Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Vuelven los priistas a Palacio Nacional

02/04/2012 15:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchos priistas volvieron a Palacio Nacional, así fuera congregados por un hecho aciago, pero estuvieron de nuevo en los patios de la añeja construcción considerado símbolo del poder en México. A las 18:18 horas arribó a Palacio Nacional la carroza fúnebre con los restos mortales de Miguel de la Madrid Hurtado, quien gobernó México entre 1982 y 1988, años que han sido considerados como “complicados” para el país. Desde que la camioneta Cadillac adaptada por una agencia funeraria dio vuelta por la avenida 20 de Noviembre, comenzó el rápido movimiento de ayudantes, elementos del Estado Mayor Presidencial y militares. Una valla de cadetes del Heroico Colegio Militar con uniforme de gala y luto recibió con honores militares al vehículo, mientras éste se introducía al Palacio Nacional. En el Patio de Honores, al que se accede a través de un gran túnel, se congregaba ya una multitud formada básicamente por personalidades del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Estaban ahí los ex gobernadores Ignacio Pichardo, Ramón Aguirre, Mariano Palacios Alcocer y Humberto Lugo Gil, quienes llegaron juntos, así como Genaro Borrego, quien también fue dirigente nacional del instituto tricolor. En la primera fila se dispuso un espacio para su viuda, Paloma Cordero, así como para Enrique, Gerardo, Federico, Miguel y Margarita De la Madrid Cordero, los hijos del ex Ejecutivo federal. En la misma primera fila también estuvo el ex mandatario Carlos Salinas de Gortari y los actuales gobernadores de los estados de México, Eruviel Ávila Villegas; de Chihuahua, César Duarte Jáquez, y de Tlaxcala, Mariano González Zarur, todos priistas. De igual forma estaba dispuesto ahí el espacio para el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, y su esposa Margarita Zavala Gómez del Campo. Ellos estuvieron acompañados por Guadalupe Acosta Naranjo, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia en representación del Poder Judicial, así como el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita. Todos tenían que pasar por ahí. El gabinete del actual jefe del Estado mexicano desfiló frente a esa primera fila sembrada de priistas, encabezados sin duda alguna por Salinas de Gortari. Así pasó Jordy Herrera Flores, secretario de Energía, quien dudó si debía o no saludar, lo que finalmente hizo. Le siguió José Antonio Meade Kuribreña, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien se sintió entre amigos y saludó con efusividad. En cambio pasaron de largo los secretarios de Educación, José Ángel Córdova Villalobos, y de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira Quesada. Fingieron no ver, pero el general Guillermo Galván Galván, secretario de la Defensa Nacional, sí los vio y los saludó en medio de grandes abrazos. A las 18:42 horas en punto la voz del maestro de ceremonias anunció: “En este momento entra al Patio de Honor el féretro con los restos del ex presidente de la República, don Miguel de la Madrid Hurtado”. El ataúd de madera con la bandera de México cruzada sobre la tapa era conducido por cadetes del Heroico Colegio Militar. Una gran ovación se extendió a su paso hasta que fue acomodado en su sitio. Frente al féretro una mujer colocó una gran imagen del ex presidente De la Madrid, la que fuera la fotografía oficial del gobernante durante su sexenio. Sólo dos discursos hubo: el de Enrique de la Madrid Cordero, hijo del ex mandatario, quien destacó que en ese mismo lugar, el 25 de septiembre de 1981, los tres sectores de su partido respaldaron a su padre para la candidatura presidencial. Le siguió el del presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien lo elogió como el gran constructor del México moderno que debió enfrentar en su sexenio graves dificultades. Posteriormente se montó una guardia de honor con el presidente Calderón, los representantes de los Poderes de la Unión y al otro lado, los cinco hijos del ex mandatario. Con una ovación de un minuto 42 segundos se dio por concluida la ceremonia, que duró menos de una hora. Los restos del ex presidente serán cremados la noche de este martes y el miércoles serán depositados en una urna dentro de la iglesia de Santo Tomás Moro, en Coyoacán, en una ceremonia estrictamente familiar.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
115
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.