-Barré, que produce parálisis. Hoy existe una red que compromete a más de 40 laboratorios y decenas de especialistas en diferentes ciencias, desde genética hasta neurología, creada exclusivamente para investigar el microorganismo.

De hecho, esta misma semana  científicos brasileños confirmaron que esta rara enfermedad puede transmitirse de madre a hijo a través de la placenta. Por lo que algunos gobiernos latinoamericanos instaron a las mujeres en edad fértil a evitar quedar embarazadas por el riesgo de que el bebé pueda contraer microcefalia.

En Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades recomienda que las mujeres embarazadas no viajen a 14 países de América Latina, entre ellos, Brasil, Puerto Rico y Colombia.

De momento no hay vacuna o medicamento específico contra el virus. Hasta ahora, el tratamiento consiste en aliviar el dolor, la fiebre u otras molestias con paracetamol, dipirona o acetmenafen. Se recomiendan mirar la deshidratación, tomando líquidos abundantes, agua, jugos de frutas y evitar el calor y la sudoración excesiva.

La BBC informa de que básicamente se recomienda protegerse del mosquito usando mosquiteros, impregnándose con insecticida, instalando mallas antimosquitos y utilizar ropa que cubra las extremidades para que haya menos posibilidades de sufrir una picadura.

El zika pudo haber provocado un pánico similar al del ébola, que tuvo en vilo a todo el mundo entre 2014 y 2015, pero desde el primer momento los medios de difusión radio y TV fueron prudentes. Pero no se les debe comparar para no crear alarma entre gente aprensiva e ignorante

.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1770 noticias)
Visitas:
12943
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.