Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lord Of The Val. escriba una noticia?

Votar o no votar, esa es la cuestion

14/06/2009 21:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Yo decido quien administra mi empresa. Si el administrador no es bueno lo despido y contrato a otro. Somos los propietarios de esta gran inversión, este terreno que es nuestra herencia territorial de los mexicanos, decidamos quien es el mejor para administrarla

Votar o no votar, esa es la cuestión.

Mis hermanos y yo heredamos un enorme terreno. “La tierra es lo más valioso que existe”, decía ya mi abuelo, y mi madre, y mi padre y sus hermanos y la mayoría de la gente que conozco saben lo importante que es invertir en un terreno, en un lugar que es tuyo, tu seguridad, tu sustento, tu casa, tu suelo para aseverar: “Tengo donde caer muerto con honra y gloria”.

En ese suelo de varios metros cuadrados planeamos mil sueños, realizamos empresas que eran parte de esos sueños. Uno quería cultivar hortalizas, tener su invernadero, otro quería un hotel, otro una escuela, en fin teníamos muchas ideas para sacar fruto de la inversión heredada. Como éramos muchos, y con ideas diversas, decidimos contratar a un “administrador” que con su pericia y experiencia nos apoyará en las empresas que deseábamos llevar a cabo.

Salimos adelante, el administrador ayudó con la organización, nos aconsejó sobre leyes y reglamentos, obtuvimos algunas ganancias. Pero al cabo del tiempo, nuestro “adminstrador” falló, quería pasarse de listo. Contratamos a otro. Este en un principio con ideas nuevas y técnicas al día nos dio un nuevo “empuje”, las empresas crecieron, hubo novedades, nuevamente ganancias, y en todo ello siempre hay acuerdos, desacuerdos, discusiones, pleitos, encontrones y reencuentros también. Es parte de la organización, parte de la hermandad, parte de las relaciones que como hermanos, como seres humanos con errores y virtudes tenemos que sobrellevar.

A lo largo del tiempo hemos tenido todo tipo de “administradores”, buenos, malos, regulares, rateros, entregados, héroes, abusones, abusados, acertados unos, errados otros. Hay una variedad grande de administradores, como de personas y personalidades. La tierra, sigue aquí, es rica, prodigiosamente productiva, ES NUESTRA! Nuestra empresa, nuestra propiedad, nuestra seguridad, nuestra riqueza, nuestro porvenir, nuestra herencia y lo que vamos a dejar de legado a nuestros hijos.

Entonces, te pregunto ¿No te importa que clase de administrador vas a poner al frente de este suelo? A mi si.

Por Ello leo los periódicos, revistas, escucho noticieros, estoy al tanto de los “candidatos” para administrar mi riqueza. Ninguno es perfecto. Todos adolecen de muchos defectos. Pero no pierdo de vista que soy yo quien los va a poner a prueba, que soy yo quien decide si se van o se quedan, y por cuanto tiempo lo harán. No me importa tanto “la empresa administrativa a la que pertenece”, aunque si indago sus bases, me entero de su historial como organización al servicio de la administración. También me intereso en el individuo directamente. Porque algunos individuos tienen mejor curriculum que otros. Algunos individuos se han dado a conocer por sus buenas obras. Otros son auténticos desconocidos… ¿se les puede dar oportunidad? Si, ¿porque no?, sólo tantéalo, estúdialo, guíate por tu instinto, por lo que muestra y demuestra en la contienda para obtener el puesto. Y actualmente hay muchas mujeres preparadas, las mujeres son buenas administradoras de su hogar, pueden serlo también de una empresa, y de un país, ciertamente que si. Hasta nos sorprenden con su entrega, su capacidad y su creatividad.

Entonces, hermano, amigo, ciudadano, socio de esta grandiosa empresa, ni te lo preguntes, es tu derecho y tu obligación también de ir a VOTAR

Si, te estoy hablando de las elecciones en puerta. Te estoy hablando de los varios “partidos políticos” que pretenden administrar el país, de los individuos que con su voto como diputados, senadores o gobernadores van a decidir el rumbo productivo de nuestra empresa, nuestra Patria, nuestro suelo, México.

Nuestra tierra está llena de riquezas, y son nuestra propiedad. Nuestros bienes terrenales, nuestra inversión, nuestro futuro está delimitado en esta zona geográfica tan “especial” que inmediatamente la reconoces en el globo terrestre.

Nosotros, los mexicanos adultos, maduros, prósperos y deseosos de progreso estamos estudiando cuidadosamente a nuestros candidatos. Estamos dispuestos a “exigirles” que hagan un buen trabajo y si no que se marchen, que dejen el puesto a otro, a otros mejor preparados que ellos. La única manera de “contratarlos”, o “despedirlos” es mediante el voto.

Entonces, hermano, amigo, ciudadano, socio de esta grandiosa empresa, ni te lo preguntes, es tu derecho y tu obligación también de ir a VOTAR.

“El pueblo tiene el gobierno que se merece” V. I. Lenin.

Tijuana, Baja California, a 14 de junio de 2009. Emma. Lord of the Val.


Sobre esta noticia

Autor:
Lord Of The Val. (5 noticias)
Visitas:
1038
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.