Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero escriba una noticia?

Zarpa Xiximi-2 con la misión de estudiar aguas profundas del Golfo de México

04/07/2011 23:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Zarpa Xiximi-2 con la misión de estudiar aguas profundas del Golfo de México por Cicese Última modificación Jul 04, 2011 08:44 PM — archivado en: ,

A bordo del B/O Justo Sierra, una tripulación de 21 científicos mexicanos zarparon hacia el Golfo de México en la segunda misión de expertos que estudiarán la probable presencia de hidrocarburos en aguas profundas mexicanas provenientes del derrame petrolero de la plataforma DeepWater Horizon ocurrida entre abril y julio de 2010.

Zarpa Xiximi-2 con la misión de estudiar aguas profundas del Golfo de México

Científicos inician nueva misión para estudiar aguas profundas en el Golfo de México para estudiar la presencia de contaminación petrolera. Foto vía Cicese

MÉXICO.- Siete meses después de haber realizado el crucero oceanográfico Xiximi-1, comenzando así el primer programa de investigación que busca entender: 1) cómo funcionan los ciclos biogeoquímicos de los nutrientes, del carbono, del oxígeno (entre otros) a más de 1, 500 metros de profundidad en una vasta región del Golfo de México; 2 ) cómo se propagan a la red trófica y a las pesquerías, y 3) detectar la probable presencia de hidrocarburos en aguas profundas mexicanas provenientes del derrame de la plataforma DeepWater Horizon ocurrida entre abril y julio de 2010, el pasado sábado 2 de julio zarpó de Tuxpan, Veracruz, el segundo de estos cruceros, el Xiximi 2, a bordo del B/O Justo Sierra.

El jefe del crucero, el Dr. Juan Carlos Herguera García, investigador del Departamento de Ecología Marina del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), identificó tres grandes retos para el programa: entender los datos que empiezan a salir de los laboratorios encargados de procesar las muestras del primer crucero y unificarlos para poder ofrecer una imagen más completa, rigurosa y con un sentido global de lo que es la realidad; obtener una fuente de financiamiento para poder realizar más cruceros y para continuar procesando las muestras, y lograr que el programa crezca y se incorporen en él más instituciones de educación superior mexicanas, sobre todo las asentadas en el litoral del Golfo de México.

Respecto a las características del crucero Xiximi-2 (en náhuatl, xiximi significa "derrame"), la Dra. Sharon Herzka Llona, investigadora del Departamento de Oceanografía Biológica del Cicese y responsable de entender qué tipo de ecología sostiene el Golfo de México y cómo interacciona con los ciclos biogeoquímicos, explicó que tendrá una duración de 17 días -del 2 al 18 de julio-, con un derrotero –plan de crucero- muy similar al del Xiximi-1, pues esto permite comparar a través del tiempo (entre otoño y verano) lo que está pasando en la parte superior de la columna de agua, que es muy estacional.

Los 21 tripulantes científicos que irán a bordo del buque oceanográfico de la UNAM son prácticamente los mismos que completaron el Xiximi-1 entre el 4 y el 23 de noviembre de 2010. En aquella ocasión realizaron muestreos en 46 estaciones, cubriendo un amplio derrotero por la parte central y profunda del Golfo de México.

Esta vez serán 40 estaciones, aunque en dos de ellas se programó repetir la toma de muestras porque el grupo de microbiología quiere tener una réplica de la colecta que se hará a lo largo de toda la columna de agua.

De los 21 tripulantes científicos confirmados, 15 son del Cicese, cuatro del Instituto de Investigaciones Oceanológicas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y dos del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

Más sobre

Respecto al financiamiento, Sharon Herzka dijo que esta vez proviene del Fondo Institucional (FOINS) del CANACYT, el cual, además de cubrir el tiempo del barco, se utilizará para rentar un spray glider (un sofisticado equipo oceanográfico de muestreo que navega de manera autónoma realizando transectos y enviando datos vía satélite cada vez que cumple un ciclo, en el que sube y baja hasta profundidades de mil metros) y para cubrir el costo de la segunda parte del análisis de muestras del primer crucero.

Cabe recordar que el Xiximi-1 y el costo del análisis de la primera parte de las muestras que ahí se obtuvieron, fue financiado por el INE gracias a un convenio con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Sin embargo, no se tiene definido todavía con qué recursos se cubrirán los análisis de esta campaña. El INE ha pedido una propuesta de gastos para tal efecto, pero como explican tanto Sharon Herzka como Juan Carlos Herguera, se requiere una fuente de financiamiento permanente pues se pretende establecer una línea base de cuáles son las condiciones en la parte central del golfo, donde la profundidad alcanza más de 3 mil metros.

"Estamos todavía en un punto muy temprano como para ofrecer conclusiones de lo que estamos viendo, y nos falta todavía trabajo. El problema es cómo conjuntamos, cómo hacemos los enlaces con los demás para poder ofrecer una imagen mucho más completa y mucho más rigurosa de lo que es la realidad... nuestro gran desafío científico es unificar eso en algo que tenga un sentido global, que todos los datos estén engarzados entre sí, y tengan sentido", indicó el Dr. Herguera García.

La Dra. Sharon Herzka recordó que el esquema original para entender la naturaleza del Golfo de México y determinar cómo se afectaron las aguas nacionales con el derrame frente a Louisiana en abril de 2010, era que la UNAM se hiciera cargo de los estudios costeros entre la frontera con Estados Unidos y la costa de Tabasco, el CINVESTAV en la plataforma de Yucatán, y el Cicese en aguas profundas.

Otro aspecto que destaca en este programa de investigación es la utilización de un planeador submarino autónomo, el spray glider. Este pequeño vehículo eléctrico cuenta con sensores que permiten tomar datos de manera continua y por largos periodos de tiempo desde la superficie hasta una profundidad de mil metros, y de transmitirlos vía satélite cada vez que emerge.


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero (370 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
302
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.