Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Xantelasma, manchas en la piel que advierten un infarto

19/03/2013 13:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Depósitos de colesterol en los párpados

La mayoría de personas con altos niveles de colesterol LDL ("malo" o "dañino") no presentan ningún síntoma o alteración que permita sospechar esta condición, salvo en algunos casos en que surgen señales visibles, esto es, manchas o abultamientos cerca de los párpados (próximos al lagrimal), los cuales son diminutos tumores benignos que la gente suele denominar como "estrés de colesterol", y cuyas características incluyen:

  • Tener tamaño de una cabeza de alfiler.
  • Aparecer en grupo.
  • Presentarse en ambos ojos (lesión bilateral).
  • Por lo general, la piel que los rodea es amarillenta.

Estos depósitos de grasa también son conocidos como xantelasmas, no obstante, cuando aparecen sobre codos, rodillas, tendones y alrededor de la córnea del ojo se denominan xantomas.

Xantelasma, más que problema estético

Cuando estas manchas amarillas se forman cerca de los ojos inevitablemente llaman la atención, por lo que se convierten en "defecto" estético que el paciente desea ocultar. Sin embargo, el problema suele ir más allá de la superficie cutánea, y a menudo afecta incluso su corazón.

Recordemos que el colesterol es sustancia grasa producida por el hígado e incluida en alimentos con alto contenido de grasa saturada (carne, huevos, ciertos mariscos y productos lácteos enteros, por ejemplo), el cual resulta indispensable para el buen funcionamiento de las células siempre que se mantenga en niveles adecuados.

En otras palabras, el riesgo de presentar arteriosclerosis y enfermedades de las arterias coronarias o carótidas y, por consiguiente, de sufrir infarto, aumenta con la concentración total de colesterol.

Los xantelasmas afectan a personas que han enfrentado afecciones relacionadas con elevados niveles de colesterol, aunque también pueden identificarse en jóvenes que heredaron el problema (hipercolesterolemia familiar) de sus padres. Sin embargo, pueden aparecer en individuos con niveles de grasas normales, en este caso el médico deberá indagar otras causas.

Tratamientos para el xantelasma

El paso inicial es corregir el trastorno derivado del colesterol alto (por ejemplo arteriosclerosis), en caso de existir. A continuación, el médico puede sugerir al paciente distintas opciones para eliminar xantelasmas, entre las más efectivas y utilizadas se encuentran:

  • Cirugía. Se emplea especialmente cuando el xantelasma se encuentra en el párpado superior, ya que es más fácil que las cicatrices puedan quedar ocultas (además, el habitual exceso de piel en la zona reduce la posibilidad de complicaciones). En el inferior, por el contrario, el tejido ofrece menor distensión, lo que dificulta el procedimiento (la cicatriz resultaría más visible).

    Es importante mencionar que dependiendo del grado de extensión del abultamiento, no siempre es posible eliminarlo totalmente en una primera cirugía. Asimismo, la forma que adquiere el xantelasma condiciona el tipo de procedimiento, por lo que hay casos en que se requiere el uso de injertos de piel.

  • Peeling (con ácido tricloroacético). Se trata de técnica muy útil y efectiva, aunque la principal desventaja de este tipo de exfoliación es que puede dejar cicatrices oscuras (hiperpigmentadas).
  • Láser (CO2). Representa práctica alternativa dependiendo de las características del paciente, sin embargo, también tiene el inconveniente de oscurecer la piel.

Medidas adicionales para tratar xantelasmas

El tratamiento médico puede complementarse con medidas que ayuden al organismo a controlar y prevenir el colesterol alto, como:

  • Evitar alimentos con elevado contenido de grasas saturadas (yema de huevo, leche entera, mantequilla, queso y carnes grasas).
  • Consumir grasas saludables (no saturadas) con moderación, por ejemplo: nueces, almendras o semillas de girasol.
  • Incluir en la dieta cereales integrales (arroz y avena con cáscara, por ejemplo).
  • Comer más vegetales y frutas, ya que la fibra vegetal ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Ingerir más pescado. Atún y bacalao, por ejemplo, tienen menor contenido de grasas saturadas que otros alimentos, por lo que deben formar parte de la dieta habitual en toda la familia, en tanto salmón y sardinas, ricos en ácidos grasos Omega-3, ayudan a mantener el corazón sano.
  • Hacer actividad física regularmente, pues permite reducir los niveles de colesterol. Sin embargo, para que resulte agradable y se practique de manera habitual, es importante elegir la rutina de ejercicios más adecuada para cada persona.
  • Abandonar el hábito del cigarro, ya que es una de las medidas más efectivas para reducir las grasas nocivas en el organismo.
  • Controlar el estrés, para favorecer que el organismo mantenga el nivel adecuado de colesterol en la sangre.
  • Realizarse análisis a fin de conocer los valores de colesterol (y triglicéridos), al menos, una vez al año.

Ante la aparición de cualquier abultamiento de grasa en la piel, lo mejor para mantener la salud y evitar un posible infarto es consultar al médico, a fin de conocer la causa y tener diagnóstico y tratamiento adecuados.

Dolores Reyna - SyM


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Fuente:
saludymedicinas.com.mx
Visitas:
205
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.