Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

¡Y la libró el Flaco!

23/03/2011 05:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace unas semanas mi hermana me dio una fatídica noticia: Blake Edwards murió en diciembre de 2010. Por asuntos laborales, no me enteré de su deceso y ella esperó el momento oportuno para informarme. No lo puedo negar, me dolió. Y mucho. Para un servidor, Edwards fue el artífice de vivir una infancia cargada de humor y adiestramiento cinematográfico gracias a su Pantera Rosa, Desayuno en Tiffany´s, La Fiesta Inolvidable y Días de vino y rosas.

A los pocos días de sentirme herido en mi nostalgia, otra fatal noticia: fallecía Rita Guerrero. También me caló y hondo. Rita fue la primera persona que entrevisté en el ámbito profesional y aún recuerdo cómo me extendió los brazos al sentirme nervioso. Me ofreció un chicle para tranquilizarme y me dijo: "pero sonríe, estás muy tenso. Cuando creas estar relajado, comenzamos". Hice la entrevista y ahí Rita manifestó que podríamos partir de una simple sonrisa para lograr la paz. Hoy te sonrío, gracias Rita.

En esas andaba con mi peculiar duelo cuando nos enteramos de que Menotti se nos puso grave. Para aquellos que amamos el fútbol, el buen fútbol, el Flaco representa un emblema, un guía. Espíritu andante del lirismo con forma de balón, Menotti simboliza una fuente de sabiduría gratuita para quienes a menudo nos cuestionamos dónde ha quedado la verdadera esencia del deporte más hermoso del mundo.

Pedí a mi madre, devota creyente, que incluyera en sus oraciones a Menotti. Sentí un instante de orfandad: un chamaco dejado al viento con la creencia de que el fútbol puede jugarse bien y partiendo de ello se puede ganar; temor a ser uno de los pocos locos que conservan la idea del toque, la gambeta, el drible, el regate, juego colectivo, irreverencia, libertad creativa y de talento. Menotti no debe, no tiene que morir.

¡Y la libró el Flaco! En primera creí que se mantuvo vivo para continuar proclamando y defendiendo el buen fútbol. Sin embargo, Bilardo me hizo cambiar de parecer. Acérrimo enemigo de Menotti en ideología y estilo, férreo servidor de la táctica y el resultado, Bilardo ha manifestado estar preocupado por la salud de su odiado rival. Sin dejar de lado el sentimiento apático que los liga, el Narigón dejó en claro que no acudirá personalmente a manifestar su gesto con el Flaco, pero a cambio pide a sus amigos le informen cómo evoluciona. Menotti vive para darle lata a Bilardo, no quiere dejarle todo el pastel de las verdades futbolísticas.

Después de no dejarnos desamparados ni huérfanos, Menotti puede reposar tranquilo: todavía habemos algunos indiscretos (locos, románticos, antiguos) que gustamos de apreciar el fútbol que ha enaltecido. Mientras tanto, sigo rindiéndole tributo silencioso a Edwards y Rita.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
142
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.